En la cultura de la legalidad se debe respetar la ley, y rechazar actos delictivos, ilegales y corruptos: Rivera Delgadillo

Zacatecas, Zac.-Para disminuir la corrupción, acceder a la información y garantizar la transparencia y la rendición de cuentas, se requiere de la Participación Ciudadana; es decir, que las personas sean proactivas y copartícipes en la promoción de la Cultura de la Legalidad, para fortalecer el Estado democrático de derecho, afirmó el Mtro Virgilio Rivera Delgadillo, Presidente del Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas, durante la puesta en marcha del programa de capacitación para profesores de la Asignatura Estatal “Jóvenes Zacatecanos por una Cultura de la Legalidad y la Convivencia Pacífica”.

En el acto protocolario estuvieron también presentes la maestra Judith Arteaga Carrillo, jefa del departamento de programas de desarrollo de la Secretaría de Educación de Zacatecas; el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Dr. Arnulfo Joel Correa Chacón; el Subprocurador de Derechos Humanos y Atención a Víctimas en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Zacatecas, Lic. José Manuel Contreras Santoyo, y la maestra Norma González Hernández, Directora de la Escuela Secundaria “José Árbol y Bonilla”.

En su mensaje, el Mtro. Rivera Delgadillo dijo que uno de los fines primordiales del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas es contribuir al desarrollo de la vida democrática en el estado de Zacatecas y difundir la cultura cívica; y por ello, es para el Instituto un placer y un orgullo formar parte de este gran evento; así como haber formado parte del colectivo de de la creación originaria de la Asignatura Estatal “Jóvenes Zacatecanos por una Cultura de la Legalidad”.

Conceptualmente hablando, la Cultura de la Legalidad de una sociedad determinada, “es el conjunto de creencias, valores, normas y acciones que promueve que la población crea en el Estado de derecho, lo defienda y no tolere la ilegalidad”. Sirve como criterio para evaluar el grado de respeto y apego a las normas vigentes por parte de sus aplicadores y destinatarios.

Explicó además que es un mecanismo de autorregulación individual y regulación social, que exige por parte de los ciudadanos una cierta armonía entre el respeto a la ley, las convicciones morales y las tradiciones y convenciones culturales.

Destacó el Consejero Presidente del IEEZ que no se puede concebir una cultura de legalidad si no existe un Estado de Derecho, en el que todos los integrantes de la sociedad estemos gobernados por leyes establecidas en forma democrática, que protegen los derechos individuales y se aplican uniformemente.

Asimismo, invitó a los jóvenes estudiantes a asumir su responsabilidad conociendo las normas, respetándolas y rechazando los actos ilegales y corruptos. “Para promover una Cultura de la Legalidad tú, nosotros y todas las personas debemos partir de estos principios”: Interesarnos y conocer las normas básicas que nos regulan. Respetar las normas. Rechazar y condenar los actos ilegales. Y Colaborar con las dependencias del sistema de procuración de justicia.

Estoy convencido, dijo, que una de las principales vertientes para detener el fenómeno de la inseguridad y promover el bienestar colectivo es a través del fortalecimiento del Estado de derecho. Esto se puede lograr si todas las personas respetamos las normas jurídicas y sociales y promovemos que otras personas las respeten.

Es importante formar estudiantes de todos los niveles educativos, para que desarrollen competencias específicas que les permitan promover la Cultura de la Legalidad y al mismo tiempo, rechazar actos delictivos o corruptos.

Precisó además que para promover la Cultura de la Legalidad en el sector escolar, en el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas, establecemos vínculos con autoridades educativas y otras organizaciones civiles; capacitamos a docentes; elaboramos materiales educativos y promocionales; damos talleres a padres y madres de familia en formación de valores y de ciudadanía.

La práctica de la Cultura de la Legalidad puede permear dentro de las instituciones y desarrollar casos de éxito que impulsen en la ciudadanía, la participación y la exigencia de transparencia y rendición de cuentas de sus servidores públicos, al tiempo que sus demandas sean respondidas de acuerdo a las normas y procedimientos establecidos.

Los servidores públicos, ciudadanos antes que nada, debemos colaborar para promover esta nueva cultura, en el entendido de que, más allá de una obligación profesional, el respeto a la ley, el rechazo a la ilegalidad y la denuncia, tendrán un impacto significativo en el bienestar social.

La cultura de la legalidad exige que cada órgano, cada familia, cada persona, asuma el papel que le corresponde desempeñar responsablemente, sin ambages ni temores. Solamente así se logrará el fortalecimiento de nuestra democracia y el bienestar del pueblo, a quien nos debemos.

Por último, el Mtro. Virgilio Rivera Delgadillo exhortó a todas y todos los jóvenes que hoy nos acompañan, a las autoridades y las y los docentes a que nos convirtamos en promotores incansables de una Cultura de Legalidad en nuestros ámbitos de actuación. Por mi conducto, el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas refrenda su compromiso de continuar como un aliado de todas las instituciones que promueven los valores democráticos, los derechos humanos y por ende, la cultura de la legalidad y el estado de derecho.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top