Informe de forenses argentinos acabará la “verdad histórica” de la PGR: padres de los 43

Fotos: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.-“La lucha continuará hasta que se encuentren los 43 jóvenes y hasta que verdaderamente se castigue a los responsables, porque fue un crimen de Estado. Fue el Estado mexicano quien asesinó y desapareció a los 43 estudiantes y no quitaremos el dedo sobre Peña Nieto como responsable intelectual de estos hechos”.

Así se manifestó Melitón Ortega Carlos, representante de los 43 padres de los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, Guerrero, hace ya casi un año, quien encabezó una conferencia de prensa en la que señaló también que la tarea que realizan por el momento son encuentros con organizaciones sociales y colectivos, como resultado de la Tercera Convención Nacional Popular llevada a cabo en la Normal Isidro Burgos.

Dijo que la Convención Nacional tiene el objetivo de conjuntar todos los esfuerzos de los estados para unificar la lucha a nivel nacional. Los padres de familia y estudiantes “vemos que la problemática en que se vive en México es similar, y el dolor, el sufrimiento y la opresión de que somos objeto por parte de los gobiernos serviles al sistema capitalista se manifiestan en todo el territorio nacional, tanto en el campo como en la ciudad”.

Los pobres, dijo, somos desposeídos del territorio, encarcelados, desaparecidos, agredidos y finalmente perseguidos sólo por el hecho de levantar la voz y exigir justicia. Los gobiernos, en lugar de combatir la delincuencia organizada lo que hacen es juntarse con ellos para irse en contra del pueblo. Pero cuando los pobres y la clase trabajadora se organizan los gobiernos tiemblan y se asustan porque saben que somos la mayoría de este país.

Ante ello, agregó, seguimos con el ánimo de seguir adelante, y “los invitamos a que se unan para poder luchar de manera conjunta para abrir nuevos horizontes que nos permitan vivir de manera digna en este país”. Sin embargo, es necesario construir un referente nacional respetando la identidad y la dinámica de cada organización ya existente, por lo que hay que sentarse a discutir y analizar toda la problemática que se vive en México.

Sabemos que hay esfuerzos unitarios que han hecho mucho, pero ese esfuerzo se ha visto fracasado y dividido en muchos casos. Sin embargo, si podemos ver los alcances de un nuevo camino coordinado entre todos los esfuerzos que ya existen.

La caravana, emprendida como padres de familia desde el 29 de julio, cuando salieron de Ayotzinapa, y que viene desde la parte del norte de México, tiene tareas precisas, y una de ellas es la de informar sobre los avances que se tienen ante la investigación de los estudiantes desaparecidos. A más de 10 meses, “hemos enfrentado una serie de obstáculos e incoherencias que se han asentado en el expediente por parte del Gobierno mexicano. Se nos ha negado entregar los expedientes a los peritos argentinos, cosa que sería muy importante para analizar y detectar las deficiencias que se tienen y los errores que se han cometido”.

El equipo de expertos, sin embargo, en breve dará un informe de sus propias investigaciones, “y ese día entraremos en otra etapa de lucha, pero al venir aquí tenemos la gran tarea de reunirnos unos con otros para plantearnos la necesidad de construir un referente que aglutine todas las expresiones”.

Además, señaló que el equipo de antropología forense de sudamérica, lo mismo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos habrán de rendir un informe con el que “se echará abajo la verdad histórica” generada por la Procuraduría General de la República (PGR) sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Como complemento, el próximo día 26 de agosto los padres de los normalistas acudirán a diversas embajadas para solicitarles que se pronuncien para que las autoridades mexicanas atiendan las observaciones del equipo argentino de antropología forense.

Dentro del mismo encuentro con los medio de comunicación locales, otros de los padres de los normalistas dieron su testimonio, como el caso de Margarito Ramírez, quien comentó que los sucesos verificados hace ya 10 meses han sido una pesadilla, y a pesar de que el gobierno tiene intimidado a los medios de comunicación, sí hay reportes verdaderos por parte de algunos reporteros.

Agregó que las autoridades mexicanas los quisieron engañar desde el principio con las primeras fosas que hallaron, pero advirtió que “seguimos en la lucha por la justicia, ya que hemos perdido el miedo”.

“Sabemos que el Ejército tiene cárceles clandestinas, aseguró Concepción Tlatempa, madre de otro de los alumnos, y posiblemente ellos los tengan escondidos, pues hicimos búsquedas y no sabemos nada de ellos (los estudiantes)”.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top