Los llamados del obispo y la UAZ

gerardo-de-avila1Referente periodístico…

Por Gerardo DE ÁVILA (*) 

Dos noticias sobresalieron la semana pasada. La primera: el nuevo llamado del Obispo Sigifredo Noriega Berceló hacia los candidatos para que sean honestos con la ciudadanía y, la segunda, que la UAZ está entre las 20 universidades más prestigiadas.

¡Juzgue usted!

Nadie en sus cabales, duda de la autoridad que representa del jerarca de la iglesia catabólica, aunque resulta evidente que quienes aspiran a llegar a San Lázaro no acatarán el llamado del Obispo. Llamar a a los políticos a la honestidad es pedir demasiado.

¿Milagros pues?

No es la primera vez, que líder católico se dirige a la clase política dominante, sin que hasta el momento sus llamados hayan tenido eco. Aun así, el Obispo está en su derecho de hacer cuántos llamados quiera.

Aunque no lo escuchan.

Dignificar la política y a los políticos va más allá de simples llamados, en todo caso, considero que es un asunto de ética, moral y valores que desde hace años no forman parte de quienes compiten por un cargo de elección popular.

Las cosas por su nombre.

Me parece pues, que no será con llamados a los políticos, -por cierto, en franca decadencia-, como cambiarán su conducta y la forma de hacer política. El sistema político mexicano y de partidos requiere una sacudida que venga desde la sociedad.

No de llamaos a misa.

En cualquier escenario, como líder espiritual, el Obispo Noriega Barceló puede hacer los llamados que quiera, aunque los políticos ven y verán a la política, como una forma de servirse y al último de servir, con sus honrosas excepciones, claro.

¿A poco no?

Lo bueno de la UAZ

No todo son malas noticias en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ). De acuerdo con la revista especializada América Economía nuestra alma mater está ubicada entre las 20 universidades más prestigiadas de México.

¡Qué tal eh!

 

Si bien, el presupuesto que recibe la universidad no corresponde con el crecimiento cuantitativo y cualitativo, su contribución al Estado y al país es innegable. Considero, que es momento, que tanto el gobierno federal como estatal deben mostrar más compromiso para con la UAZ.

Es lo mínimo.

De acuerdo con el discurso oficial, la designación de los presupuesto para las universidades públicas nada tiene qué ver con el ranking. La explicación es que de acuerdo con la matrícula que atienden es cómo se asignan los recursos, aunque no por la calidad educativa.

Habrá que ver.

No sorprende que la UNAM, el IPN, la UAM y el ITESM aparezcan como las instituciones mejor calificadas. Finalmente, son universidades e institutos ya acreditados históricamente. La entrañable UAZ se encuentra aún lejos de las mejores.

Hay que decirlo.

Sin embargo, resulta pertinente recordar, que aún con esta noticia importante, los eternos problemas financieros en la UAZ persisten y la solución de fondo se ve lejana. La SHyCP está esperando que la universidad presente su proyecto de saneamiento financiero.

¿Lo tendrán?

En resumidas cuentas, no todo es malo en la UAZ, aunque la realidad es que las debilitadas finanzas, la ausencia de transparencia, los casos de corrupción en la administración central y en las unidades académicas persisten.

Una de cal, por una de arena.

Del archivo personal:

1) Con más pena que gloria se ha ido la primera semana de campañas políticas rumbo a la elección del 7 de junio. Escasa creatividad, nula imaginación y poca contundencia han mostrado los candidatos y sus equipos de campaña. Eso sí, las redes sociales tapizada de propaganda electoral, sin idea clara de los aspirantes. En suma, no esperemos grandes cosas.

2) De acuerdo con la empresa Consulta Mitofsky, MORENA saldrá mejor librado que lo que queda del PRD en el actual proceso electoral. ¿Usted qué opina? Me parece que hay lógica y puede ocurrir.

Es tan sólo una opinión.

(*) Periodista

Maestro en ciencia política

[email protected]

http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top