Libre de minerales, el agua que se distribuye en Zacatecas: Jiapaz

IMG_9955Todos los hogares de Zacatecas pueden confiar en la calidad del agua que se distribuye en la zona metropolitana de la capital y Guadalupe, Morelos y Vetagrande, donde se da el servicio, ya que el sistema, por años anteriores ha sido revisada de manera recurrente tanto por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), como por los Servicios de Salud de Zacatecas (SSZ).

Así se expresó Carlos Chacón Quintana, director de la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (JIAPAZ), al ser entrevistado sobre información periodística reciente en la que se hace mención al hecho de que el vital líquido en la región contiene diversos minerales nocivos para la salud de las personas.

El agua que se entrega a los hogares es potable, agregó, la cual tiene que seguir una norma y es revisada por un laboratorio que se tiene de manera conjunta con la Comisión Nacional del Agua (CNA). “No podemos entregar a la gente agua que no sea potable, de eso que no quede duda”.

Dijo que para que no surja alguna situación adversa se tienen las pruebas recurrentes ante las instancias que quieran requerirlas, aunque de manera cotidiana se monitorea por parte de la CNA y los Servicios Coordinados de Salud.

El director señaló que a la fecha no se ha recibido reporte de institución de salud, sea privada o del sector público, que haya atendido un caso de persona con problemas médicos a causa de haber ingerido agua potable.

Agregó que por la topografía de Zacatecas llevar el agua a las casas constituye un esfuerzo extraordinario de parte de todos el personal que labora, además de que todo lleva su proceso, es decir, sustraer, rebombear, llevarla a las pilas, clorar, analizar el agua y mandar a los hogares la cantidad suficiente y con calidad.

Ahí es donde existe el problema, dijo, en el término “suficiente”, lo que constituye, al final de cuentas, el objetivo.

Por otro lado, comentó que por años en toda la zona conurbada de Zacatecas y Guadalupe la gente adquiere su garrafón para tener al alcance el agua que se ingiere, ya que algunas líneas de conducción y las de los mismos hogares se encuentran en mal estado por la formación de sarro natural.

Sin embargo, se debe tener la certeza y la seguridad que el agua que llega a las familias es potable y de calidad, enfatizó, manifestando que “no quisiera entrar en un debate estéril sobre el tema”.

La Universidad tiene personal muy capacitado para realizar este tipo de estudios del agua, indicó, de manera que estamos dispuestos para que vengan a realizar un trabajo de este tipo y para que seamos partes coadyuvantes, ya que estamos extrayendo el líquido del subsuelo, pero no sabemos cómo estén esos espacios y se pudiera trabajar de manera coordinada para disminuir el riesgo, ya que actualmente se extrae de una profundidad de 300 metros en delante.

Así, se analiza la calidad desde el primer momento, ya que no se puede entregar un pozo que contenga minerales ya no sólo dañinos para el hombre al momento de la ingesta, sino al simple contacto.

De encontrarse irregularidades en la calidad del líquido, aseveró el funcionario, seríamos objeto de severas sanciones por parte de las autoridades que nos supervisan, de manea que son bienvenidas todas las instituciones, como la UAZ, que quieran coadyuvar en el monitoreo.

Para citar un ejemplo, dijo que en el polígono de la Condesa, en Guadalupe, empresas que se dedican a la construcción de la vivienda abrieron un pozo para la extracción del agua, en el cual no fueron encontrados ni minerales ni agua.

Esto conlleva a otro problema, ya que los mantos acuíferos se encuentran sobreexplotados, sobre todo en la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe, y el problema se hace más grave en este tiempo de estiaje.

Sin embargo, los pozos están lejanos a donde se encuentran los minerales. El sistema Benito Juárez, lo mismo que La Joya, están bastante retirados de la capital, comentó. Actualmente se tienen registrados y trabajando 54 pozos para abastecer a la región conformada por 4 municipios.

Por último, comentó el director sobre el hecho de que colonos de la Alma Obrera tomaron parcialmente la vialidad en reclamo de que no se les avisó que se realizarían obras de mantenimiento, amenazando tomar la rúa en su totalidad, que se ha solicitado en varias ocasiones a los medios de comunicación que apoyen la labor de difusión para evitar en lo posible este tipo de hechos. A veces llega primero el reporte a los noticieros que al propio organismo, dijo.

El gran problema de Zacatecas son las fugas de agua, señaló, ya que hay tuberías que tienen mucho tiempo de servicio. Algunas se encuentran en redes generales y se deben hacer mantenimientos. Esto implica que los hogares tengan problema en el suministro de agua;

sin embargo, se sigue trabajando en el tema, día y noche, para que los hogares tengan el servicio de manera permanente.

De cualquier forma, es conveniente hacer reportes cuando se requiera, para lo cual el personal de la Jiapaz se encuentra atento. Se labora los 365 días del año, las 24 horas del día. En cuanto al problema concreto, informó que personalmente comparecería ante los colonos para ver la mejor manera se solucionar el problema este mismo viernes.

Entre tanto, se vería la forma de enviar pipas con agua, que también es potable, en tanto se rehabilita el sistema.

http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top