Lo que México necesita es una verdadera cultura de la legalidad: Domínguez Campos

LuzZacatecas, Zac.- En el estado de Zacatecas, la normatividad de carácter Civil y Familiar establecen de manera puntual cuáles son los requisitos para la unión de un hombre y una mujer, es decir, el matrimonio. Esta figura jurídica es un contrato y se rige por estos ordenamientos. La pareja se puede unir por bienes mancomunados o separados, y a partir de ahí se establece una relación formal. Hace unos meses la SCJN emitió una resolución donde define que es viable que personas del mismo sexo que así lo deseen, podrán hacerlo con la respectiva equiparación de derechos y obligaciones de un matrimonio entre personas heterosexuales.

Así se manifestó María de la Luz Domínguez Campos, Directora de Concertación Política de la Secretaría General de Gobierno, quien agregó que cuando en algún estado de la república no esté vigente aún esta normatividad, ellos pueden solicitar su unión ante un oficial del Registro Civil.

“Si éste se negara, entonces este tipo de personas pueden ampararse ante la Justicia federal, quien ordenará al oficial del Registro civil que celebre la unión”. La corte ha decidido anteponer la dignidad de las personas y el respeto pleno de los derechos humanos de este tipo de personas, independientemente de su preferencia sexual o su orientación, expuso.

En Zacatecas, como en los demás estados, se tiene que respetar la disposición, pues se trata de la máxima autoridad jurisdiccional del país, y sus determinaciones son obligatorias. Así, hay que esperar a que el congreso del estado haga las reformas correspondientes, pero aunque no se hicieran, el derecho está salvaguardado.

El que no esté legislado, explicó Domínguez Campos, no significa que no se puedan llevar a cabo. Sin embargo, comentó que es necesario recordar que el estado de Zacatecas está muy arraigada una sociedad conservadora, donde todos tenemos nuestras creencias religiosas y nuestras ideologías, pero independientemente de ello, incluso de los legisladores y gobernantes en turno, lo que debe prevalecer en este país es el respeto al orden jurídico establecido.

Esto es, aclaró, que fuera de que si los oficiales del Registro Civil son católicos y no aceptan este tipo de unión, o tienen otra religión que se los impide, eso no les exime del cumplimiento de la ley. Lo que a este país le ha hecho falta es que haya una verdadera cultura de la legalidad. Los zacatecanos, tanto gobernantes como gobernados tenemos que impulsar un estado en el que se cumplan las leyes.

Conforma avance la cultura de la legalidad, seguramente los problemas y controversias se resolverán en ese mismo marco, lo que generaría tranquilidad y armonía social.

Otro de los temas complejos en este momento es el de la adopción entre personas del mismo sexo, el cual ya ha sido también discutido por la corte, y en el que se ha determinado que antes de definir si es viable una adopción entre personas del mismo sexo lo que tiene que prevalecer es el privilegiar el interés superior de la niñez.

“La adopción entre personas del mismo sexo no es en automático, sino que debe estar sujeta a cada caso concreto, prevaleciendo lo que sea mejor para la niña, niño o adolescente. Entonces, dijo, se cumple con el principio fundamental del interés superior de la infancia promovido por la Convención sobre el tema”.

Habría que esperar si hay algunos casos en Zacatecas, donde se ha protegido bastante el orden de la familia.

Aunado a la actualización legal de la norma en la Legislatura local, habría que hacer una campaña de sensibilización de los oficiales de Registro Civil y gobernantes para cumplir la ley. Finalmente, es conveniente promover con mayor énfasis los valores en la sociedad, desde los niños, para que la familia, en su concepción original, prevalezca, siempre y cuando se respeten los derechos humanos de todas las personas.

 

 

 

 

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top