Democratizar el acceso a la información científica

cyd-280414-portada-g

México, D.F.-Ana María Cetto, investigadora del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comentó en entrevista que las reformas y adiciones a la Ley General de Educación, la Ley de Ciencia y Tecnología y la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Tecnología, aprobadas en el pleno del Senado el pasado 13 de marzo, llegaron en un momento oportuno para el país.

En las modificaciones de la Ley de Ciencia y Tecnología se estableció como principio la integración de políticas públicas en materia de ciencia y tecnología, la difusión y transmisión de los contenidos científicos, académicos y de investigación mediante el uso de plataformas de acceso abierto. En éste, se plantea como Acceso Abierto a las plataformas digitales sin requerimientos de suscripción, registros o pagos y comorepositorio a la plataforma digital centralizada que almacena y preserva la información científica producto de investigaciones e innovación académica.

En 1996, se puso en marcha el primer sistema de información de Acceso Abierto basado en revistas científicas de México e Iberoamérica bajo el nombre de Latindex con el objetivo de difundir y hacer accesible la información científica de calidad. Gracias a este sistema, y a otros que le siguieron como la Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal (RedALyC) y la Scientific Electronic Library Online (SciELO), la senadora Ana Lilia Herrera trabajó en la creación de la iniciativa para impulsar las reformas recientemente aprobadas las cuales contaron con la participación de Cetto Kramis, quien es integrante de la Academia Mexicana de Ciencias.

La también directora del Museo de la Luz declaró que estas reformas pueden tener gran trascendencia en la práctica por lo cual es importante acompañar al Consejo Nacional de Tecnología (Conacyt) y a todas las instituciones en este proceso de introducción e implementación de la normatividad, de construcción de repositorios, y de información y apoyo a la comunidad académica, incluidos los editores, los autores y otros usuarios.

“Se trata de democratizar el acceso a la información a todos los que puedan hacer uso de ella para que la tengan a la mano y para que se le emplee, porque uno de los problemas principales en nuestro país es que se usa poco la información científica. Creo hemos avanzado mucho en ampliar el acceso y con esta ley se va a lograr mucho. Hay que incentivar el buen uso de la información porque eso es lo que nos permite aprovechar todo el esfuerzo que se está realizando en nuestro país para que se pueda crear nuevo conocimiento y desarrollar la innovación tecnológica, pero si toda esa información se pone en la red y la gente no la usa, no tiene sentido”, dijo.

En las modificaciones de la Ley General de Educación y la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología se establece la promoción del Acceso Abierto a investigaciones científicas, tecnológicas y de innovación; y la facultad del Conacyt para promover y fortalecer los repositorios, respectivamente.

La investigadora también explicó que desde la creación de Latindex y otros sistemas, se ha avanzado y hay un mayor reconocimiento de las instituciones por la necesidad del acceso, aunque aún hace falta que la comunidad científica valore más las propias revistas nacionales y no se deje llevar solo por la información que se publica en el extranjero.

Comentó que, si bien aún hay resistencia, las generaciones más jóvenes tienen una mayor apertura y una nueva actitud para aceptar estos contenidos a través de nuevos canales de información. “El mundo ha cambiado y nosotros tenemos que contribuir a esa democratización, de lo contrario nos cerramos a aprovechar la información creada en nuestro país”.

Con el uso de las nuevas tecnologías se puede aprovechar mucho más esta información, aunque muchas veces no existen los mecanismos de promoción y fomento a los repositorios, dijo y añadió que es importante que en cada institución se puedan crear diferentes bases de datos con sus colecciones. La ventaja es que después se pueden enlazar en red con otras instituciones y aumentar con ello la riqueza en contenidos y la cobertura del sistema, sin embargo para lograrlo se requieren normas de inter-operabilidad.

Hizo saber que para instituciones como la UNAM la actuales modificaciones significan dos aspectos de especial significancia: uno de ellos es que está muy bien representada en Latindex a través de todas las revistas editadas por la Universidad que se encuentran en su catálogo, como en el sistema SciELO; por otra parte, destaca el apoyo que brinda esta institución a estos sistemas, así como a la creación de un repositorio propio de revistas de calidad por medio de la Dirección General de Bibliotecas y la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación. “Es un campo muy dinámico; en estos pocos años hemos sido testigos de grandes cambios en el ámbito de la publicación de revistas científicas en línea y en el uso de internet para enriquecer y diversificar el acceso a la producción académica. Son dos movimientos muy fuertes, y nosotros claramente estamos del lado del Acceso Abierto a esta información”, sostuvo.

http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top