Niega Marco Vinicio recibir doble salario

vinicio-1

“A mí solamente me dan una compensación para llegar al salario que todos los secretarios del estado tenían, es decir, tenía mi salario normal hasta diciembre pasado, pero a partir de ahí no ostento ningún salario de plaza docente”. Así se manifestó Marco Vinicio Flores Chávez, secretario de Educación de Gobierno del Estado, al ser cuestionado sobre un supuesto doble salario que estaría percibiendo, como docente y como secretario.

Enfatizó que en este momento no está cobrando un  sueldo como docente. Anteriormente tenía mi plaza de subdirector de Educación Secundaria Técnica, que es una plaza administrativa, en donde tenía un sueldo de alrededor de 18 mil pesos mensuales, los cuales dejó de obtener en diciembre de 2013.

Por otro lado, dijo que su sueldo como secretario es de entre 25 y 27 mil pesos quincenales, aunque, dijo, “no es conveniente decir esas cantidades porque ya ven como hay… Para mí es mucho”.

Señaló que se ha estado insistiendo en que se denuncien situaciones anómalas en las escuelas, como en el caso de que se condicione la entrega de boletas y documentos a cambio de la cuota económicas. Debe hacerse la denuncia en la instancia superior, dependiendo de quién esté pidiendo las cuotas, o bien, ante la propia secretaría.

La Ley del Servicio Profesional Docente lo dice muy claro, que no se puede condicionar a ninguna contraprestación de servicio educativo por una cuota determinada, explicó. Las cuotas son voluntarias, recalcó, son una decisión de los padres de familia, y no puede ningún maestro, ni autoridad intermedia o superior, restringir la entrega de documentos o la inscripción al próximo ciclo escolar por un pago.

Sin embargo, comentó que se han hecho reportes de algunos casos y otros se han ventilado también en los medios de comunicación, especialmente en Fresnillo. Se ha insistido fehacientemente de que no debe haber tal condicionante.

Advirtió que en cada reporte deberá hacerse análisis por parte del Departamento Jurídico de la SEC para que se determinen las consecuencias. Puede ser, dijo, desde una nota de extrañamiento hasta el fincamiento de responsabilidad si así se considera de acuerdo a la normatividad.

Se trata de que los padres no paguen algo que les están obligando, y que los maestros no vean una posibilidad de cobrar. No han sido muchos casos los que se han presentado, pero las pruebas las encontramos en los mensajes que dejan publicados y a través de padres de familia que los han denunciado.

Noticias relacionadas

Top