Reestructuración educativa: Incertidumbre y violación a derechos

Foto: Patricia Briseño y Soledad Jarquín

*Las medidas del gobierno, simulación educativa.

*Titular del IEEPO dice que trabajadoras se prostituían en la institución.

Por Patricia Briseño y Soledad Jarquín

Oaxaca / SemMéxico.- Esta semana se cumple un mes desde que el gobernador Gabino Cué decretó la reestructuración del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), con lo que inició el proceso de reordenamiento administrativo para recobrar la rectoría educativa en la entidad, que según las autoridades “tenía secuestrada la Sección 22 del SNTE”.

Medida no sólo  que provocó la remoción de los centros de trabajo de cientos integrantes del Personal de Apoyo y Asistencia a la Educación (PAAE), sin previo aviso, quienes ya no pudieron ingresar al IEEPO el pasado 20 de julio porque el edificio era resguardado por policías federales y elementos de la gendarmería, lo que ha generado incertidumbre laboral y la violación a sus derechos; sino que además, también enfrentan la descalificación y misoginia del titular de esa dependencia, Moisés Robles Cruz, quien acusó de que ahí las trabajadoras se prostituían o vendían droga.

El anuncio del pasado 20 de junio, planteó como principal objetivo remover de sus cargos a un centenar de directivos y mandos medios del IEEPO para crear una nueva institución con una estructura de gobierno distinta, lejos del “poder” de la CNTE, a quien desde el origen de la dependencia se les otorgó cargos directivos.

La profesora jubilada Nely Martínez y la representante regional de Valles Centrales de la Sección 22, Norma Cleyver Cruz, cuestionan la determinación del gobierno. Martínez apunta que se trata de adelgazar la burocracia, eliminar plazas y, al igual que Cleyver Cruz, señala que atenta contra los derechos de las y los trabajadores de la educación.

A dos años de haberse jubilado, tras 40 años de servicio en los que atendió a más de mil estudiantes tanto en área rural como urbana, Nely Martínez refiere que no ha sido una “apasionada” de las acciones magisteriales, sin embargo, es claro que la reforma educativa impulsada por el gobierno federal es una imposición del Fondo Monetario Internacional.

La medida es una acción que vulnera los derechos laborales, pero no sólo en educación sino de toda la clase trabajadora del país, “los derechos ganados durante cientos de años se borran de un plumazo”. ¿A cuántas personas pensarán dejar sin trabajo?

Su basta experiencia frente a las aulas la lleva a señalar que para que exista una educación eficiente y de calidad en Oaxaca, como en la mayoría del país, es necesario que también cambien las políticas económicas, “pero si seguimos atendiendo niñas y niños mal alimentados, que llegan a la escuela sin desayunar y sin el material didáctico, difícilmente las cosas podrán cambiar”.

El magisterio tiene mucho que revisar y ha tenido su parte de responsabilidad en el problema educativo, dice la maestra Martínez, quien recalca que fue el movimiento magisterial de Oaxaca y de otras entidades la que hizo posible mejorar los derechos laborales del magisterio del país, “yo diría que las y los maestros no están mal pagados”, en promedio ganan nueve mil pesos mensuales.

En los medios se dio a conocer que el líder magisterial, Rubén Núñez Ginés, gana unos 300 mil pesos mensuales, pero habría que recordar que es el gobierno federal, no el estatal el que paga a los maestros, de ahí que de ser cierto, lo que hay es una simulación donde las autoridades están involucradas, no se puede dar una cosa sin la otra, dice la maestra Nely Martínez.

Hoy se pretende congelar las plazas, dicen que sobran maestros y maestras, pero sí así fuera en Oaxaca no tendría que existir una delegación del Consejo Nacional de Fomento Educativo, que opera en regiones que no siempre son marginadas.

Por su parte, la representante regional de Valles Centrales de la Sección 22, Norma Cleyver Cruz, denunció ser objeto de persecución como resultado de su participación como dirigente sindical,” es común que vigilen mi casa, que me sigan y sé que tengo intervenido el teléfono”, dijo en entrevista.

Luego agregó que todas estas acciones se han recrudecido desde hace un mes cuando el gobierno tomó la determinación de cambiar la estructura del IEEPO en ese afán de intimidarlos pero aseguró que “seguirán realizando acciones de protesta, porque lo que está en riesgo es nuestro empleo y también la educación pública”.

Estimó que el magisterio está compuesto por un 60 por ciento de mujeres, aunque reconoció que no así en la dirigencia. Muchas, dijo, son madres solteras, separadas o viudas, mujeres que solas se hacen cargo de sus hijas e hijos, que trabajan porque tienen necesidad y hoy sienten vulnerados sus derechos laborales y la amenaza de perder el empleo; detrás de todo esto hay familias, recordó al gobierno.

Las trabajadoras PAAE del IEEPO no sólo fueron removidas de sus lugares de trabajo sino que además han sido obligadas a ser recontratadas por empresas particulares y luego son reasignadas a sitios distantes, lejos de sus casas, dijo la dirigente sindical.

Recalcó que en días pasados con motivo de la revisión de su situación laboral, al ingresar y al salir de las instalaciones del IEEPO tenían que mostrar sus pertenencias, las cuales depositaban en bolsas de plástico transparente ante decenas de miembros de la Gendarmería o elementos de la Policía Federal, “fue muy humillante para mis compañeros”, afirma la dirigente sindical.

En Oaxaca, añade, haremos una resistencia civil, estamos sumando actores políticos, el nuestro es el más perseguido, criminalizado, porque somos una fuerza política frente al gobierno, pero no somos el único sector que se manifiesta en este país, indicó Norma Cleyver Cruz.

Incertidumbre

“Helena”, trabajadora del IEEPO quien no dice su nombre por temor a represalias, tiene 54 años de edad y 28 años de realizar trabajo administrativo a la docencia de educación preescolar en el anterior IEEPO, hoy se siente decepcionada y triste, tanto que enfermó y sigue en cama.

La determinación del gobierno la sumió en una profunda depresión después de haber sido comunicada que no estaría más en la oficina de Preescolar en el edificio del IEEPO ubicado en el municipio de Santa Lucía del Camino, sino que a partir del lunes 24, fecha en que inicia el próximo ciclo escolar, deberá presentarse en una escuela primaria donde hasta ahora desconoce cuál será su labor. “Después de realizar un trabajo especializado durante más de dos décadas es posible que ahora me relegarán a lavar los baños”.

El día del decreto –relata- la Policía Federal estaba apostada afuera del edificio, impidiendo al personal que ingresara, “muchas lloramos de rabia e incertidumbre”. Nadie nos dio la cara, solo había policías armados, se corrió el rumor de que teníamos que presentarnos a firmar nuestra nueva adscripción, nadie nos dijo que había un plazo.

Un dirigente del Comité Ejecutivo Seccional de la Sección 22 nos recomendó leer el documento y firmar bajo protesta y por supuesto cuando inició el trámite le dieron prioridad a los familiares de los “nuevos funcionarios del IEEPO y quienes nos resistimos a firmar fuimos enviados a escuelas u oficinas alternas”.

Al igual que la maestra Nely Martínez, Helena considera que aunque el gobierno alardea de que ahora sí habrá una educación distinta, “se trabaja con tres pesos”, frente a esa situación apuntó que la opción para ella será jubilarse, pero cuando preguntó cuál sería el procedimiento la “señorita que me atendió dijo desconocer cómo hacerlo”, por lo que Helena le recomendó: “Vaya con los jefes, ellos son los eficientes del nuevo IEEPO”, dice con sarcasmo.

¿Prostitución?

Por otra parte, Yésica Sánchez Maya, defensora de derechos humanos y feminista de Oaxaca, reprobó los señalamientos del director del IEEPO, Moisés Robles Cruz, quien acusó a las trabajadoras de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de ejercer la prostitución de las instalaciones de esa dependencia e incluso de utilizar los recursos materiales del Estado para contactar a los “clientes”, además de que desde ahí se realizaba narcomenudeo.

Robles Cruz, el único funcionario no removido en la transición del “viejo al nuevo IEEPO”, hizo tal aseveración ante diversos medios locales, por lo que Sánchez Maya, integrante de la Red de Abogados y Abogadas por la Defensa de la Reproducción Elegida (Radar 4º), sostuvo que en “su maniobra por descalificar al magisterio disidente, adherido a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), arremete contra las sindicalistas del PAAE”.

La también abogada de Consorcio Oaxaca apuntó que el director del IEEPO debe de aclarar sus dichos, deslindarse en caso de que no fueran ciertos, y en caso de ser cierta esa declaración se deberá iniciar el proceso administrativo y judicial en su contra, asentó.

“Poner entredicho a las mujeres no abona a recomponer el tejido social, fracturado por los desencuentros entre el gobierno y la dirigencia magisterial. No se vale que por polarizar o descalificar a un sector de la sociedad, se pretendan hacer afirmaciones involucrando a las mujeres con temas de prostitución y narcomenudeo dentro del IEEPO”.

Robles Cruz, dijo Sánchez Maya, evidencia la misoginia latente en el estado, en la política pública y en los funcionarios de la administración del gobernador Gabino Cué.

Por otra parte, Marcelina García, madre de familia dijo: “esto del nuevo IEEPO y del viejo IEEPO es una simulación”, la educación pública en Oaxaca no sólo es mala, sino cara. Las familias tenemos que pagar la inscripción al comité de padres que están coludidos con el director de la escuela, dice en referencia a la secundaria de la colonia Niños Héroes de Santa María Atzompa, municipio conurbado a la capital oaxaqueña.

El costo de la inscripción es de 550 pesos por cada niño o niña, además de los exámenes y pruebas de laboratorio cuyo costo en los centros de salud públicos asciende a 210 pesos, más dos mil pesos de uniformes, el de diario y el deportivo, sin zapatos ni tenis, se queja la madre de un futuro estudiante de secundaria.

Si Gabino (Cué) quiere que esto funcioné tiene que cambiar todo, no sólo al personal de la institución, desde ahora queremos educación gratuita y además segura, dice Marcelina García, quien se quejó de la forma en que las muchachas y muchachos son cooptados por vendedores de drogas y otros la consumen, “ahí deberían estar los policías federales o gendarmes y no en las calles donde no ven ni hacen nada, solo quieren reprimir al pueblo, como dicen en la radio”.

Desde el anuncio de la creación del nuevo IEEPO, la Sección 22 del SNTE ha realizado dos megamarchas, para protestar por las medidas tomadas por los gobiernos estatal y federal y contra la abierta represión policiaca y militar contra el magisterio, acusan.

Para la maestra Carmen, quien marchó a lo largo de ocho kilómetros con un disfraz de dinosaurio con la cabeza del titular de la Secretaría de Educación Pública, Emilio Chauyffet, la desaparición del IEEPO busca generar una cortina de humo, una gran pantalla para justificar la represión al movimiento social, pues los gobiernos estatal y federal nunca han asumido una auténtica política anticorrupción, ni la violación a los derechos humanos y ni muchos menos para el fortalecimiento de la educación.

Recordó que el magisterio está integrado por un 60 por ciento de mujeres, “el gobierno cree que  las mujeres somos el sexo débil, por eso nos insulta y dice prostitutas esto no es una fiesta, es una  lucha y protesta”.

Nely Martínez, recuerda las palabras que hace unos meses pronunció al recibir su medalla Ignacio Altamirano por 40 años de servicio cuando aseguró que “ser docente es hacer destinos, cuando recibimos a un niño o una niña, recibimos una alegría, una ilusión, una esperanza…cada aprendizaje será un gran hallazgo…atravesamos las sierras, la cañada, la costa, el istmo, la mixteca…llegamos, estamos presentes, cumplimos”.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top