Por la nueva legislación no habrá más reos federales en Zacatecas: delegado de la PGR

IMG_0499

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Derivado de una serie de reuniones que se han sostenido entre la Procuraduría General de la República (PGR) y las del ramo, existe un plan estratégico para atender las fugas y tomas clandestinas de combustible. Así, se dio a conocer que durante los meses de diciembre y enero pasados Pemex no registró ni una sola baja de presión, es decir, no hubo tomas clandestinas en el estado de Zacatecas, señaló Sergio Martínez Escamilla, delegado en Zacatecas de la Procuraduría General de la República (PGR).

Esto no quiere decir en el futuro no pudieran existir, incluso actualmente se tienen dos bajas de presión que pudieran serlo, pero ya fueron clausuradas por personal de Pemex y se inició la averiguación correspondiente. Además, señaló, se ha tenido constante comunicación con la paraestatal, y en comparación con 2013 se tuvo un aseguramiento de 53 mil litros de combustible robado, mientras que el año pasado fueron 156 mil.

Un factor importante para que se incremente el decomiso de combustible robado ha sido las Unidades Regionales de Seguridad (Unirse), las cuales han estado funcionando. Se hacen revisiones aleatorias a todos los auto tanques que pasan por el estado de Zacatecas y la gran coordinación que existe ha sido fundamental.

El año pasado se tuvieron detectadas cerca de 46 tomas clandestinas, agregó, y todas fueron clausuradas y selladas, además de que fueron iniciadas las averiguaciones previas. Al día de hoy hay solamente 2, reiteró, en el municipio de Ojocaliente y Trancoso, donde hay un tramo de poliducto de aproximadamente 60 kilómetros.

Se ha redoblado la vigilancia en este tramo, dijo, en coordinación con el Ejército Mexicano, la Policía Federal y Seguridad Física de Pemex, de manera que se tiene un inicio de año bastante alentador.

Por otro lado, informó que el año pasado se detuvo a una banda que se dedicaba precisamente al robo de combustible, y se consignaron 7 elementos de la misma, la cual operaba en Ojocaliente. Uno de ellos, señaló, falleció durante la detención debido a que estaban extrayendo combustible y estalló la toma clandestina. Los demás están llevando a cabo su proceso y están internados en el penal de Cieneguillas.

La incidencia clandestina en Zacatecas en este sentido no es muy alta, comparada por ejemplo con Tamaulipas, en donde se tienen más de 2 mil 500 tomas, pero no vamos a permitir que se eleve. Indicó también que suele suceder que una toma que ha sido clausurada se vuelva a abrir, lo que cuenta como una nueva para efectos legales y de estadística, por lo que en ocasiones los números se elevan.

Para detectar las tomas clandestinas, dijo, se tienen dos elementos, el primero de los cuales es el hacer recorridos periódicos por los diferentes tramos para verificar físicamente que no haya esta situación, y el otro son las bajas de presión en las tuberías que reporta de manera constantemente Pemex.

Por otro lado, dio a conocer que en Zacatecas se va a iniciar la vigencia del nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales el próximo 16 de marzo, para lo cual se llevan a cabo reuniones de capacitación en los tres órdenes de gobierno, ya que a pesar de ser un ordenamiento federal, los primeros respondientes son la Policía Estatal, Municipales y Federales. Esto pone a Zacatecas y a Yucatán como punta de lanza a nivel nacional para la implementación de este nuevo sistema en materia federal.

Añadió que este es un gran paso para el estado porque a partir de ahora ya no se van a recibir reos del orden federal en los penales locales, sino que serán trasladados a instancias de reclusión de materia federal, lo que contribuirá a la tranquilidad del estado.

Respecto a los que ya están internos en penales zacatecanos, dijo, depende de su situación jurídica, ya que hay procesados y sentenciados. Los primeros tienen que seguir su proceso hasta su culminación, mientras que los segundos pueden ser trasladados. Es decir, que pueden ser trasladados hasta que haya una sentencia firme ejecutoriada, una vez que terminen su proceso, para no dañarles su derecho de una adecuada defensa. Comentó que este miércoles fueron trasladados 17 reos sentenciados de Cieneguillas a diversos penales federales en la República.

Por el momento, advirtió, quedan aún cerca de 200 reos federales en Cieneguillas, lo que representa casi 20%, pues en total hay mil reos en dichas instalaciones penitenciarias.

De cualquier forma, agregó, siempre existe la posibilidad de que se puedan amparar. Hay que recordar que esta figura jurídica la puede tener cualquier persona, incluso quienes estén privados de su libertad, y si los jueces lo determinan así, no se le coartarían sus garantías.

Noticias relacionadas

Top