Se asoma el abstencionismo

Referente periodístico…

Por Gerardo DE ÁVILA (*)

Zacatecas, Zac.-A un mes de que iniciaron las campañas políticas para elegir 500 diputados federales intentaré hacer un apretado análisis de cómo van éstas en lo nacional y en lo local. Preocupa (no es ironía) la nula creatividad de los candidatos y la notoria apatía ciudadana.

Se asoma el abstencionismo.

En el plano nacional, afloró desde un inició lo corriente (tampoco es ironía) de los partidos políticos mal llamados “grandes” acusándose unos contra otros de las malas acciones como gobierno. Entre lodo, corruptelas e impunidad transitan las campañas.

Tristemente.

Los partidos “chicos” o de nueva aparición no aprovechan las “campañas sucias” de sus adversarios para posicionarse. En un mes son las elecciones y a cómo se ven las cosas algunos perderán el registro. Así de triste están.

En medio de esta discusión, al Instituto Nacional Electoral (antes el IFE) parece no preocuparle que los partidos políticos y sus candidatos eleven la calidad en las campañas. En otras palabras, el árbitro electoral se ve complaciente.

Pobre democracia.

El cinismo de los institutos políticos (diez) y de sus candidatos no tiene límite. Da la sensación, que a ellos parece no importarles que sus estrategias y propuestas (poco claras) no estén en el ánimo de la ciudadanía.

Ni como ayudarles.

Tradicionalmente, un proceso federal como el que se vive, suele ser poco atractivo para la sociedad. La percepción social de que los diputados no hacen nada y son unos vividores no ha cambiado.

Las cosas por su nombre.

En resumen, las campañas políticas están ausentes de la agenda de la ciudadanía. Los miles de spots sólo reflejan la crisis de credibilidad que hay en todos los partidos políticos. No esperemos grandes cambios de aquí al 7 de junio.

Están para llorar.

Y en lo local que…

En cuanto al proceso electoral en Zacatecas, la realidad es similar a lo nacional. Dicho de otra manera, es una réplica. Campañas políticas ausentes, propuestas inalcanzables, compromisos poco serios y un desinterés ciudadano es lo que prevalecen.

¿A quién le sirve esto?

En el Distrito I con sede Fresnillo, la realidad es la misma. La atención se centra en dos candidatos: Benjamín Medrano Quesada (PRI-PVEM) y Saúl Monreal Ávila (PT-PRD). Ambos políticos dicen traer encuestas que van a ganar.

Qué dice el elector.

En cuanto al Distrito II con sede en Jerez, las noticias señalan que la lucha electoral está entre Francisco Escobedo Villegas (PRI-PVEM) y Pepe “Pasteles” (PAN). También han aparecido algunas mediciones que no han sido reconocidas por el candidato priista.

El PRD esta aniquilado.

Dicen los que saben, que Claudia Anaya Mota (PRI-PVEM) se alzará con la victoria, aunque Noemí Luna Ayala (PAN) y José Narro Céspedes (PRD) están haciendo su esfuerzo. Vamos a ver qué dicen los votantes del Distrito III con sede en la Zacatecas.

Nada para nadie.

Finalmente, en el Distrito IV con sede en Guadalupe, tres candidatos se disputan el triunfo: Araceli Guerrero Esquivel (PRI-PVEM), Alfredo Femat Bañuelos (PT) y José Luis Figueroa “el cepillo” (MORENA). Se esperaba más competencia.

A ver qué pasa.

Como se puede ver, a un mes de las elecciones poco o nada extraordinario podemos esperar, que no sea la aparición de más “guerrea sucia”. Todos prometen acabar con la pobreza, la desigualdad, la impunidad y la inseguridad, aunque nunca dicen cómo.

Y todo son todos.

Aún con todo y pese a todo, es importante recordar que el 7 de junio es un deber ciudadano acudir a votar. Lo preocupante es que el fantasma del abstencionismo ya recorre el Estado. ¿Lo sabrán los partidos y candidatos?

Vote. Pese a todo.

Del archivo personal:

Lo ocurrido en Jalisco habla de lo debilitado que se encuentra el Estado mexicano. El narcotráfico puso en jaque a la autoridad que sabía lo que podría ocurrir.

Es tan sólo una opinión.

(*) Periodista.

Maestro en ciencia política.

[email protected]

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top