El amor, la vida y la poesía son una misma cosa: Dolores Castro

Zacatecas, Zac.- Con la poesía como modus vivendi, y proveniente de una tradición familiar donde la palabra la formó no sólo como poeta sino como un ser humano, Dolores Castro recibió un homenaje a través del libro Dolores Castro, 90 años. Palabra y tiempo (celebraciones críticas).

Coordinada por Carlos Pineda a través del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) “Ramón López Velarde”, la edición compendia una serie de ensayos críticos en torno a la obra de la poeta nacida en Aguascalientes y acogida en la capital zacatecana.

La presentación del título editorial corrió a cargo de Rubén Mendienta, Ana Corvera, Yamillet Fajardo y Javier Peñaloza quienes hablaron de la obra y vida de la poeta que en 2013 recibió el Premio Iberoamericano de Poesía “Ramón López Velarde”.

Gustavo Salinas Iñiguez, director general del IZC, reconoció a Dolores Castro, “Lolita”, y dijo que “la poeta es un árbol frondoso que ha florecido sin medida, dejando frutos no sólo literarios sino de manera entrañable en Zacatecas”.

Asimismo, el directivo agregó que la obra de la poeta ha hermanado no sólo a ciudades sino a personas que temporalmente han sido evocadas a través de su palabra y cada uno de sus poemas que ahora son un legado viviente.

“La lectura fortalece a través de las tragedias”, Ana Corvera parafraseó a Dolores Castro con quien dijo tener una amistad de ocho años, nutrida por el intercambio e interacción literaria, y enfatizó que “ella, Dolores, es el asombro y un referente ineludible para descubrir el mundo”.

Yamillet Fajardo, que hace unos meses recibió el Premio de Poesía “Ramón López Velarde” otorgado por la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), compartió con la poeta y los asistentes que “este libro es la búsqueda de 90 años donde el tiempo es un no tiempo”.

Por su parte, Javier Peñaloza, escritor y nieto de Dolores Castro, mencionó conmovido que en su infancia uno de sus superhéroes predilectos era la escritora: “un poeta es alguien como mi abuelita: la que ama las palabras porque están vivas y están vivas por que el poeta las ama”.

Considerándola como una mujer de su época, “de un 19 de abril de 2014 que bien pueden seguirla a través de Facebook”, Javier Peñaloza también habló de las enseñanzas personales que ha recibido de Castro.

“Está la poesía que existe, la que se hace y la que se es; ésa es la que vale”, refirió el nieto de la poeta que a sus 91 habla y recuerda con lucidez su residencia en Zacatecas a través de hechos históricos que marcaron parte de su obra.

Acompañada de su familia y lectores de sus obras, Dolores Castro recibió de manos de Salinas Iñiguez un reconocimiento que le hizo el Gobernador del Estado, Miguel Alonso Reyes, así como El Minero de Plata, galardón conmemorativo del FCZ.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top