¿Y la operación política?

Referente periodístico…

Por Gerardo DE ÁVILA (*)

gerardo-de-avila1Zacatecas, Zac.- Si el Secretario General de Gobierno Jaime Santoyo Castro aspira a ser gobernador por el ala de los priistas de cepa, primero, deberá mejorar su trabajo como responsable de la política interna del gobierno del Miguel Alonso Reyes. Ha faltado eficacia en la operación política.

O igual y no aspira…

Bastante trabajo político y de seguridad le espera al –notario público con licencia- en un año electoral que se espera sea intenso (el 2016). Cuidar la sucesión (antes de aspirar a otra cosa), es sin duda, el máximo reto para un priista que se supone tiene experiencia probada.

Primero lo primero.

Lo anterior viene a la colación, por los acontecimientos ocurridos en la inauguración de las obras de remodelación de Plaza de Armas y La Alameda, así como por lo ocurrido en la accidentada entrega del documento del quinto informe de gobierno y los encontronazos con la oposición.

No debieron ocurrir.

El momento álgido que se vivió el pasado martes (día del informe) en la LXI Legislatura del Estado, en donde diputados opositores se manifestaron con pancartas ante el mandatario no debió ocurrir, considero que al Secretario le faltó oficio político, otra vez.

Mala operación.

Y aunque no pasará nada, no hay que olvidar que los legisladores solicitaron juicio político por el ingreso de policías vestidos de civiles al Congreso. Quedó en evidencia que se expuso al gobernador y que el trabajo político no se cuidó.

Eso fue lo que se dijo.

Es natural, y eso lo sabe Santoyo Castro, que los grupos de presión intenten boicotear cuanto evento público tenga el Ejecutivo, así como el presionar desde los municipios para lograr estar en condiciones más o menos iguales de competencia electoral en el 2016.

Subirán de tono.

Los poderes fácticos

No descarte usted fino lector, que las presiones de los también “poderes fácticos” (entiéndase los partidos políticos, sindicatos y organizaciones se incrementen). El 2016 está llamado a ser un año con bastante agitación política que irá subiendo de tono.

Es normal.

Ahora bien, pero si en los planes del número dos de este gobierno no está el buscar la candidatura para suceder al actual gobernador, de todos modos no se salva de mejorar su responsabilidad. El tejer fino, el construir acuerdos el llevar la fiesta en paz es algo irrenunciable.

Entre otras cosas.

Incluso, más allá de la intransigencia que pudiera mostrar la oposición (no es ironía), el Secretario General de Gobierno debe entender que parte de su trabajo es atender a todos, cuidar el gobernador, garantizar la paz social.

Por decir lo menos.

De aquí en adelante, no debe sorprender que el discurso de los partidos políticos suba de tono, que los aspirantes al gobierno de Zacatecas (esto incluye al Secretario) comiencen a declarar de todo, por una razón: ya comenzó administrativamente el proceso electoral.

Todo puede pasar.

Nadie duda de la inteligencia del Secretario General de Gobierno, tampoco nadie pone en duda su capacidad para operar, son muchos años de militancia (aunque había estado dedicado a su notaría) es un político nato y profesional.

Sólo debe actualizarse.

Con o sin aspiraciones para ser gobernador, Jaime Santoyo Castro deberá mostrar más oficio, sobre todo, si la orden es entregar la administración sin mayor problema, gane quien gane, en donde en una de esas, a él (Jaime) le toca recibir.

Nada está escrito.

Del archivo personal:

Hay la percepción en un sector de la ciudadanía, que de unos días a la fecha la inseguridad está de regreso. En Fresnillo, Juchipila, Jalpa, Tlaltenango, Guadalupe y la capital ha habido muertos. Aparentemente, ajustes de cuentas entre grupos antagónicos. Cuidado.

Es tan sólo una opinión.

(*) Periodista.

Maestro en ciencia política

[email protected]

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top