Un hecho reprobable, conducta de escoltas del gobernador, señala el dirigente sindical del IZEA‏

Fotos: Misael Camarillo / MIRADOR

Marco Antonio Ruelas Zavala, secretario general del Sindicato Independiente del Instituto Zacatecano de Educación para los Adultos, hizo un llamado a los medios de comunicación para que sean profesionales al tiempo de difundir la presente información, máxime que los mismos reporteros fueron testigos de los hechos en el Polideportivo, “una acción reprobable y que no está a la altura de lo que quieren los zacatecanos”.

Previamente, miembros del sindicato tomaron las coordinaciones de Fresnillo 1, 2, Zacatecas, Loreto, Guadalupe, la bodega y la dirección general del instituto, y se hicieron presentes en las inmediaciones del Polideportivo de la capital tratando de conseguir una entrevista con el Ejecutivo del estado, Miguel Alonso, quien asistiría a un evento de la Secretaría de Desarrollo Social donde serían entregados diversos apoyos del programa Prospera, pero fueron obstaculizados elementos de seguridad del propio gobernador.

De cualquier manera, señaló el dirigente sindical, la situación suscitada tal vez fue lo que generó que el gobernador instruyera al secretario de Gobierno y a los subsecretarios para iniciar la mesa de diálogo y “de manera voluntaria acudimos”. Tenemos 18 días en el plantón y mostramos civilidad al presentarnos para platicar.

Dijo que solicitaron una corrida presupuestal con la finalidad de ser incorporados al régimen de Seguridad Social los 170 compañeros que están en las movilizaciones, pero que fuera de manera gradual, lo que se constituye en una muestra de voluntad en la que se tiene que avanzar. Sabemos que es un gasto excesivo, pero en aras de avanzar hay que hacerlo de manera gradual.

La última alternativa, señaló, sería que se les liquidara conforme a la ley, ya que “necesitamos lo trabajos, si es que se llegara a continuar con la negativa.

En sus propias palabras, dijo Ruelas Zavala que una vez que no atendieron las autoridades la situación de quienes se manifiestan, incluso el miércoles por la noche todavía solicitó a los auxiliares del secretario general una respuesta sobre 6 puntos que dejaron recientemente, se tomó la determinación de tomar las coordinaciones y parar la situación, ya que no podemos estar siempre así. Aún con la presión de no pagarles la quincena, seguimos firmes, y no nos desanimamos.

“Nunca interrumpimos al gobernador ni a los funcionarios federales que estuvieron presentes, sino que nos mantuvimos con orden y con respeto, ni hubo una grosería de nuestra parte”, dijo. Sin embargo, gente que acompañaban al funcionario federal y al gobernador tuvo un connato de aventones con personal e IZEA al interior del Polideportivo, a pesar de que solicitaron que se les permitiera manifestarse y que estaban siendo respetuosos.

“Yo quise acercarme al gobernador y personal de su ayudantía no me lo permitió; me pusieron una persona que me estuvo jalando por la espalda; a fin de cuentas logramos salir para abordarlo en la camioneta, pero dos de mis compañeros con la manta se estaba manifestando y uno de los vehículos del gobernador se les echó encima y una de las compañeras fue estrujada de manera muy agresiva por una cobardía de uno de los tipos que están con el gobernador, lo que fue un acto muy reprobable”, señaló.

Nosotros queríamos dialogar con el gobernador, continuó el dirigente, y no es la forma de que nos traten. Hemos mostrado voluntad y creo que también él la tiene. “No tengo palabras para reprobar este hecho.

Lo que viene ahora es que ya se sostuvo un encuentro este mismo jueves con el Alfredo Chávez González, subsecretario de Gobierno, y ofreció la mesa de diálogo para ir dándole marcha al asunto, dijo. “Confío en las instituciones y en la voluntad del gobernador de darle solución y vamos a seguir negociando”.

Ya vieron que no somos porros y gente de mal, sino que estamos solicitando algo que nos corresponde por Derecho y así vamos a mantenernos. Tenemos familias qué mantener y vamos a estar en la mesa de diálogo. Queremos llegar a un acuerdo en el que las partes salgamos bien. NO estamos en contra de las autoridades ni ellas en contra de los trabajadores, sino que se trata de encontrar el diálogo y respeto a la palabra y la caballerosidad de los funcionarios.

Por su parte, Regina Baltazar, quien labora en la coordinación regional de Guadalupe y que fue lastimada por personal de seguridad del Ejecutivo, señaló que analizaría su situación a lo largo del día para tomar una decisión sobre si procede o no de manera legal y Reprochó la actuación de los elementos de ayudantía.

Noticias relacionadas

Top