Ebrio conductor, a punto de ocasionar una tragedia

En grave riesgo se vieron dos jóvenes, de 16 y 20 años de edad, luego de que un vehículo saliera disparado de lo alto de una calle peatonal, pues cerca estuvo de aplastarlos. El conductor de la unidad se desplazaba a exceso de velocidad y en estado de ebriedad, por lo que deberá responder de los daños y las lesiones ocasionadas a los muchachos.

Los hechos, alrededor de las 12: 40 horas de este jueves, sobre la calcada Jesús Reyes Heroles, a la altura de la colonia Buenavista. El chofer de un Jetta color blanco no se dio cuenta que la calle por la que conducía estaba cerrada a los vehículos, por lo que salió disparado desde la parte de arriba de las escalinatas, a un lado de la escuela.

En la parte de abajo, estaba un grupo de personas, de las cuales una quedó debajo del coche, cerca de la llanta del lado del conductor, y otra resultó con heridas por las piedras aventadas por el coche en su veloz marcha.

Cerca del lugar están una tienda de abarrotes y una peluquería, establecimientos de donde salieron de inmediato algunos clientes y los propietarios para prestar ayuda a las víctimas. Afortunadamente no se trata de lesiones serias, según los primeros reportes, pero los dos jóvenes fueron trasladados a un hospital por personal de la Cruz Roja para que personal médico realizada un estudio a conciencia y se descartaran lesiones serias.

En cuanto al chofer del Jetta, fue detenido por elementos de la Preventiva, quienes aguardaron hasta la llegada de la Agencia del Ministerio Público, quien se encargó de los hechos y puso bajo resguardo al ebrio conductor.

De igual forma, se hicieron presentes elementos de la Ministerial, la Metropol y de la Dirección de Transporte, Tránsito y Vialidad (DTTyV), quienes se encargaron de recoger el coche y de dar flujo a los vehículos, mismos que ya estaban haciendo una larga fila.

http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top