A dos años…

Referente periodístico…

Por Gerardo DE ÁVILA

Hace dos años, Enrique Peña Nieto ofreció un cambio a las y los mexicanos que no llega. Hace dos años, dijo que con las anheladas reformas estructurales México sería otro y seguimos igual o peor. Hace dos años, el señor presidente levantó expectativas que hoy son una desilusión. Ayotzinapa vino a desnudar una realidad.

¡Ta, ta, ta, ta!

Por más distractores que haya en México, la desaparición de los 43 estudiantes normalistas está presente. Este país está cambiando. Ni la muerte de Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” podrá provocar la pérdida de la memoria de millones de mexicanos sobre este y otros casos de barbarie.

¿Y ahora quién podrá defendernos?

No exageramos cuando decimos que a dos años del gobierno de Enrique Peña Nieto las preguntas de un pueblo harto son muchas más que las respuestas conocidas hasta ahora. El futuro como país es incierto, sombrío y amenazado por el crimen organizado que no da tregua.

¡Que no cunda el pánico!

El presidente de la República arriba a su segundo año de gobierno en medio de una serie de crisis que tienen al país molesto. La economía no marcha bien, la criminalidad sigue sembrando terror, el desempleo crece, el número de pobres aumenta y hay una creciente sospecha de que el rumbo y la dirección son incorrectos.

¡Tómelo por el lado amable!

Las reformas estructurales aprobadas por el Congreso de la Unión no han servido de nada. Sus efectos no se han visto en la sociedad. Lo preocupante es, que si el gobierno peñista no logra una salida convincente al problema de los 43 estudiantes desaparecidos, las reformas no se consolidarán o tardarán aún más en hacerlo.

¿O será que no tenemos paciencia?

Las medidas anunciadas contra la delincuencia apenas el jueves pasado por Enrique Peña Nieto están llenas de buenas intenciones, el asunto es que sean exitosas, de lo contrario irán al fracaso total. Los propios “aliados” del presidente no se muestran confiados.

¡Eso, eso, eso, eso, eso!

Crece el rechazo social…

Dos años se han ido y los cambios que ofreció Peña Nieto no convencen a nadie. En el extranjero, incluso, dudan de la capacidad del presidente para llevar a México a mejores niveles de crecimiento. El PAN, PRD y PVEM han sido los aliados estratégicos del presidente.

¡Lo sospechamos desde un principio!

Paradójicamente, el Secretario de Hacienda Luis Videgaray fue designado el Ministro de Finanzas cuando el crecimiento económico no ha resultado. Hoy mismo, el Banco de México, por enésima ocasión hizo un nuevo reajuste del apenas el 2.2 por cierto cuando lo habían pronosticado en casi un 4 por cierto.

¡No estuvo fríamente calculado!

Por si lo anterior fuera poco, el más optimista de los diagnósticos económicos señala que 2015, para variar, también será un año complicado para millones de mexicanas y mexicanos, aunque el discurso oficial dice que con las reformas estructurales cambiará la realidad. El 73% de los ciudadanos ya no lo creen.

¡No contaban con la astucia!

 

En medio de esta discusión, las más recientes mediciones, tanto de medios impresos como de empresas encuestadoras, acusan que el presidente Enrique Peña Nieto no ha estado a la altura de los problemas de México. En el extranjero lo ven exactamente igual.

¡Ya lo dice el viejo y conocido refrán!

En suma, a dos años, los grandes pendientes de México siguen siendo: criminalidad, desempleo, pobreza, desigualdad, corrupción, impunidad, incapacidad para gobernar, políticas públicas poco eficaces o inexistentes, entre otros. Hay aciertos aunque contrastan con la realidad de país.

¡Bueno, pero no se enojen!

En descargo de Enrique Peña Nieto, dos años pudieran parecer poco tiempo, el problema es que no se ve por dónde puedan surgir las buenas noticias para una sociedad inconforme, no sólo por los 43 estudiantes desaparecidos, sino por todo lo que está ocurriendo. Señor presidente la reversa también es cambio.

¡Síganme los buenos!

Para el anecdotario:

1) El Presupuesto de Egresos para Zacatecas en 2015 será muy similar al de este agonizante año. Pesos más pesos menos, pero se estima que le estarán llegando a Zacatecas entre 23 mil y 25 mil millones de pesos. Una buena parte de estos recursos ya vienen “etiquetados”, es decir, ya no podrán desviarse. El problema es que el próximo año será electoral y tradicionalmente los recursos suelen tener un destino distinto. Vamos a ver hasta dónde el Poder Legislativo se faja y pone más atención para que no se utilice electoralmente el presupuesto. Por Cierto, Fernando Soto Acosta, secretario de finanzas ya lo entregó a la LIX Legislatura del Estado.

  • Un poder propone y se supone que el otro dispone.

2) Aunque los liderazgos políticos nacionales atraviesan por una notoria crisis, -lo que queda del PRD- ha minimizado la renuncia de su ex líder moral: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Para efectos de esta reflexión, eso está pasando en Zacatecas, Arturo Ortiz Méndez, debilitado líder perredista piensa que la salida de Cárdenas no afectará a su partido. Es probable, que el ahora dirigente perredista esté rodeado de perredistas nostálgicos y desorientados que le están metiendo ideas poco inteligentes. El efecto de la renuncia se verá en las elecciones de 2015, aunque desde ahora es previsible que el partido del sol azteca se desmorona…

  • Nos parece que esto está ocurriendo.

3) El tema de las alianzas políticas para 2015 se teje ya en todos los partidos políticos. El panorama ahora que agoniza el 2014 es el siguiente. PRI, PVEM y PANAL podrían unir esfuerzos. Aunque usted no lo creo, -lo que queda del PRD- y el PAN exploran la posibilidad de ir juntos. Y en el tema de las izquierdas, PT, MC y MORENA andan en la negocia. Así pinta más o menos el panorama en Zacatecas, aunque los escenarios cambian todos los días. Mientras eso ocurre, las listas de quiénes podrían ser los precandidatos ya se tienen en borrador.

  • Todos van juntos pero jamás revueltos…

Es tan sólo una opinión.

 

(*) Periodista.

Maestro en Ciencia Política.

[email protected]

 

Top