No vamos a caer en la provocación, señala dirigente sindical del SUTIZEA

RuelasZacatecas, Zac.- Marco Ruelas, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Zacatecano para el Educación de los Adultos (SUTIZEA), señaló este lunes ante los medios de comunicación que los acuerdos que se establecieron con el secretario general de Gobierno, y que se han dado de manera paulatina, fueron, en primer término, levantar los plantones.

En ese sentido, dijo, nosotros cumplimos, y el martes a las 21 horas levantamos el campamento, a efecto de que el miércoles se realizaran los pagos de los salarios retenidos correspondientes a abril, mayo y junio. Además, se daría la reincorporación a las actividades cotidianas y normales de todos los compañeros, a partir de este lunes.

Sin embargo, la jefa de los asuntos jurídicos del IZEA y de la titular de administración y finanzas estuvieron obstaculizando e impidiendo que se realizaran los pagos como se había establecido en el acuerdo con el secretario general de Gobierno, quien dio la instrucción. Fue la instrucción del gobernador, añadió, pero todavía el sábado estuvimos en las instalaciones del instituto para revisar alguna documentación, y no se presentaron, reflejando una total falta de atención y de respeto a la instrucción del gobernador.

El acto que se dio este lunes, en donde un grupo de trabajadores de confianza, gente que de una u otra forma está amenazada por Maldonado Romero, para que salieran a impedir la reincorporación de los trabajadores a sus actividades. Este acto amenazante del director es una acción desquiciada en la que se revela a la instrucción que dio el gobernador.

Ya no quiere que le toquen el instituto, pues lo ha tomado por asalto y debe reconocerlo. La institución es del pueblo, de los zacatecanos y no es de Maldonado Romero. Desde las primeras horas laborales de este lunes, cuando se me informó de los acontecimientos, giramos instrucciones para que el personal no se presentara para evitar un connato de violencia y que se llegara a la confrontación.

Maldonado romero tiene familiares y los va a incitar y proteger, buscando que provoquen a la violencia. De manera inteligente vamos a esperar la instrucción del gobernador. Su indicación fue contundente: que se les pague el salario y que se reincorporen a sus actividades, además de que se incorporarán de manera gradual al régimen de seguridad social, en seis bloques.

Pero resulta que un funcionario de tercer nivel, como es el IZEA, se revela a esa instrucción y pone en evidencia “su desquicia” y su falta de oficio político. Hay compañeros que desde ayer nos informaron cuál era la actitud amenazante de Maldonado, de que quien  no saliera a manifestarse y protestar, iba a ser despedido. Los trabajadores están amenazados, y el respeto del sindicato siempre va a ser para la base trabajadora.

Todo esto va a llegar a la calma y vamos a tener que convivir de manera cotidiana en las actividades laborales, expuso Ruelas, pues no hay confrontación de nuestra parte. Hay respeto, pero también exigencia al derecho que nos asiste sobre la estabilidad en el empleo, la seguridad social, y sobre todo, las garantías mínimas de derechos humanos como trabajadores y ciudadanos.

En cuanto a la incorporación a la seguridad social, explicó que a septiembre de 2016 deben estar incorporados al régimen todos los que están afiliados al sindicato. Es un buen gesto de que la gente que está adentro se quiera incorporar, y la lucha se hace para toda la base trabajadora.

Se nos está convocando a Michoacán y Oaxaca para hacer un frente común con todos los trabajadores de los institutos de educación para los adultos, de manera que todos tengan sus sindicatos en sus entidades.

El gobernador del estado no es mal intencionado, pero lo que le ha pasado es que ha tenido malos funcionarios, como Maldonado romero, que en lugar de ayudarlo lo han perjudicado. “Creo que se atiene a reprocharle favores personales que de manera particular se hicieron hace muchos años; pero ahorita es un actuar administrativo, de gobierno, y 5 años en que ha estado en el IZEA no le resta sino estar agradecido con el Ejecutivo de darle la oportunidad de llevar las riendas del instituto. Esto se le llama deslealtad y traición”.

Se trata de un capricho de Maldonado, y se quiere hacer la víctima, cuando en ningún momento se ha sentado con nosotros a negociar ni dialogar para buscar alternativas. Se ha empecinado porque siente que le van a quitar su poderío y sus ganancias al interior del instituto, cuando no vamos por eso, sino por el derecho que nos asiste, agregó.

“Creo que mientras esté Maldonado al frente del instituto va a seguir obstaculizando y no va a llevar una buena armonía laboral; va estar aferrado a perseguir a los trabajadores que participamos en este movimiento y debemos generar las garantías para que los trabajadores de reincorporen. No queremos que caer en la provocación, pero tampoco queremos sorpresas o que se vayan a orquestar cacerías de brujas”, advirtió.

El único encaprichado en no tener solución es el propio director, y ha perdido el trabajo que había realizado como funcionario. Es cobarde y no ha dado la cara. Incluso, cuando levantamos el plantón el señor estaba escondido. Ha abandonado su responsabilidad y le ha dado por irse por la libre, como si el IZEA fuera su empresa privada.

Dijo que a una parte de los trabajadores ya se le depositó su sueldo retenido, mientras que otra parte que recibe su dinero vía Telecom no ha visto reflejada su percepción hasta el momento, pero se espera que en el transcurso de este mismo lunes.

De no ser así, se iniciarían acciones contundentes, donde se exigiría el cumplimiento de la instrucción del gobernador y del secretario general de Gobierno. “Hablamos entre caballeros y yo cumplí mi parte del acuerdo; no estoy hablando con niños que cambien de opinión; somos gente honorable y luchamos por respetar los acuerdos”.

Se nos acusa de que lucramos con el trabajo de los compañeros, pero lucrar es que se les otorgue un bono de productividad a los subdirectores, cuando la gente decampo es la que llega a trabajar y cumple las metas que se establecen. Lucrar es tener fruta selecta para el director y su servicio de baños, lucrar es los sueldos que tienen los subdirectores y jefes, así como el propio director, en comparación con el sueldo de la gente de base.

Traen vehículo oficial y gasolina del instituto, comidas facturadas a nombre del instituto y se otorgan permisos sin restricción para la gente del contentillo del director. “Eso sí es lucrar, y es una falta de respeto; no es digno de estar al frente del IZEA, pues ha lucrado y traicionado los principios hasta de la Logia”. El sueldo de un trabajador oscila entre 5 o 5 6 mil pesos mensuales, contra casi 60 mil del director, y los subdirectores tienen un sueldo de entre 25 y 28 mil.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top