70% del total de detenidos por la Preventiva se encuentran bajo el influjo del alcohol: José Ríos

IMG_1845

 

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Un importante incremento se registró el pasado fin de semana en lo que se refiere a reportes atendidos ante la ciudadanía por parte de elementos de la Policía Preventiva capitalina, ya que se tuvieron 280 llamado. Juan José Ríos, comandante operativo de la corporación, señaló que fueron 135 remisiones ante el Juez Comunitario por diversas faltas administrativas, se tuvieron dos robos en casa habitación, uno de ellos en la colonia La Toma y otro en Colinas del Padre.

Además, dijo que en ambas colonias se ha tenido de manera recurrente la comisión de este ilícito, y en coordinación con la Policía Estatal se está viendo la manera de llevar a cabo rondines de vigilancia de manera intensiva.

También se reportó un robo a transeúnte, ya que una persona que andaba conviviendo con los amigos la noche del sábado, fue sorprendido por los amantes de los bienes ajenos, quienes lo despojaron de su teléfono y algunas pertenencias. De igual forma, reportó la ciudadanía tres robos de accesorios y un robo de vehículo, el cual se recuperó este domingo en una comunidad de La Escondida.

Destacó el hecho lamentable en donde una persona de oficio sastre fue asesinado en el interior de su negocio, indicando el uniformado que la Policía Ministerial se encuentra realizando las averiguaciones del caso para dar con los homicidas.

Como fue la primera corporación en llegar al lugar de los hechos, ubicado en la avenida Morelos de la ciudad de Zacatecas, les corresponde resguardar el lugar, de manera que cuando lleguen tanto la Ministerial como el Ministerio Público y los peritos, no se encuentre contaminada la evidencia.

Por otro lado, dio a conocer que hay un intenso operativo por parte de la Policía Estatal y la Procuraduría General de la República (PGR) en todos los bares y antros de la capital y zona conurbada, añadiendo que se suscitó una fuerte riña al interior de uno de estos centros de diversión al momento de llevarse a cabo una inspección por parte de los agentes de seguridad pública. Como resultado se realizaron varias detenciones.

Se está volviendo cotidiano que personal de seguridad que resguarda los bares lesione a personas que conviven al interior del mismo, dijo, y en ocasiones los vigilantes quieren que la patrulla se lleve a los clientes, pero ya los sacan lesionados. En esos casos, lo que se hace es proporcionarle la asistencia médica que corresponde para que se verifique su estado de salud.

En esta ocasión se hizo la detención de varios empleados del bar, pero como no hubo denuncia no se precedió en su contra. Fue una consecuencia del mismo operativo, indicó.

Fuera de esto, la única persona que fue detenida es un sujeto que se introdujo en un kínder que se ubica sobre la avenida Quebradilla de la ciudad de Zacatecas, quien intentó robar este domingo. Todavía este lunes estaba en los separos, a la espera de ver si se interponía una demanda en su contra o no.

De cualquier manera, señaló que ya tiene antecedentes en la preventiva y el Ministerio Público ya lo individualizó también, de forma que es posible que se proceda en su contra. La intención que tenía era abrir un salón donde se tiene equipo de cómputo y de sonido, pero no lo logró. Incluso, dijo el comandante, se lesionó en su intento por abrir el lugar, por lo que se le proporcionaron los primeros auxilios por parte del personal médico de la propia Preventiva.

Hay otra persona que se dedica al robo de accesorios automotrices, informó Juan José Ríos, y abre los vehículos muy fácilmente. Su problema es que es alcohólico, y se queda dormido con las pertenencias que se roba. Afortunadamente se ha podido recuperar todo lo que se lleva, hasta un aparato que tiene un valor de entre 7 y 10 mil pesos él lo llegó a vender por 300 pesos. A este respecto, agregó el vocero de la corporación que a las instalaciones de la Preventiva acuden miembros de grupos de Alcohólicos Anónimos para hacer la invitación a quienes así lo deseen acudan a sus sesiones, buscando que dejen el consumo de licor. A nadie se le puede obligar a que tomen un tratamiento, dijo.

En lo que se refiere a cifras, comentó que del total de personas detenidas entre 70 y 75 por ciento se encuentran alcoholizadas o bajo los efectos de alguna droga, siendo esta una cantidad preocupante.

Noticias relacionadas

Top