No hay mancha alguna en mi trayectoria, señala Francisco Escobedo

IMG_1358

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

“Mi mayor satisfacción fue haber tenido la oportunidad de atender a tantas y tantas gentes de manera personal, a organizaciones, partidos políticos, actores políticos y presidentes municipales, ante la gran movilidad que registran el país y el estado. Siempre puse lo mejor de mí y di el mejor trato posible, apegado a la ley pero con la mayor calidad humana de la que era posible, pues esa ha sido mi formación y mi convicción”.

Así se manifestó Francisco Escobedo Villegas, ex secretario general de Gobierno, luego del acto protocolario en el que hiciera entrega del cargo a Jame Santoyo, quien a partir de este jueves se convirtió en el nuevo titular.

Agregó el ex funcionario que se queda con la satisfacción de haber aportado un granito de arena para la gobernabilidad en el estado, lo cual es muy importante en estos momentos. Las 24 horas del día hay inquietudes, momentos difíciles y críticos, pero afortunadamente no se registró alguna situación que haya puesto en riesgo la gobernabilidad de la entidad.

“Le pusimos todos nuestros sentidos y todo nuestro tiempo a la atención de los detalles, y tratábamos de ser anticipados a los temas y conflictos”, prosiguió el ahora precandidato del PRI a diputado federal, quien contenderá en el Distrito 2, con cabecera en Jerez.

Sobre este tema, señaló que se trata de un reto; con frecuencia se dice que hay ciclos en la vida y todos cumplimos con ellos. Hoy termino una etapa de mi vida y estaré iniciando otra, esperando tener la confianza y apoyo de la gente que va a visitar para solicitar su respaldo y poder seguir sirviendo a Zacatecas. “Esa es mi única aspiración”, comentó.

Todos los que nos dedicamos la política tenemos un gran reto, indicó, y mi mayor empeño estará puesto en poder mantener y regresar la confianza de los zacatecanos para poder darles tranquilidad. Si han existido errores de algunas personas a nivel nacional en el desempeño de su actividad pública, también hay gente dedicada y empeñada a servir con honorabilidad y responsabilidad para darle buenos resultados a la gente.

“No hay nada de qué avergonzarse ni nada de qué arrepentirse. Mi trayectoria desde los 25 años que he estado en la función pública ha sido transparente y responsable, por lo que puedo estar completamente orgulloso de que no hay ninguna mancha en mi trayectoria profesional”, afirmó.

Deseo seguir trabajando de esa manera, y no habrá nadie que me pueda reclamar, reprochar o recriminar algo, concluyó.

http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/cabalgata.gif

Noticias relacionadas

Top