Comparten teóricas lecturas sobre el mito de López Velarde a través de su obra

IMG_9081Zacatecas, Zac.- “Alrededor de López Velarde se ha creado un mito, una figura petrificada…”, tal sentencia inauguró el diálogo titulado De la historia al mito, del mito a la historia. La petrificación de la figura de López Velarde, entablado por Citlaly Aguilar y Azalea Romero Rubio, como parte de las XVIII Jornadas Lopezlevardeanas, auspiciadas por el Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) “Ramón López Velarde”.

Realizado en el patio del Museo Zacatecano, el conversatorio abordó diversas lecturas que desde la crítica literaria post revolucionaria se han hecho en torno a la obra del bardo jerezano quien, entre detractores y defensores, y en medio de manifestaciones artísticas que contrastaban, reivindicó un estilo original que recuperaba a los clásicos.

Con la mención de las lecturas que Enrique González Martínez, Julio Torri, Jorge Cuesta, Javier Villaurrutia y otros importantes escritores mexicanos realizaron sobre la obra del autor de El Minutero, el coloquio logró un sólido carácter al mencionar que “si una obra genera controversia es porque es importante”.

Citlaly Aguilar, escritora zacatecana y doctorante en Literatura Hispánica en el Colegio de México (ColMex) reflexionó sobre los procesos, a veces maduros y otros más estáticos, en los que la poesía de López Velarde se justifica a través de los esquemas que la gente tiene sobre éste.

Narrando de amena manera los avatares y privilegios de los que padeció y gozó López Velarde gracias a la crítica mexicana, tanto modernista como ateneísta, Citlaly Aguilar apeló por nuevas lecturas y discursos que no únicamente mitifiquen la figura del bardo pues, entonces, “sólo se seguirá hablando de él como una estatua”.

Por su parte, Azalea Romero Rubio, colega doctorante de Aguilar, abordó diversos elementos que conforman la prosa poética del jerezano, citando a algunos autores que le han colocado como “un poeta de la Revolución”.

“Explicado bajo la ruina de percepciones del pasado, López Velarde merece una relectura que fluctúe en elementos donde la obra propicie que el autor permanezca y perdure”, coincidieron las teóricas al concluir el conversatorio. 

 

Goldcorp

Noticias relacionadas

Top