El abuso policíaco ante las manifestaciones civiles es condenable: David Monreal‏

david monreal

Luego de condenar el actuar de la policía federal en contra de maestros y personal administrativo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y el lamentable fallecimiento del profesor Claudio Castillo Peña, David Monreal Ávila, senador de la República, instó a la Secretaría de Gobernación para que en coordinación con la Comisión Nacional de Derechos Humanos diseñen e impartan un programa exhaustivo y preciso de educación, divulgación y respeto a los derechos humanos así como del pleno dominio del uso proporcional de la fuerza pública.

Mediante un punto de acuerdo indicó que la sociedad mexicana en el ejercicio de su derecho a la libre manifestación, ha realizado a cabo diversos movimientos sociales, las asociaciones fueron un resorte hacia la transición de la democracia que existe en México, pues sencillamente, sin los movimientos y demandas sociales el país seguiría sumergido en la etapa de oscurantismo que se vivió en el siglo pasado.  

Sin embargo, durante la presente Administración Federal las demandas y movimientos sociales has sido reprimidas por el uso desmedido de la fuerza pública, lo que denota que anteponen los cascos y toletes sobre el dialogo y la razón.

Muestra de ello, afirmó, son los hechos ocurridos el primero de diciembre de 2012, durante la toma de protesta del Ejecutivo Federal; también el desalojo de los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) del Zócalo de la Ciudad de México el viernes 13 de septiembre de 2013; sin olvidar los casos de Tlatlaya y Ayotzinapa, hechos que dejan en claro un constante Estado de barbarie en el país.

Y se les deben sumar uno más, el día martes 24 de febrero, día de la Bandera Nacional, Policías Federales se enfrentaron con maestros y personal administrativo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) y del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg).

Lo que demandaban eran garantías en el pago sin retrasos de 94 mil profesores del sistema educativo de Guerrero y la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Monreal Ávila explicó que lo que era una marcha pactada con antelación desde el 11 de febrero, con el Subsecretario de Gobernación Federal, Luis Miranda, terminó en un enfrentamiento, desalojo, daños materiales, detenidos, lesionados y el lamentable fallecimiento del profesor Claudio Castillo Peña, de 65 años, como consecuencia de un traumatismo cráneo encefálico.

Estos hechos ponen de manifiesto que la Policía Federal no se rigió bajo la fracción III del artículo 8 de la Ley de la Policía Federal, que señala como una de sus facultades y atribuciones el de salvaguardar la integridad de las personas, garantizar, mantener y restablecer el orden y la paz públicos.

Ante tal realidad, la Secretaría de Gobernación solamente reportó un saldo de 7 policías y un número preliminar de 5 manifestantes lesionados. Sin embargo, reportes extraoficiales señalan que existen 106 profesores detenidos.

Cada día son más evidentes las acciones de represión que el Estado aplica en contra de la sociedad; parece que el Gobierno Federal no tiene memoria, tanto se condenó el caso contra el connacional Antonio Zambrano por su brutal asesinato a manos de policías de Estados Unidos, y las autoridades en México siguen actuando de manera autoritaria y represora en las protestas civiles, lo que deja en claro el doble discurso y el actuar incoherente de la autoridad, finalizó.

 

Noticias relacionadas

Top