Reportaje – Llegan 42 por ciento de mujeres a San Lázaro

Rinde frutos reforma electoral que instauró paridad de género

congreso05archivocimac_2
Archivo CIMACFoto
Por: Anayeli García Martínez

Cimacnoticias | México, DF.- A pasos lentos pero firmes, las mexicanas ganaron espacios en la Cámara de Diputados y en los congresos locales, tras los comicios del pasado 7 de junio.

La jornada electoral del 7 de junio mostró que poco a poco las mujeres ganan terreno en la esfera política, y ejemplo de ello es que la próxima Legislatura de la Cámara de Diputados podría estar conformada por entre 40 y 42 por ciento de curules femeninas.

Este es el primer resultado de la reforma político-electoral de 2014 que elevó a rango constitucional la paridad de género, es decir, la obligación de los partidos de dar a las mujeres el 50 por ciento de sus candidaturas a diputaciones locales y federales.

Al respecto, Martha Tagle, integrante del Grupo de Trabajo del Instituto Nacional Electoral (INE) que da seguimiento a la paridad, dice que la igualdad en candidaturas como principio constitucional y como parte de las leyes generales de Partidos Políticos, y de Instituciones y Procedimientos Electorales, es en sí un avance democrático.

La añeja demanda por fomentar la participación femenina comenzó a tomar forma en 1996 cuando la ley electoral recomendaba una cuota de 30 por ciento de candidaturas de mujeres. En 2002 esta cuota se volvió obligatoria; en 2007 se incrementó a 40 por ciento, y finalmente en 2014, gracias a la lucha de legisladoras, académicas y activistas, se llegó al 50 por ciento de postulaciones femeninas.

Es así que la reciente elección fue la primera en México en la que compitió igual número de mujeres y hombres para ocupar 500 diputaciones federales (300 por voto directo y 200 plurinominales); diputaciones en 16 congresos estatales, y cargos en mil 4 alcaldías y 20 juntas municipales.

En cumplimiento con la reforma político-electoral, los partidos registraron 4 mil 496 candidaturas a diputaciones por voto directo y representación proporcional. De esa cantidad, la mitad de las postulaciones, 2 mil 248, fueron de mujeres, según informó el INE.

De acuerdo con los cómputos distritales en todo el país, habrá un avance en la representación femenina, ya que hay 119 virtuales ganadoras por voto directo, y los cálculos indican que habría 94 diputadas plurinominales: en total 213 escaños femeninos.

Los cálculos de las expertas indican que, en total de las 500 curules por ambos principios, entre 40 y 42 por ciento podrían corresponder para las mujeres, lo que se traduce en un avance lento pero firme.

La saliente Legislatura de la Cámara baja tiene una representación femenina de 37 por ciento, por lo que tras la reciente elección se tendría un avance en la presencia de mujeres de entre 3 y 5 puntos porcentuales.

Tagle recuerda que con los comicios de 2012  para elegir diputaciones federales hubo un aumento de casi 10 por ciento, lo que fue un gran salto en una sola Legislatura, ascenso que se debió a la entonces cuota 60-40, y a una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que obligo a los partidos a cumplir con la ley.

“Sabemos que a medida que nos estamos acercando a la meta que es de 50 por ciento, los porcentajes y avances son más lentos”, observa la activista y militante de Movimiento Ciudadano.

LOGRO IMPORTANTE
La consultora en género y política, Teresa Hevia Rocha, señala que considerando cómo estaba la participación femenina hace algunos años –en 1996 la ley recomendaba una cuota 70-30 en postulaciones–, la posibilidad de llegar o rebasar el 40 por ciento de mujeres en la Cámara baja es un logro “muy importante”.

“Estos procesos son complejos, toman tiempo, pero la verdad es que en los últimos años hemos visto avances muy importantes en la legislación, en la jurisprudencia, que se traducen en un arribo casi paritario de mujeres”, explica.

Al hacer un balance sobre este proceso electoral, Hevia Rocha destaca que las candidatas enfrentaron un contexto complicado porque, a pesar de la ley, para llegar a las postulaciones hubo “muchos estires y aflojes”, incluso imposiciones de candidatas y postulación de mujeres sin formación política frente a otras que compitieron en la elección interna de los partidos.

No obstante, para la especialista lo importante ahora es que haya más parlamentarias, y que hoy se esté más cerca de concretar un congreso paritario. “Debemos darle tiempo a la cultura, a todos estos cambios, a la parte simbólica, pero vamos por buen camino y no vamos a tardar en llegar”, celebra.

Es de destacar que la paridad también aplica a diputaciones locales, por lo que se espera que también aumente la presencia femenina en los congresos estatales.

Por lo pronto, los cómputos distritales muestran que el voto favoreció a más mujeres en los estados de Querétaro (8 mujeres y 7 varones), y Campeche (18 mujeres y 17 hombres).

Otra buena noticia de estos comicios, destaca Hevia Rocha, es que en diferentes entidades las mujeres constituyeron observatorios, y esto ayudará a que quienes lleguen, mujeres o varones, estén conscientes de que hay una ciudadanía atenta a su desempeño.

Otro ámbito de participación política son los ayuntamientos: de acuerdo con el Observatorio de Participación Política de las Mujeres, del Instituto Nacional de las Mujeres, al corte de octubre de 2014 sólo 175 de los 2 mil 441 municipios en México eran gobernados por mujeres, es decir, apenas el 7.16 por ciento.

OMISIONES POR RESOLVER

La ley electoral fue omisa en la paridad en la integración de ayuntamientos, pero esta se logró a través de resoluciones del TEPJF que obligó a los partidos a postular a 50 por ciento de mujeres en las listas para ocupar cargos en las presidencias municipales, regidurías y sindicaturas.

La magistrada del TEPJF, María del Carmen Alanís Figueroa, afirma que “la paridad en candidaturas no es equivalente a igualdad de representación, siempre lo hemos tenido en cuenta”.

Advierte que a pesar de que haya más candidaturas femeninas no se puede obligar a la ciudadanía a votar por las mujeres que contienden. Aún así el resultado de las cuotas y de la paridad en la ley es el incremento de la representación femenina en los congresos y en los municipios.

Por otra parte, es común que en una elección se impugnen distritos con elecciones muy cerradas o donde hubo presuntas irregularidades.

Así, aún quedan dos meses, julio y agosto, para conocer impugnaciones sobe los resultados electorales, por lo que la magistrada confía en que las quejas electorales no cambien de manera radical la conformación femenina de la Cámara baja.

 

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top