En Zacatecas no se han detectado casos de explotación infantil: Ricardo Rosales

Jesús Ricardo Rosales RuedaZacatecas, Zac.- Jesús Ricardo Rosales Rueda, subdirector de Atención a Grupos Vulnerables y Desarrollo Familiar del SEDIF‏, negó que Zacatecas sea uno de los 6 estados de la República donde más se presenta la explotación laboral infantil, esto dijo, es un serio problema social que, sin embargo, es diferente al “trabajo infantil”.

Aseguró que en la entidad no se han detectado casos de explotación infantil, pero sí reconoció que hay menores trabajando en los campos agrícolas como jornaleros, especialmente en Río Florido, Fresnillo, donde dijo, pudiera presentarse algún tipo de explotación, pero afirmó que varias instancias de gobierno, como Sedesol y el DIF, se coordinan para evitar que se presente este fenómeno.

En entrevista, comentó que la población que tiene Zacatecas con respecto a los niños trabajadores varía básicamente porque se manejan dos campos. Uno son los niños urbano-marginales, mientras que el otro lo constituyen los niños jornaleros, en donde se registran cifras muy importantes de menores que trabajan, pero que se tendrían que revisar las condiciones de la entidad en este sentido, para que se pudiera dar la explotación.

Cuando se habla de los niños urbano-marginales las cifras han ido variando, y una de las preocupaciones de la administración del Sistema DIF Estatal es conocer las cifras reales, por lo que se dieron a la tarea de realizar un diagnóstico para conocer qué tan importante es el fenómeno y qué tanto se da en el estado.

El tema se constituye en una mesa específica de análisis en la Secretaría del Trabajo, añadió y no se hacen las encuestas directamente al niño, sino que se aplican a los papás, quienes al ser entrevistados manifiestan que sí, el menor trabaja con ellos, por lo que las cifras son tan altas.

Cuando se hizo el estudio, la intención era que se entrevistara directamente al niño, para ver si en realidad es tan grande la cifra y se encontró una variable muy importante. La encuesta se hizo a un promedio de mil 287 niños de todo Zacatecas, por regiones y se encontró que 47% sí trabaja. El otro va variando entre “raramente” y “nunca”. Para la Secretaría del Trabajo Zacatecas tiene 26 mil 733 niños que trabajan, pero tiene que ver el número con los niños jornaleros, no con los de trabajo urbano-marginal.

El impedimento para poder analizar a profundidad las cifras, expuso el funcionario, es que se trata de niños que vienen por temporadas y las cifras aún no quedan claras para la Sedesol. Entre abril y mayo comienzan a llegar los niños jornaleros a los campos agrícolas, principalmente, de Río Florido, donde pudiera decirse, en su momento, que hay explotación.

Indicó Rosales Rueda que a partir de la nueva Ley de los derechos de niños, niñas y adolescentes, SEDIF se involucra en los estudios sobre el tema, participa en los recorridos con Sedesol para atender a las familias de los infantes, ya que no se contrata a los niños, sino a las familias.

Así, el SEDIF deberá supervisar que los derechos de los niños no sean violados, aunque el asunto es muy complejo, ya que no tienen acta de nacimiento o algún papel que los acredite que son de la familia que llega a laborar, de manera que no se les puede hacer un seguimiento.

Además, todos los jornaleros que llegan ya vienen contratados y no vienen a pedir trabajo, añadió. Vienen procedentes de Guanajuato, Michoacán y otros lugares y son generalmente indígenas. Vienen en camiones para cada uno de los contratantes y lo que se está buscando es hablar con los contratantes para que se cuente con buenas condiciones laborales para las familias, de manera que lleguen a un lugar higiénico y adecuado.

Por otro lado, informó que la Sedesol tiene varios programas para apoyar a las familias que traen niños, incluso, se les da un recurso para que los menores no trabajen, además de que hay coordinación con la Seduzac y los SSZ para que aunque sea de manera temporal, vayan a la escuela y tengan actividades recreativas, culturales y de salud.

El problema mayor para detectar situaciones de explotación es que cuando se tiene una familia en la que se da el trabajo de los menores y se le hace saber al padre de familia que está incurriendo en un delito, al día siguiente esa familia ya no está en Zacatecas, aseguró el funcionario. Además, hay que revisar los usos y costumbres que tienen.

Se busca, además, otorgar algún tipo de incentivo para los contratantes, de manera que se llegue a tener las mejores condiciones posibles. Hace apenas 3 años, los jornaleros se llegaban a quedar hasta en las azoteas de las casas sin ningún tipo de protección. Afortunadamente no hubo accidentes.

Las señoras llegaban a dar a luz en el campo, dijo y se han venido vigilando todos estos aspectos. Tampoco tenían un área para comedor y ya se estableció un espacio para instalar una cocina, la cual ha venido funcionando de manera permanente, ya que se brinda atención a toda la población.

Si se llega a detectar alguna situación de explotación, el deber del SEDIF es hacer partícipe a la Procuraduría de la Defensa de los Niños, las Niñas y la Familia, aunque no se han detectado. Agregó que anteriormente acompañaba al personal del SEDIF una patrulla de la Policía Preventiva, pero en cuanto veían que estaban acercándose, se desaparecían. Hasta los mismos contratantes esconden a los niños, en algunas ocasiones, señaló.

Para llevar un control se levanta una cédula de identificación por familia, comentó Ricardo Rosales, de manera que les llegue el recurso de Sedesol, en tanto que en años anteriores se han reportado hasta 8 mil personas. Sin embargo, este año aún no se hace el cómputo porque apenas están llegando.

Etiquetas
https://www.goldcorp.com/Spanish/cartera/operaciones/penasquito/default.aspx

Noticias relacionadas

Top