Empleadas del hogar sufren más explotación en época navideña

trabajo_domestico02diagonalperiodiconet_1
Imagen retomada de diagonalelperiodico.net
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Cimacnoticias | México, DF.- No haber ratificado el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) este año, costó a las trabajadoras del hogar que la violación de sus derechos laborales y humanos quedara impune.
El pasado 31 de marzo, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se comprometió con las trabajadoras del hogar remuneradas a que enviaría al Senado el Convenio 189 de la OIT – que otorga derechos laborales a estas empleadas y al que México se sumó desde 2011–, para su análisis y eventual ratificación.

El convenio actualmente está en revisión del Ejecutivo federal, el cual tras aprobarlo debe enviarlo al Senado para su ratificación. Luego de este trámite, el acuerdo internacional (con las modificaciones legislativas que conlleve) entraría en vigor un año después.

Al cierre de este año, la promesa quedó incumplida y los derechos de las trabajadoras del hogar no se reflejaron en la Ley Federal del Trabajo (LFT), lo que derivó en que en este fin de año algunas de ellas vieran violados sus Derechos Humanos laborales y no contaran con ninguna protección legal para conseguir justicia.

Tres trabajadoras del hogar remuneradas, entrevistadas por Cimacnoticias, contaron la discriminación, abusos y violencia que padecen en los hogares donde laboran.

“Adriana”, quien hace la limpieza dos veces por semana en la casa de una familia en el Estado de México, relató que no contó con aguinaldo ni vacaciones durante este mes de diciembre, e incluso se le pidió sin previo aviso que trabajara hasta la noche del pasado día 24.

Aunque buscó asesorarse sobre si debía recibir alguna prestación, en la presidencia municipal de Nezahualcóyotl (a donde llamó por teléfono y se entrevistó con una funcionaria que no le dio su nombre) le informaron que esos derechos sólo correspondían a las trabajadoras formales.

“María”, una trabajadora “de planta” en una casa en la Ciudad de México, pidió permiso para visitar a su familia en su localidad natal en Oaxaca del día 22 al 26 de diciembre; sin embargo, le advirtieron que podría perder su trabajo si decidía ausentarse.

Ella no buscó más información porque otras trabajadoras le advirtieron que podrían despedirla porque no cuentan con un contrato que la respalde.

Y otra trabajadora relató que en febrero pasado fue despedida  porque su empleadora la señalo de haber cometido un robo que nunca se investigó ni comprobó; y luego cortó comunicación con ella.

En entrevista reciente con Cimacnoticias, Marcelina Bautista, presidenta del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), advirtió que para evitar este tipo de abusos laborales es imperante que México ratifique el Convenio 189 de la OIT.

Calificó como discriminatorio que los derechos de los más de 2 millones de trabajadoras del hogar remuneradas que existen en México (la mayoría de bajos recursos, indígenas, menores de edad o migrantes) no estén totalmente reconocidos en la LFT, ni existan mecanismos que equiparen sus garantías a las del resto de las trabajadoras.

La activista también advirtió que persisten actitudes discriminatorias por parte de los empleadores contra las trabajadoras, y que éstas podrían intensificarse en la medida en que ellas desconozcan sus derechos y los empleos sigan siendo precarios.

La LFT actualmente establece que las trabajadoras del hogar remuneradas tienen derecho a un salario, descanso, higiene y alimentación, pero no reconoce su derecho a la vivienda, reinstalación laboral, seguridad social, negociación colectiva, guardería, ni otras prestaciones sociales.

El Convenio 189 de la OIT fue aprobado por los países miembros (entre ellos México) el 16 de junio de 2011. Al menos 17 países ya lo ratificaron o modificaron sus leyes internas para su eventual aprobación.

 

Etiquetas

Noticias relacionadas

Top