Condiciona Ss atención en salud reproductiva a adolescentes

jovenes13cesarmartinezlopez_0
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anaiz Zamora Márquez

Cimacnoticias | México, DF.- El Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-047-SSA2-2014 para la atención a la salud del grupo etario de 10 a 19 años de edad –publicado este martes 15 de julio por la Secretaría de Salud (Ss) en el Diario Oficial de la Federación (DOF)–, retomó en gran medida las propuestas civiles pero aún persiste el riesgo de que sólo se den servicios de salud sexual y reproductiva a adolescentes si van acompañados de su madre, padre o tutor.

Alexis Hernández, coordinador del Programa de Adolescencia y Juventud de Ipas-México, dijo a Cimacnoticias que de manera satisfactoria el Proyecto de NOM –que pasó al menos ocho años en la “congeladora” de la Ss– acoge de manera general las propuestas y observaciones que elaboraron Ipas y otras organizaciones civiles como Afluentes, Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) y el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

No obstante, alertó que existe una ambigüedad, que de no modificarse, podría condicionar a que las y los menores de edad no accedan a la consejería y servicios gratuitos de anticoncepción si no van acompañados de su padre, madre o tutor.

La preocupación de Ipas se centra en el numeral 6.8.3, del apartado de Salud Sexual y Reproductiva, que establece que “durante la consulta de atención integral en materia de salud sexual y reproductiva, con base en evidencia científica documentada, el personal de salud, deberá proporcionar orientación y consejería en métodos anticonceptivos, en la prevención del embarazo no planeado, así como en la prevención de las ITS (infecciones de transmisión sexual), entre ellas, el VIH y el Sida, de conformidad con lo establecido en las Normas Oficiales Mexicanas”.

Y que “tratándose de menores de edad, se dará al padre, la madre, el tutor o quien ejerza la patria potestad, la participación que les corresponda conforme a las disposiciones aplicables”.

A decir de Hernández, este último párrafo “deja abierta la puerta a interpretaciones subjetivas acerca de cuál es esa participación que les corresponde a las madres y los padres en el proceso de atención a menores de 18 años”, pues al no definir a cuáles disposiciones se refiere se corre el riesgo de que el acceso a la información sea condicionado.

Recordó que en la primera versión que se había presentado a las organizaciones civiles había una disposición que representaba una traba para las y los adolescentes, pues en ella se condicionaba expresamente el otorgamiento de información y atención sobre temas de salud sexual –incluyendo la prevención– a la presencia de sus representantes legales, lo que era contrario a la normatividad sobre derechos sexuales y reproductivos existente a nivel internacional.

Es de recordar que hace ocho años el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia (Censia) presentó un anteproyecto de Norma 047. En 2010 fue autorizado por la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer). A partir de ese momento, el Censia analizó la NOM 047 junto con las instancias gubernamentales involucradas y desde 2012 estaba en revisión jurídica.

Para la revisión del proyecto se crearon mesas de trabajo en la que participaron, además de dependencias federales, grupos civiles que señalaban que era necesario incluir el acceso a este tipo de información a las y los menores de edad como una estrategia para contrarrestar la alta cifra de embarazos tempranos y de ITS entre adolescentes. En 2012, de acuerdo con cifras oficiales, 11 mil niñas entre 10 y 14 años de edad presentaron un embarazo.

Desde el martes pasado, las organizaciones civiles y las dependencias involucradas en la atención a las y los adolescentes cuentan con 60 días naturales para presentar sus observaciones.

Hernández adelantó que presentarán la observación pertinente al último párrafo y continúan en la revisión del proyecto, a fin de elaborar las recomendaciones necesarias.

Etiquetas ,

Noticias relacionadas

Top