Gobierno mexicano intolerante a las críticas de expertos en DH

Por: Anayeli García Martínez

violencia-Ayotzinapa2-copyCimacnoticias | México, DF.- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, lamentó las declaraciones del gobierno mexicano las cuales dijo, expresan su intolerancia ante las críticas de mecanismos y expertos internacionales que hacen observaciones sobre la situación humanitaria en nuestro país.

Al presentar en conferencia de prensa sus observaciones preliminares sobre la visita que realizó a México desde el 4 de octubre y que concluyó hoy para constatar la situación de los Derechos Humanos en el país, el Alto comisionado manifestó su sorpresa por los “virulentos ataques” personales contra el Relator Especial de Naciones Unidas sobre la tortura, Juan Méndez, quien en 2014 afirmó que la tortura en México era generalizada.

Ante estas reacciones afirmó “mi mensaje sobre esta reciente y preocupante tendencia que se contrapone al papel constructivo de México en el consejo de Derechos Humanos en Ginebra, es el siguiente: en lugar de matar al mensajero, enfoquémonos en el mensaje. Todos estamos de su lado”.

En su mensaje Zeid Ra’ad Al Hussein, dijo que ni él ni su oficina, ni Naciones Unidas pueden juzgar lo que sucede, porque esto le corresponde a la gente. “Ignorar lo que está sucediendo en este gran país, no es una opción para nosotros  y no debe ser una opción para los políticos que la población mexicana ha elegido”

Según la información que recibió el Alto Comisionado en el país operan sistemas de alerta de género, programas para atender la migración, para capacitar a la policía, los jueces y otros funcionarios públicos, así como programas de Derechos Humanos en cinco estados, mientras que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha dictado sentencias a favor del matrimonio igualitario, la libertad personal y el debido proceso.

Sin embargo, señaló que muchos de los problemas conocidos por su predecesora, Navi Pillay, siguen siendo temas de preocupación, ya que muchas personas con las que se entrevistó le mostraron una imagen muy desalentadora de inseguridad, desapariciones, asesinatos, agresiones a personas defensoras de Derechos Humanos y periodistas, y de violencia contra las mujeres.

Expuso que para un país que no se encuentra en medio de un conflicto, las cifras calculadas son impactantes, ya que se mencionan 151 mil 233 personas asesinadas  entre diciembre de 2006 y agosto de 2015, al menos 26 mil personas desaparecidas desde 2007, miles de mujeres y niñas abusadas sexualmente o víctimas de feminicidio.

Al hablar de los casos de desaparición forzada, tortura y ejecución extrajudicial dijo que sin repetir las declaraciones hechas la semana pasada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) respalda sus hallazgos, toda vez que coinciden en gran parte con las opiniones de su oficina y de varios expertos y órganos internacionales que recientemente han visitado México.

Después de citar los casos de Ayotzinapa, Tlataya y Tanhuato que califico de inquietantes, propuso cinco recomendaciones preliminares para hacer frente a la impunidad y a la indiferencia hacia las víctimas.

Las recomendaciones fueron fortalecer las Procuradurías de Justicia; fortalecer la capacidad de la policía; desarrollar un marco legal sobre el uso de la fuerza pública; adoptar un cronograma para el retiro de las fuerzas militares de las funciones de seguridad pública; y acatar las recomendaciones del grupo interdisciplinario de expertos independientes sobre Ayotzinapa.

Al finalizar su mensaje enfatizó que el gobierno mexicano debe trabajar duro para reducir la violencia contra las mujeres. Minutos después una mujer de nombre  María de Lourdes Mejía Aguilar interrumpió el acto para pedir apoyo y encontrar justicia para su hijo asesinado hace cuatro años en Topilejo.
 

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top