Golpes bajos

Referente periodístico…

Por Gerardo DE ÁVILA (*)

gerardo-de-avila1Mientras la actual elección federal entró en su etapa final, quienes aspiran a ser gobernador comienzan a recibir los primeros “golpes bajos”. Víctor Roberto Infante González es el primer aspirante en ser exhibido en su paso por el ISSSTEZAC.

Acusan corrupción.

Aunque tendrá que probarlo, la Auditoría Superior del Estado (ASE) de Raúl Brito encontró, que en el ISSSTEZAC, los principales directores se repartieron cerca de 10 millones de pesos, entre ellos, el ahora Delegado del IMSS en Durango.

Es apenas el inicio.

Según la ASE, Miguel de la Torre Kusulas, Mauro Ruiz Berúmen y Rosa Barbosa, se otorgaron como “indemnización”, arriba del millón de pesos. Evidentemente, el polémico Infante González está en desacuerdo con el órgano fiscalizador.

Golpes bajos.

Es público, que el priista, que trabajó en el gobierno perredista de Amalia Dolores García Medina aspira a la candidatura para la gubernatura de Zacatecas. Por estas y otras razones, el aún Delegado siente que comenzaron los ataques en su contra.

Eso es lo que dice él.

Llamó la atención, que Víctor Roberto Infante González culpó a la actual administración de estos “golpes bajos”, al tiempo que la hizo responsable de lo que le pueda pasar a él y a su familia. De ese tamaño fue el enojo del priista que suspira por ser gobernador.

Suena a exageración.

El desconcierto de Infante González, es que no entiende la envestida, pues la ex zar anticorrupción en tiempos de Amalia Dolores, Norma Julieta del Río Venegas auditó en varias ocasiones su gestión y siempre salió absuelto.

¡Ups, golpes bajos pues!

Pero no es el único…

Otro actor político que comienza a sufrir los embates de los “golpes bajos” es precisamente el Senador Carlos Puente Salas, -que al menos hasta hoy-, los priistas no lo quieren como candidato a gobernador, a pesar de un acuerdo político para que eso ocurriera.

Él se bajó en 2010.

El todólogo (no es ironía) del Partido Verde Ecologista de México (PEVM) debe acostumbrarse que el priismo y el neopriismo no lo dejarán que sea el abanderado. Trascendió, que Alejandro Tello, Adolfo Bonilla y el inquieto Arturo Nahle no le permitirán se encargarán que no sea el candidato.

Ni con alianza.

Si esto es así, el Senador debe entender desde ahora, que si quiere ser candidato a gobernador no será con el apoyo del PRI a quien él brindó su apoyo en 2010. Así los “golpes bajos” comienzan a ser acto de presencia. Por ahora son el partido en el gobierno, luego sigue la oposición.

Cuestión de tiempo.

Aunque nada está escrito, el PVEM está destinado con todo y su 8% de los votos a buscar para 2016 nueva alianza con otros partidos políticos, porque hay la sensación de que la alianza con el tricolor vive sus últimas semanas.

No es ironía eh.

Bajo este supuesto, y aunque en condiciones muy distintas, tanto Víctor Roberto Infante González como Carlos Puentes Salas sienten ya los “golpes bajos”. Si bien aún no son los tiempos para abrirse de manera franca, la candidatura se ve lejana, más en el primero de los casos.

Se nota a leguas.

En suma, los “golpes bajos” en algunos aspirantes a la gubernatura han iniciado. No le extrañe a usted fino lector, que pasando la elección del 7 de junio, la lista de señalados aumente de manera considerable. La pregunta es saber ¿quién sigue?

Un priista o un neopriista.

Del archivo personal:

Como lo hemos consignados, la sucesión en la UAZ ya también comienza a tomar fuerza. Vemos muy activo al ex Secretario General del SPAUAZ, Antonio Guzmán Fernández, a quien sin duda hay un grupo que lo está respaldando para que sea candidato a rector.

Es tan sólo una opinión.

(*) Periodista

Maestro en ciencia política

[email protected]

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top