Revisan a fondo vulnerabilidad por desastres naturales

cyd-060214-int04-g

México, D.F.-Existe la profunda creencia en la comunidad científica de que con el progreso de la ciencia y la habilidad científica para predecir eventos extremos, se podrían reducir los problemas asociados al riesgo de desastres. Sin embargo, eventos como los sismos en Haití, el huracán Katrina o el tsunami en Japón, indican lo contrario.

Por ello, un equipo de científicos, liderados por Alik Ismail-Zadeh, del Instituto Karlsruhe de Tecnología, en Alemania, y Jaime Urrutia Fucugauchi, del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, presentará este viernes 2 de mayo el libro “Extreme Natural Hazards, Disaster Risk and Societal Implications”, editado por la Universidad de Cambridge.

El documento analiza la fragilidad de la sociedad ante los eventos naturales de los últimos tiempos y presenta los resultados de los estudios sobre por qué la vulnerabilidad ha sido alta en dichos eventos.

“Por ejemplo, por qué la vulnerabilidad fue tan alta en el terremoto del 2010 en Haití –con grandes pérdidas humanas y daños– si el sismo es menor en su magnitud a otros, lo que revela los elevados riesgos que implican los códigos inadecuados de construcción”, explicó Urrutia Fucugauchi, vicepresidente de la Academia Mexicana de Ciencias.

“En una región donde hay gran actividad sísmica pero baja población los riesgos suelen ser mínimos, mientras que los que ocurren en zonas densamente pobladas es alto, sobre todo, cuando los códigos de construcción son de menor calidad”, añadió.

El libro revisa el reto de integrar la investigación con el riesgo de desastres, para reducir al mínimo la vulnerabilidad de las sociedades en zonas volcánicas, por eventos sísmicos, huracanes, tifones y demás eventos naturales.

De hecho, los investigadores revisaron a fondo eventos extremos como el del océano Índico en 2004, el gran sismo y tsunami de Japón en 2010, el huracán Katrina en 2012 y el huracán Sandy; así como el tifón Haiyan en 2013, los cuales evidenciaron que pese al conocimiento científico acumulado, no es posible prevenir o mitigar la intensidad de los desastres.

Respecto al caso mexicano, Urrutia explicó que no fue analizado a fondo para la elaboración del texto, pero sí durante los talleres internacionales realizados con apoyo de la Unión Geofísica y Geodésica Internacional (IUGG) en varias regiones del mundo.

“Tenemos avances significativos, en la Ciudad de México a partir del sismo de 1985, se obtuvo un mejor código de construcciones y una idea clara de lo que representa la prevención y mitigación de riesgos. Sin embargo, como una nación con problemas políticos y económicos, aún existe un camino por recorrer y eso se refleja en lo que ha pasado en los casos de inundaciones en el sureste o con las sequías en el norte”, comentó. “Los riesgos  y desastres son producto de una combinación de la parte social, infraestructura y población. Hay todavía mucho por trabajar”.

Sobre las estrategias para mitigar los riesgos, el texto evalúa la eficiencia de las observaciones satelitales, las predicciones y mitigaciones en la economía, versus los costos de recuperación por algún desastre natural.

También el estudio expone la vulnerabilidad en Sudamérica y el Caribe, así como los estudios volcánicos en el valle de México y sus implicaciones, y la importancia del monitoreo constante que se realiza en los volcanes Popocatépetl y de Colima. Igualmente se revisan los riesgos en el Pacífico sur, el Caribe, África, Oriente Medio y Asia.

En general, los autores ofrecen una visión sobre tópicos como los problemas generados por eventos naturales, la vulnerabilidad de la sociedad, las políticas de riesgos de desastres, las relaciones entre política sobre desastres y adaptación al cambio climático para reducir riesgos y aproximaciones a los seguros en eventos extremos.

Alik Ismail-Zadeh, presidente de la IUGG, consideró que el libro “tiene la intención de construir un puente entre dos de los mayores temas, los peligros naturales y el riesgo de desastres, así como presentar la forma en que el conocimiento científico ayuda a reducir el riesgo de desastres en beneficio de la sociedad”.

Extreme Natural Hazards, Disaster Risk and Societal Implications” será presentado este 2 de mayo en el marco de la reunión de la Unión Internacional de Ciencias Geológicas (IUGSE, por sus siglas en inglés) que analizará en París el tema de prevención de desastres.

En el libro además de los investigadores Ismail-Zadeh y Urrutia Fucugauchi,  también participan Andrzej Kijko, de la Universidad de Pretoria, en Sudáfrica; Kuniyoshi Takeuchi, director del Centro Internacional para la Gestión de Peligros y Riesgos (ICHARM, siglas en inglés) organismo que trabaja bajo los auspicios de la UNESCO; e Ilya Zaliapin, de la Universidad de Nevada, Estados Unidos.

http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top