Denuncia Luévano Cantú desfalco de 80 mdp en construcción de las “glorietas de la muerte”

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.- En conferencia de prensa ofrecida este miércoles, la diputada Soledad Luévano Cantú denunció un mega desvió de casi 80 millones de pesos en las denominas “glorietas de la Muerte” o “Centro Cívicos del Centenario”, en medio de una jornada de denuncias de corrupción y en el marco de la aprobación de la cuenta de Gobierno del Estado.

La legisladora de Morena dio a conocer a los medios de comunicación presentes una investigación en la que incluyó las filtraciones de 2 funcionarios de la Secretaría de Infraestructura (Sinfra) y los testimonios de 7 constructores, complementados con información se complementó con documentos obtenidos mediante la Ley de Transparencia.

De acuerdo a la diputada,  una vez revisados 56 expedientes de las “glorietas de la muerte” (faltaron los expedientes de Guadalupe y de Zacatecas), encontró una serie de anomalías: “las glorietas se construyeron con recursos federales destinados a la rehabilitación de vialidades, por lo cual se facturaron con el concepto ‘Pavimentación de la Carretera de Acceso a la Cabecera Municipal’; cada glorieta se facturó por 1 millón 894 mil pesos, es decir, las 56 Glorietas nos costaron en total 106 millones de pesos”, aseveró.

Pese a ello, Luevano Cantú entregó a los medios de comunicación  el catálogo base de conceptos elaborado para la construcción de las glorietas, donde se hace referencia a que los monumentos tuvieron un costo real de 491 mil 228 pesos. “Estamos hablando de un sobreprecio de casi el 400%, por lo que se constituye en el robo del centenario, un desfalco de más de 78 millones de pesos”, aseguró la representante popular.

Además, hizo suyas las palabras de los constructores entrevistados y acusó al hermano del gobernador Miguel Alonso de cobrar los diezmos y sobreprecios de estos monumentos, “Son las glorietas de la muerte, son el robo del centenario, son el capricho de Miguel, son el negocio de su hermano”, dijo Soledad Luevano.

Por otro lado, la Legisladora explicó el procedimiento para la adjudicación y construcción de las controvertidas glorietas, señalando que todo comenzó como un capricho del gobernador por emular al dictador Porfirio Díaz, quien en el marco de la celebración del Centenario de la Independencia ordenó la construcción de monumentos en cada capital de los estados. “El gobernador ordenó la construcción de monumentos para conmemorar el Centenario de la Toma de Zacatecas, exactamente como lo hizo Porfirio Díaz para conmemorar el Centenario de la Independencia”, agregó.

Según la legisladora, después de que el gobernador autorizara los proyectos, su hermano Juan Alonso se adueñó de las obras y ordenó realizar una adjudicación amañada: “al interior de la Secretaría se encargaron de elaborar las propuestas técnicas y presupuestos necesarios y los constructores sólo tuvieron que firmar propuestas que ni siquiera conocían; es por ello que todas las glorietas fueron facturadas en prácticamente al mismo precio, ya que la diferencia entre la glorieta más cara y las más económica es de 700 pesos, aunque simplemente es imposible que 56 obras distintas tengan una diferencia de 0.3% en sus costos”, expuso.

Además, denunció que las 56 glorietas se adjudicaron mediante invitación restringida a 3 constructores donde todos y cada uno de los contratos se firmaron el día 27 de diciembre de 2013. “Obviamente la eficiencia de Sinfra sorprende al mundo, pudieron realizar  y firmar un contrato cada 5 minutos”, dijo.

Además de los sobreprecios e irregularidades en las adjudicaciones, la legisladora exhibió la falta de protocolos de seguridad en la planeación y construcción de las glorietas, ya que ninguna de las 56 Glorietas tienen dictamen técnico ni cuenta con estudios de Protección Civil, por lo que constituyen un elemento de peligro en las carreteras. Además, ninguna de ellas cuenta con señalética o iluminación para evitar accidentes y tampoco cuentan con la inclinación que contrarresta la fuerza centrífuga de las curvas ni cuentan con espacio para poder realizar honores a la bandera, es decir, son un elemento meramente decorativos.

Son, aseveró, el capricho de Miguel, son el negocio de su hermano y son un peligro para la vida de los automovilistas. “Los muertos de las glorietas son responsabilidad de Miguel Alonso y su hermano”, enfatizó Luevano Cantú.

Por último, la Legisladora amenazó con acudir a la PGR y Auditoria Superior de la Federación (ASF) para denunciar el desvió. “Por eso le hago un llamado a los diputados para que rechacen la cuenta pública del gobernador y se haga una auditoria más amplia a Gobierno del Estado; si los diputados se convierten de nueva cuenta en tapadera de la corrupción, acudiré a las instancias federales para denunciar este desfalco de casi 80 millones de pesos. Les advierto a las y los diputados de esta Legislatura que serán cómplices de este gobierno corrupto  y esa mancha los perseguirá para siempre”, advirtió.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top