Mujeres relegadas de la administración pública nacional

declaracionPor Kara Castillo

SemMéxico.- Durante el 2013, las instituciones de administración pública del país estuvieron encabezadas en un 81.3% por hombres y sólo 18.7 % dirigido por mujeres. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señala en sus cifras un “desequilibrio” y un fracaso para garantizar equidad en todos los ámbitos y niveles de gobierno.

Según cifras del INEGI difundidas este 23 de junio de 2015 en el marco del Día de la Administración Pública, la participación de las mujeres parece ir en picada. En 2012 las titulares mujeres de instituciones en las administraciones públicas municipales o delegacionales se registraba en poco más 21%, para pasar al 18.7% en el reciente conteo de 2013.

“A pesar de las diversas labores para incluir un mayor número de mujeres en el quehacer gubernamental, los cargos de alto nivel jerárquico en las administraciones públicas de las entidades federativas fueron ocupados, por servidores públicos del sexo masculino”, refiere el documento de análisis que acompaña el conteo.

De acuerdo con los datos del Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales (CNGSPSPE 2014), a nivel nacional 81.3% de los titulares registrados eran hombres y el 18.7% restante mujeres.

El porcentaje de hombres titulares supera al de las mujeres en todos los estados, pero existen demarcaciones que asoman más del 30% con representaciones femeninas: Morelos es una de las entidades que señaló tener una mayor proporción de mujeres titulares con 34.8%, Tlaxcala con 31.8% de su personal y Campeche con 30.8%.

Los estados que registraron una menor proporción de mujeres titulares fueron Baja California Sur con 7.1%, Oaxaca con 10.3% Sinaloa con 10.7%. Sonora se sitúa en el último lugar, con 0 representación de mujeres titulares en alguna de sus instituciones.

La segregación: horizontal y vertical

Las mujeres están cruzadas por la desigualdad. En la administración pública existe una especie de segregación horizontal, las mujeres se concentran en espacios o funciones que sólo tienen margen de labores administrativas, de apoyo u otras de menor jerarquía.

Pero también viven una segregación vertical;  la concentración de mujeres en la base de la pirámide de la estructura organizacional muestra que “a mayor jerarquía en la pirámide se evidencia una menor presencia femenina y mayor presencia de varones en la cúspide de la organización”.

¿Dónde trabajan las mujeres?

En la distribución porcentual de hombres y mujeres que conforman las instituciones estatales se puede apreciar que en las instituciones de salud es donde  hay una mayor proporción de mujeres laborando con un 61.2% del personal; mientras que el 38.8% restante fueron hombres.

En el caso de las instituciones de educación, ciencia y cultura, el 59.6% fueron mujeres y el 40.4% hombres; las instituciones de desarrollo social, equidad y DIF estaban conformadas por 59.4% de mujeres y 40.6% hombres; trabajo social y seguridad social las mujeres formaron parte del 55.6%, mientras que los hombres 44.4 por ciento.

En contraparte, las instituciones con una plantilla de personal de mayoría masculina fueron las de seguridad pública que estaban integradas por 78.6% de hombres y 21.4% de mujeres, de manera similar a las de desarrollo urbano y medio ambiente en donde 71.8% del personal fueron hombres y 28.2% mujeres; el sistema penitenciario con 62.0% hombres y 38.0% mujeres; procuración de justicia en donde 61.1% fueron hombres y 38.9% mujeres y; desarrollo económico, rural y turismo con 59.9% hombres y 40.1% mujeres.

En el caso de las instituciones de oficialía mayor, tesorería y/o finanzas, gobierno y asuntos jurídicos y planeación, evaluación y transparencia, a pesar de que hubo un mayor porcentaje de hombres que de mujeres, la diferencia fue menor.

Mujeres con los peores contratos

Además de registrar un desequilibrio en las cifras sobre la composición de la plantilla de personal en las instituciones de las administraciones públicas de las entidades federativas, también se advirtió diferencia en el régimen de contratación.

Se observa que 847 mil 636 mujeres fueron contratadas bajo el régimen de base o sindicalizado y 668 mil 439 hombres, siendo está la modalidad de contratación la que más predominó en las administraciones públicas estatales y del Distrito Federal y que además está conformado por un número mayor de mujeres. El segundo régimen que predominaba fue el de confianza, bajo este tipo de contratación se tiene registro de 227 mil 706 hombres y 128 mil 484 mujeres.

El personal que se encontraba contratado de manera eventual, 64 mil 126 fueron mujeres y 61 mil 021 hombres. En el caso del régimen de contratación por honorarios, 37 mil 498 fueron mujeres y 32 mil 216 hombres; mientras que 29 mil 369 hombres y 27 mil 120 mujeres formaron parte de otro tipo de contratación no especificado.

Goldcorp

Noticias relacionadas

Top