Acuden a las urnas 3.9 millones de mujeres a votar… Hace 60 años

voto-566x360

Por Lucrecia Maldonado

SemMéxico.- Hace seis décadas, 3 millones 898 mil 81 mujeres fueron las primeras en cruzar una boleta electoral y depositarla en una urna para renovar el Congreso.

“Las nuevas votantes irrumpieron como protagonistas de un acto cívico hasta entonces exclusivo de los hombres”, relató el 4 de julio de 1955 el periódico El Universal en su portada.

“El espectáculo fue inusitado, las mujeres llevan en brazos a sus hijos, otras iban del brazo del marido”, contó el diario sobre el primer día, el 3 de julio en que las mujeres ejercieron en 1955 su derecho a votar.

Los periódicos dan cuenta de la diversidad de mujeres que acudieron a las urnas.

“La misma dama de alcurnia, que la humilde criada analfabeta (sic) fueron a emitir sus votos”, contó el Excélsior.

“Mezcladas entre el pueblo votaron las aristócratas, las ricas y las pobres, las cultas y las ignorantes, las madres de familia y las chicas que trabajaban, religiosas con hábito y aquellas que contaron y confesaron haber cumplido los 21 años de edad”, describió.

“Mujeres de todas las clases sociales acudieron a depositar su voto en las urnas electorales; las filas fueron enormes, sobrepasaban a los hombres. Desde la señora de alcurnia hasta la humilde doméstica cumplieron con su deber cívico”, relató el Universal.

El mismo diario cuenta diversas anécdotas sobre el primer día que las mujeres fueron a las urnas a votar.

“En el multifamiliar Presidente Juárez en las casillas 74 al 79 era una gran fiesta por la mayoría de votos femeninos; la proporción era de 2 a 1 en favor de las mujeres sufragantes”.

“En la casilla ubicada por Chapultepec y Bucareli se presentó un grupo de 12 mujeres vestidas con túnicas negras a quienes los representantes de PRI y el PP (Partido Popular) objetaron porque se dijo que pertenecían a una secta religiosa.

“Las interesadas presentaron sus credenciales de empadronamiento, pero antes de permitírseles votas hubo una consulta telefónica y se ordenó que fueran aceptados sus votos”.

El Universal incluso realizó una encuesta a propósito de la participación de las mujeres en los comicios y recoge algunas opiniones favorables al voto de la mujer, entre ellas las de personajes públicos como la de la profesora y periodista Julia Nava  fundadora del Centro Femenina Mexicano, de la Unión Internacional de Madres y del Ateneo Mexicano de Mujeres.

“Las mujeres han convertido las contiendas políticas en verdaderas fiestas cívicas”, expresó Nava de Ruisánchez.

“El movimiento feminista iniciado en 1922 ha alcanzado el máximo de sus galardones y ha demostrado y ha puesto la nota de serenidad, ecuanimidad, conciencia y certera visión de los grandes problemas nacionales”, dijo la activista en 1955 a El Universal.

“Es trascendental porque la mujer ha participado en política y ha sido concebida como ciudadana”, respondió la escritora Blanca Lydia Trejo.

“Estoy conforme en que le den el voto a la mujer. Y si quieren darle algo más, todo se lo merece”, dijo la bióloga Julia Lozada.

“El voto de la mujer no representa ningún peligro para el progreso de la Revolución. Lo lamentable es que hasta ahora se le haya otorgado”, expresó el General Matías Ramos, Secretario de la Defensa Nacional.

Los titulares

Las elecciones de 1955 se llevaron los titulares de la mayoría de los diarios.

El periódico Novedades tituló la nota de 8 columnas: “Elecciones reñidas, pero sin sangre y con fuerte fisonomía feminista”.

Dijo que por un lado se duplicó el número de votantes y por el otro, los partidos políticos se prepararon para grandes sorpresas pues no se sabía por qué candidatos se iban a inclinar las mujeres.

Otra nota del mismo periódico destaca que el 3 de julio de 1955 se abrió “una nueva etapa en la política”.

En 1955, México contaba con un padrón electoral de 8 millones 951 mil 20 personas, de los cuales, el 56.4 por ciento, es decir 5 millones 42 mil 939 eran hombres, y el 43.5 por ciento restante, 3 millones 898 mil 81 electores, eran mujeres.

¿Qué opinaron las mujeres?

La noticia en los diarios sobre la participación políticas de las mujeres generó que en la mayoría de los periódicos se recogieran diversas opiniones sobre el hecho.

“La lucha de la mujer se inclina en el mismo instante de haber obtenido el voto por lo que juzgo que haciendo uso del derecho que se nos ha conferido debemos pugnar por el bienestar de la Nación”.

“La mujer encontrará en la política una gran oportunidad para desarrollar su inteligencia y su virtud”, expresó en Novedades, Carmen López Figueroa, citada como “prominente miembro de la sociedad”.

“Me complace que México se haya adherido al número de países adelantados y progresistas con la obtención del voto femenino”, dijo Evangelina Rivas de Lachica, retratada por Diego Rivera en 1949.

“Corresponde a las mujeres mexicanas, a las que tienen la oportunidad y la independencia necesaria para dedicarse a determinadas actividades políticas específicas una delicada tarea: la de vigorizar el verdadero sentido de la política”.

“Deben recordarse a sí mismas que la política no es un camino jalonado que conduzca al engrandecimiento fácil y el poderío abusivo. Deben reafirmarse en la idea de que la política es un mandato que se ejerce en nombre del pueblo para servirlo, no para explotarlo y olvidarlo”, expresó María Elvira Bermúdez, abogada, ensayista y narradora en el periódico Novedades.

Otros testimonios que aparecen en Novedades hacen referencia a los sentimientos de algunas mujeres al emitir su voto “me sentí conmovida llegar por primera vez a una casilla electoral y depositar mí voto” o “tengo una inmensa alegría de poder votar. Con este nuevo derecho la mujer se supera y se compenetra en una forma directa con los problemas de su país”.

¿Qué opinaron los líderes políticos?

En El Nacional se recogen las opiniones de los dirigentes del PRI.

“Las mujeres demostraron que ya se encuentran suficientemente preparadas como para elegir a sus representantes populares”, señaló el presidente del PRI de Gabriel Leyva Velázquez.

“Las mujeres participaron con mucho entusiasmo, espero que sea orientada dentro de la pauta trazada por la Revolución ya que a ésta se debe el adelanto cívico de México”, dijo desde la CTM, Fidel Velázquez.

¿Qué se elegía?

El 3 de julio de 1955, se renovaba la Cámara Federal; se elegían gubernaturas en los estados de Guanajuato, San Luis Potosí y Colima y gubernatura, diputaciones y municipios en Sonora y Querétaro.

En el Excélsior se encuentra una lista de las mujeres que en esas elecciones aspiraban a una curul, en la XLIII Legislatura, entre las 356 candidaturas a diputaciones federales propuestas por los partidos políticos nacionales.

Por el PRI: Marta Andrade del Rosal; Margarita García Flores; Remedios Albertina Ezeta; Guadalupe Urzúa.

Por el PAN: María Luisa Quiñones Leyva; Virginia Herrera de Franco; Alicia Rodríguez de Guerrero.

Por el PP: María Teresa Puente; Leslie A Paz de Zelaya; Adriana Lombardo de Silva; Hortensia Rojas Velázquez; Macrina Rabadán Santana; Atalaya Apodaca de Ruiz Cabañas.

Por el PNM (Partido Nacionalista Mexicano): Eladia Ramírez; Consuelo Obregón de Mondragón; Leonor Ferrón de Madera.

Las votantes de hace 60 años

Blanca Ramírez Rodríguez tiene 88 años, y fue una de las más de 3 millones de votantes enlistadas en el padrón electoral en 1955.

“Uy!  Fue todo un acontecimiento, yo había ya oído de pláticas de mi mamá y sus hermanas que las mujeres estaban luchando para tener más derechos. Estaban contentas pero hablaban poco de eso y el tema no se tocaba en frente de mi papá.  El día que pudimos votar mi mamá no fue, mi papá no le dio permiso.

“Yo fui a votar, ya tenía la edad, no estaba casada y nadie pudo prohibírmelo. Fui muy contenta a sabiendas de que si mi papá se enteraba me iba a reprender. La verdad no estaba bien visto que ‘nos liberáramos’ en mi familia porque eran muy religiosos y conservadores. Me acuerdo que mi papá siempre decía que la política era solo cosa de hombres.

“En la iglesia me acuerdo que el padrecito en sus sermones decía que eso no iba a dejar nada bueno, que las mujeres se debían a sus maridos, a sus hijos y a Dios.

“Pero no me importó y fui a votar. Quería saber qué se sentía poder, como los hombres, decidir cosas de mi país. Me levanté temprano, me arreglé y allá fui. Y bueno entonces no había muchos partidos como ahora.

“Me acuerdo que mis hermanas mayores no fueron a votar, dijeron que se verían muy mal de andar en el mitote”, contó Ramírez Rodríguez a SemMéxico.

Vilma Pérez Sardana recordó que ella era una estudiante cuando fue por primera vez a votar, tenía apenas 22 años.

“En casa fue una fiesta, mi abuela estaba tan feliz ese día que hizo un mole y muchas amigas llegaron a comer. Mi madre y mi abuela participaban en una organización que reunía a mujeres de todo el país, decían que eran más de 30 mil que luchaban por el derecho al voto”, relató.

El 3 de julio de 1955, diversos movimientos sociales encabezados por mujeres, de manera individual o colectiva, vieron coronados sus esfuerzos por el reconocimiento constitucional del derecho de ciudadanía de las mujeres.

La reforma al artículo 34 de la Constitución que se publicó en el Diario Oficial de la Federación en 1953, estipuló el reconocimiento de los derechos de ciudadanía de las mujeres, dos años después las mujeres lo hicieron efectivo.

Etiquetas
http://www.zacatecas.gob.mx/

Noticias relacionadas

Top