Desesperados…

Referente periodístico…

Por Gerardo DE ÁVILA (*

gerardo-de-avila1Zacatecas, Zac.-La desesperación política ha llegado a algunos de los aspirantes a gobernador para el 2016. Saben y entienden (no es ironía) que sus posibilidades de ser elegidos candidatos por sus partidos políticos son prácticamente imposible.

Sólo les queda negociar.

Si bien, la designación de los candidatos a gobernador se dará hasta enero o febrero (en el mejor de los casos), hay políticos que desde ahora, buscarán asegurar un lugar para ellos y sus seguidores. Todos ya se mueven en tal propósito.

Se les ve a leguas.

Las más recientes encuestas, serias y pagadas, ubican ya a un número importante de políticos fuera de toda posibilidad de ser candidatos, aunque harán lo que esté a su alcance para confundir y negociar con quien resulte el abanderado.

Así o más desesperados.

Evidentemente, en todas las fuerzas políticas hay personajes que han comenzado a utilizar los medios a su alcance para hacerse notar, ante el inminente desenlace político que les espera: quedar fuera de toda posibilidad de ser candidatos a gobernador.

Al tiempo…

En el horizonte inmediato, los políticos desesperados que se observan son: Pedro de León Mojarro, José Narro Céspedes, Rafael Flores, Arturo Nahle García, Lupita Medina Padilla, quienes utilizan algunas estrategias para confundir a la opinión pública.

Con muy poco tino.

En cambio, los que parece que sobreviven a su propósito de ser el candidato a gobernador son: Alejandro Tello y Adolfo Bonilla (PRI); Carlos Puente (PVEM); David Monreal (PT-MORENA) y Pepe “Pasteles” (PAN). No hay más.

Uno será el gobernador.

Encuestas y mensajes

Por cierto, en la semana que terminó, llegó a mi correo electrónico un par de encuestas (anónimas) y mensaje de texto (aparentemente del señor Pedro de León) donde se decía que lleva la delantera con un 23%, muy por arriba de los otros aspirantes priistas.

¿Quién será el patrocinador?

Si bien, no se puede descartar sorpresas en la designación del candidato a gobernador (un caballo negro) en especial en el partido en el gobierno, los enterados señalan que si persiste la alianza PRI-PVEM, Alejandro Tello y Carlos Puente se tendrían que medir.

Es previsible que ocurra.

Resulta evidente, que el PRI no quiere que le ocurra otro “monrealazo” como en 1998. Por ello, tendrá que cuidar la designación de su candidato. Evidentemente, ahora el contexto político es muy distinto. Aun así la presión interna no faltará.

Mucho cuidado.

En otras entregas, dije que no veía en el horizonte inmediato a un líder en las izquierdas que las unifique (mi tesis persiste). De ahí, que hasta lo que conozco el PRD-PAN continúen analizando la posibilidad de ir en alianza.

¿Fraguará el agua y aceite?

Por lo pronto, no falto a la palabra cuando digo que todo lo que ocurra en política de aquí y hasta la designación de los candidatos a gobernador (en el 2016) habrá que enmarcarlo ya en la sucesión. Vienen también las traiciones y deslealtades.

Es natural.

Así las cosas, la desesperación ha llegado a los políticos que saben que no serán candidatos, pero hacen el ruido suficiente para entrar a la negoción tan normal en tiempos de definición. La lista de fracasados (políticamente) irá aumentando.

Cuidado con las sorpresas.

Der archivo personal

Cómo andará la crisis de credibilidad de la autoridad (por los suelos, tampoco es ironía), que hasta el Obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló también ya se pronunció porque las vías del tren salgan de la ciudad. Conste que los temas del jerarca de la iglesia deben ser otros.

Es tan sólo una opinión.

(*) Periodista

Maestro en ciencia política.

[email protected]

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top