PAN y PVEM en los márgenes

elecciones19_IMG_8461cesarmartinezlopezAgenda Política

Gabriel Contreras Velázquez

Zacatecas, Zac.-“A propuesta de los legisladores del Verde, a partir del 15 de Marzo de este año comienzan los #ValesDeMedicinas”. Adjunto al mensaje la imagen de una mujer recibiendo un documento, y en tres textos sobrepuestos a la misma: “#Ofrecimos”, “Vales de Medicinas” y “Aprobado”. Al margen derecho superior el logo del Partido Verde Ecologista de México.

La propaganda política antes descrita ya forma parte de una nueva estrategia de difusión de los “logros” de este grupo parlamentario a nivel federal, dentro del contexto electoral 2015. Puede ser consultado libremente en la cuenta de Twitter de dicho partido, y de varios de sus legisladores.

El mensaje ha generado la reacción inmediata -también con fines electorales- del Partido Acción Nacional. En voz del vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado, José Rosas Aispuro, la bancada albiazul presionará en próximos días -se verá qué tanto- para que los legisladores “coadyuven” con las autoridades electorales, y pasen a ser una especie de “observadores” que vigilen los probables desvíos de recursos en las campañas.

En una apreciación más virulenta, su par en la Cámara Baja, Fernando Doval ha recriminado al Verde Ecologista de ser “un parásito de la democracia, cada elección se repite lo mismo, sólo buscan la manera de darle la vuelta a la ley”. La estimación no resulta del todo exagerada, pues en tiempos electorales sólo el no actuar es sinónimo de desaprovechar.

Ambos partidos ratifican esta premisa, pues ambos fundan sus posicionamientos a partir de lo que la ley no dice, al mismo tiempo que se acusan de una falta semejante.

Esto es, la imputación que hacen los albiazules sobre los verdes jurídicamente no puede sostener que exista calumnia, diatriba, denigración, difamación, infamia y/o injuria sobre el gobierno federal en el mensaje que se encuentra en difusión.

Por ello han politizado la ecuación–no olvidemos el contexto electoral-, aludiendo que el Verde Ecologista probablemente maneje “información privilegiada” sobre “las fechas del reparto de vales de medicinas”.

Con ello podrán abrir un debate sobre las condiciones que rodean a la probable irregularidad subrayada, sin embargo, la autoridad electoral no tendrá la facultad de sancionar un mensaje que únicamente hace un posicionamiento sobre una política pública.

El fenómeno ya lo había advertido el consejero electoral Benito Nacif, hace más de una década, en una de sus reflexiones (archivada en el sitio web del extinto IFE) en 2004, donde aseguraba que:

“Si algo debe prevalecer en las campañas es precisamente una discusión abierta sobre los méritos o deficiencias de las políticas públicas. Por ello, mientras no se presione o coaccione a los votantes, resulta válido [en la propaganda de los partidos políticos] vincularse o desvincularse, criticar o presumir, los logros o fracasos del gobierno.”

El consejero sustenta su argumentación al sugerir que hay una diferencia constitucional resueltamente establecida entre los artículos 41 y 134, sobre la propaganda política y la propaganda gubernamental.

Luego entonces, el mensaje promovido por el Verde Ecologista, al carecer de expresiones que “denigren a las instituciones o a los propios partidos, o que calumnien a las personas” no necesariamente tendría encima medidas cautelares concluyentes, bajo el mismo criterio expuesto por el consejero, ya que 48 horas después de que las dependencias federales dieron a conocer el despliegue de la fase piloto del “Programa de Vales de Medicamentos para Derechohabientes del IMSS y del ISSSTE” en la Ciudad de México (el programa en sí fue ha dado a conocer desde el 9 de febrero pasado), el partido acusado decidió y analizó el desarrollo de esta estrategia de comunicación.

No hay duda de que en reiteradas ocasiones el Verde Ecologista ha situado sus estrategias en los márgenes de la ley y las “lagunas” jurídicas, como evidenciaba el senador Rosas Aispuro. El ejemplo más reciente ha sido la apuesta por los lentos procesos de sanción sobre los “cineminutos”, así como la resolución sobre la propaganda personalizada del gobernador Manuel Velasco, integrante de dicho instituto.

Sin embargo, insisto, en el terreno político –único espacio donde el conflicto podrá obtener dividendos- Acción Nacional necesitará de una estrategia tan o más efectiva como la que el Verde ha dejado correr recientemente con el asunto de los Vales de Despensa, para poder redirigir este conflicto hacia el escenario que la bancada desee.

Cualquier estrategia que provenga de dicho instituto en estos días, deberá calcular la fuerza política con la que puedan arremeter contra sus adversarios. Internamente no hay suficiente consenso para marcar directrices electorales en una sola dirección, aunado a que aquello que critican en cuanto que el Verde Ecologista apuesta por los márgenes de la ley, no es del todo ajeno en sus filas internas. Las quejas sobre la reincorporación de Madero a la dirección del Comité Ejecutivo Nacional habla también de lentos procesos de sanción.

Etiquetas

Noticias relacionadas

Top