Obesidad y diabetes inciden en millones de muertes de mujeres

panteones de guadalupe

Por: Anaiz Zamora Márquez

Cimacnoticias | México, DF.- A nivel mundial, las enfermedades del corazón, pulmonares, accidentes cerebrovasculares, cáncer y diabetes –prevenibles mediante la acción adecuada de los gobiernos– están cobrando la vida de millones de mujeres.
De ello da cuenta el “Informe sobre la situación mundial de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) 2014”, recién publicado  por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y en el que insta a las naciones a implementar medidas urgentes para reducir la carga económica y social por este tipo de enfermedades.

En el reporte se asienta que la mayor parte de las defunciones prematuras por esas enfermedades son prevenibles. De los 38 millones de vidas perdidas en 2012 por ENT, 16 millones, es decir el 42 por ciento, fueron defunciones prematuras (que ocurrieron antes de los 70 años y que eran evitables).

Tal cifra también representa un incremento respecto de los 14.6 millones de muertes prematuras que ocurrieron en el año 2000.

En el informe –disponible en inglés– se detallan el tipo de enfermedades que están cobrando la vida de millones de habitantes a nivel mundial, y las acciones que podrían prevenir dichos padecimientos y no se están realizando.

La OMS señala que a nivel global las mujeres se ven más afectadas por el sobrepeso, la obesidad y la diabetes, que los varones. Por ejemplo, globalmente, el 84 por ciento de las adolescentes no hacían los 60 minutos de ejercicio diario recomendado por la OMS, en proporción con el 78 por ciento de los varones que no lo hacían.

En 2014 se reportó que mientras el 11 por ciento de los hombres mayores de 18 años eran obesos, el 15 por ciento de las mujeres lo eran; a lo que se suma que más de 42 millones de niñas y niños menores de cinco años tenían sobrepeso. La prevalencia de diabetes se estima en 9 por ciento de la población.

En tanto que el cáncer de pulmón y las enfermedades pulmonares representan una de las mayores causas de muerte en las mujeres, sin que se preste atención adecuada a estos padecimientos.

El número de defunciones por ENT se puede reducir significativamente mediante políticas públicas orientadas a restringir el consumo de tabaco, el consumo nocivo de alcohol, las dietas malsanas y la inactividad física, y proporcionar cobertura sanitaria universal, enfatiza la OMS.

En ese sentido, el organismo llama a acciones para frenar este tipo de muertes, ya que las ENT dificultan los esfuerzos destinados a aliviar la pobreza, y ponen en peligro el logro de los objetivos internacionales de desarrollo.

“Cuando las personas enferman y mueren en la plenitud de sus vidas, la productividad se resiente. Además, los gastos de tratamiento de las enfermedades pueden ser devastadores, tanto para las personas como para los sistemas nacionales de salud”, precisa la OMS.

Según estimaciones, las pérdidas económicas por esos padecimientos ascenderían a 7 billones de dólares.

 

Etiquetas

Noticias relacionadas

Top