La fe de la gente es grande; confiamos en Dios para salir adelante: peregrinos

Fotos: Misael Camarillo / MIRADOR

La fe, ese elemento intangible e inmaterial, sublime y demandante, que pide dejarlo todo y abandonarse en manos del Creador, sigue haciéndose presente en el corazón de la gente y se manifiesta de manera más evidente cuando se realizan fiestas patronales tanto en las comunidades como en las grandes urbes. Así, el 12 de diciembre es para los mexicanos una fecha por demás importante, y las multitudinarias peregrinaciones quedan como testimonio de que el corazón de México sigue siendo guadalupano.

Javier Martínez Mena, presidente del Grupo de Peregrinos Miguel Agustín Pro, así como Lucio Díaz, tesorero, manifestaron en entrevista, mientras realizaban su marcha hacia el Convento de Guadalupe, que se ha venido consolidando la organización en base a la aportación que todos los miembros hacen para llevar a cabo las peregrinaciones que a lo largo de todo el año realizan a diversos santuarios.

Entre otros destinos religiosos, señalaron el Santuario del Santo Niño de Atocha, en Fresnillo, el Niño de las Palomitas, en Tacoaleche, San Judas Tadeo, en Villanueva, y la tradicional al Convento de Nuestra Señora de Guadalupe cada 12 de diciembre.

Además, hay muchos compañeros que van a San Juan de los Lagos en Semana Santa, dijo Martínez Mena, y hace aproximadamente 9 años que se trabaja con este objetivo. Dio a conocer que al Santuario de Plateros hace ya 33 años que se encaminan, haciendo una sola jornada para llegar desde el templo de nuestro Padre Jesús, en el barrio de Mexicapan de la capital del estado.

Por otro lado, sostuvo que cuando acuden a la festividad de la Virgen de Guadalupe se llevan aproximadamente 500 personas, pero cuando van a la de San Judas Tadeo se llevan 8 o 9 mil gentes, “y a nadie se le cobra un solo centavo”.

Además, el soporte que se da a los peregrinos incluye medicinas, alimentos o hasta ambulancias, si se hace necesario por alguna contingencia. En las diversas peregrinaciones se encuentran presentes elementos de Protección Civil para salvaguardar su marcha, comentó el líder de los caminantes de la fe.

Por otro lado, indicó que nunca se ha recibido ayuda de parte de las autoridades de Gobierno del Estado, ya que no se tienen los contactos para llegar a esa instancia. Sin embargo, de llegar a recibir su apoyo sería en el sentido de que les facilitara el patrullaje con unidades de Tránsito, con la propaganda impresa y electrónica o con mayor presencia de paramédicos, agregaron. Esto, debido a que todo el gasto se ha estado haciendo con medios privados, con aportaciones de gente que “creemos en Dios”.

La fe es la que nos mueve para acercar más gente a Dios, enfatizó Javier Martínez, ya que si Dios nos ayuda, nosotros también debemos compartir con los demás. Comentó la experiencia de que cuando se realiza la salida a Villanueva la salida es a las 4 de la tarde de la capital del estado, en tanto que la llegada a la parroquia de San Judas es a las 7 de la mañana.

Hay muchas necesidades, todos tenemos necesidades, pero de una u otra forma sacamos adelante nuestros compromisos. Sabemos que el mundo que nos ha tocado vivir es muy complicado, y precisamente por eso estamos aquí, solicitando el favor de Dios para seguir adelante, expuso.

“Nuestra misión es acercar a la gente a Dios; ese es nuestro objetivo”. Es necesario seguir adelante y Dios es el único que nos puede ayudar, agregaron. La fe de la gente es grande, no ha disminuido, y hemos seguido adelante en nuestros peregrinajes con base en esa misma fe. Para muestra basta decir que el primer año que acudieron a Villanueva fueron 7 personas, y al día de hoy son más de 7 mil las que visitan a San Judas Tadeo.

Top