Control Interno en Administración Pública y Privada evita riesgos

Por: Dra. Norma Julieta del Río Venegas

julietaZacatecas, Zac.-Hace un par de semanas Julián Olivas Ugalde, Encargado del Despacho de la Secretaría de la Función Pública, informo que el control interno a cargo de su Secretaria ha logrado revertir la percepción de que su permanencia era innecesaria, menciono que se han logrado recuperar aproximadamente 7 mil millones de pesos a la Tesorería de la Federación y 11 mil servidores públicos sancionados,, en los primeros diez meses de este año.

Olivas Ugalde reconoció que en toda institución, ya sea pública o privada, es fundamental mantener un óptimo control interno.

El Control Interno es necesario en la Administración Pública en sus tres niveles, ya que su implementación pretende llevar una administración eficaz y confiable. Pero en el ámbito privado es de igual importancia.

Se busca que exista orden y control en los recursos humanos, materiales y financieros de la Administración, que lo planeado vaya de acorde a lo ejecutado y en apego a la normatividad, buscando siempre detectar y atender los riesgos administrativos de la Institución.

En el quehacer gubernamental deben de existir controles internos, ya que ante la falta de estos, se derivan un sinfín de observaciones ante cualquier revisión, y más aun, desvío de recursos, falta de resultados e ineficiencia del personal.

Se da seguimiento a la consecución de los objetivos de la Institución, siendo preventivos antes que correctivos, pues se anticipa a la posibilidad de que se den situaciones que pudieran afectar el logro de los objetivos.

En el Gobierno Federal para realizar el Programa Anual de Trabajo, antes que nada se deben de identificar los riesgos posibles de la institución y su proceso de planeación del siguiente año, existe una dinámica de talleres para identificar los riesgos, su selección y descripción de estos, para proceder a su clasificación en una matriz de administración de riesgos institucional, en la cual los riesgos se ubicarán por cuadrantes y se graficarán en un mapa en función de la valoración del impacto y la probabilidad del riesgo.

El tener controles internos no significa que se acabaran los problemas, pues habrá situaciones siempre latentes de ocurrir, sobre todo en temas como licitaciones de adquisiciones y de obra pública, que son los rubros mas observados ante irregularidades y actos posibles de corrupción, pero si se emplea el control interno, los riesgos latentes en estos rubros se podrán administrar.

Además, se debe de verificar que el sistema de control interno implementado sea eficiente y efectivo, pues el exceso en controles también lleva a ser más susceptible de corrupción.

Siempre que se implementa un control existen resistencias, vaya que las hay, pero estos deben de existir, pues si de verdad todo estuviera bien y con resultados no habría razón de ser.

Con un enfoque de autocontrol los Titulares de las Instituciones cada año deben evaluar este sistema, mediante este proceso se determina el grado de eficacia y de eficiencia con que se cumplen con los elementos de control interno, dicha evaluación se realiza por medio de la encuesta de autoevaluación, la cual emite la SFP a los servidores públicos a encuestar a través de correo electrónico, derivado de las respuestas, la Institución elabora el Informe anual del estado que guarda el sistema de control interno institucional, el programa de trabajo y lo remite a la SFP y al Órgano Interno de Control.

Es entonces cuando se inicia la evaluación al informe anual del estado que guarda el sistema de control interno, emitiendo conclusiones y recomendaciones de la verificación, así como la suficiencia y pertinencia de las acciones de mejora que se implementarán respecto de las debilidades o áreas de oportunidad detectadas.

En conclusión, cuando se da la insuficiencia, deficiencia o el señalamiento de riesgos institucionales, definitivamente es que no se cuenta con la implementación de control interno, el cual puede evitar que los riesgos se materialicen.

Si no hay controles internos en la Administración Pública y Privada, no se conoce si se cumplen o no las metas y si se administra con eficiencia y eficacia.
La importancia de contar con este tipo de marco jurídico y manuales en la administración actualizados a tiempo, hablan de eficiencia.

Se llega a la conclusión de un año más, quedando pendiente el Sistema Nacional Anticorrupción que será un tema que se retome el próximo año en el periodo de actividades tanto del Senado de la Republica como de la Cámara de Diputados, así como el fortalecimiento del Marco Normativo de la Auditoria Superior de la Federación, con el objetivo de que se audite en tiempo real, en el momento y no posteriormente, lo que vendrá a coadyuvar mas y fortalecer la importancia de llevar un adecuado Control Interno.

Felices fiestas y año nuevo.

Etiquetas
http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/banner-largo2-1400x2501.png

Noticias relacionadas

Top