Se busca implementar programas de apoyo a reos al interior del Cereso: Bernal Ortiz

cereso

El deseo de todo ser humano que se encuentra detenido es estar en libertad, y ese deseo nunca se va a quitar. Sin embargo, por la razón de que trasgredieron alguna ley fueron internados. Lo que estamos tratando de hacer es eficientar los programas de ayuda, desde alcohólicos y neuróticos anónimos, talleres, psicología, psiquiatría, criminología y el departamento jurídico, que les apoya en cualquier trámite.

Así lo dio a conocer Francisco Javier Bernal Ortiz, director del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Cieneguillas, Zacatecas, quien agregó que de manera periódica, y por lo menos cada tres meses, los jefes de departamento realizan una evaluación de cómo va desarrollándose cada uno de los internos, de manera que en las sesiones del Consejo Interdisciplinario, en donde se puede llegar a sugerir que se otorgue o se niegue alguna libertad anticipada.

Así, señaló a la fecha no se ha registrado situación extraordinaria, como en el caso del túnel que fue descubierto hace algunos meses al interior del centro penitenciario, y las condiciones se encuentran “tranquilas, aunque con sus modalidades”.

Señaló el director que aunque el otorgamiento de la libertad anticipada no corresponde al Cereso, sino a los jueces y en ocasiones al Consejo Interdisciplinario, que se encuentra en la Dirección de Prevención Social, sí se participa en la evaluación de todos los internos.

Respecto a las quejas de los custodios referentes a que piden mejores prestaciones y un mayor número de compañeros, anunció que se ha aumentado el número de elementos que custodian las instalaciones. Recientemente, dijo, no hace un mes, fueron asignados 12 guardias más y están por asignarse otros trece, de manera que con ese número se cubre la totalidad de los servicios que hay en el Cereso.

Señaló el funcionario que los elementos fijos que laboran actualmente son 42, que viene siendo en entrada, pasillo, torres y áreas de los talleres, y con los 13 nuevos elementos se podrán cubrir de manera eficiente todas las áreas.

La entrada del Ejército y la Policía federal al interior de las instalaciones, señaló, en realidad es muy esporádica. Única y exclusivamente se presentan en la parte exterior a resguardar cuando hay alguna revisión. Lo que se decomisa como “puntas” viene siendo en muchas ocasiones las herramientas utilizadas para tallar la madera. Al terminar una revisión

se analizan, y si son herramientas de trabajo se entregan, con la condición de regresarlas en la noche.

En el tema de la droga y los teléfonos celulares que se han encontrado, dijo que no se han decomisado muchos, y que “son pasados por los visitantes hasta en los lugares más íntimos”. Agregó que se tiene un detector de metales se encuentra a la espera de nuevos equipos que ayuden para que en los filtros se haga una mejor labor como en lo que se refiere a inhibidores de señales telefónicas o de otro tipo.

Por otro lado, dijo en muy pronto comenzará a implementarse un nuevo sistema de tratamiento de las adicciones, el cual lo está estructurando la Dirección de Prevención Social, y que se encuentra ya muy avanzado. Ya se cuenta con el edificio y el equipo; únicamente estamos esperando la asignación y contratación de las personas que se van a encargar, lo mismo que la construcción de un baño sauna, que se utiliza para la desintoxicación de las personas en tratamiento.

Indicó que va a la alza el número de la población penitenciaria, sobre todo en lo que se refiere a los delitos federales. Cuando tomó el cargo había un promedio de 500 internos, y en la actualidad hay 810, aproximadamente. Ya en una ocasión se distribuyeron a otros penales 115 reos, los cuales fueron regresados en su totalidad y se agregaron a los que diariamente ingresan.

Ahondó el funcionario manifestando que diariamente hay ingresos y egresos del penal, pero que siguen siendo un problema los reos federales para la seguridad por su alto índice de peligrosidad, y es donde se ha dado más el riesgo y los incidentes.

Dijo el funcionario que se siguen haciendo gestiones para que este tipo de internos se trasladen a centros penitenciarios de máxima seguridad, pero que se aguarda a que sea el momento legal oportuno. Se pueden trasladar solamente cuando ya están sentenciados, cuando están a disposición del Ejecutivo federal, pero cuando están sujetos a procesos el juez ante quien están siendo procesados es quien determina el lugar donde permanece a menos que se lleve a cabo una prórroga de jurisdicción.

Manifestó que cada día ingresa al penal un promedio de 2 o 3 personas, los que va deteniendo la policía y están consignando, mientras que salen uno o 2, es decir, los que ya cumplieron su sentencia, los que obtuvieron sentencia absolutoria y a quien se le otorga fianza.

Los reos que están por delitos federales casi todos se refieren al crimen organizado, en tanto que concluyó manifestando que fue clausurado el túnel que estaba en construcción. “Ojalá que no comiencen con otro”, advirtió.

Noticias relacionadas

Top