El mensajero y su mensaje

Referente periodístico

Por Gerardo DE ÁVILA (*)

Zacatecas, Zac.-No, no hablaré del libro: “El mensajero y su mensaje” de Alice E. Luce. Lo que sí, -sin su permiso pero con respeto-, usaré el provocador título para explicar algunos acontecimientos que ocurriendo la semana pasada en el ámbito nacional y estatal.

Quien entiende, entiende…

En lo nacional, el más optimista de los escenarios, dice que el gobierno de Enrique Peña Nieto está cerca de la recaptura del narcotraficante más buscado: Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera. Incluso, presume que el capo está herido de rostro y pierna.

¿Endeble mensaje?

Si esto es así, el presidente y sus asesores pretenden que la sociedad mexicana cambie la percepción de que las cosas no marchan correctamente y que se está trabajando. Para lograr el objetivo, el mensajero (Peña Nieto) tiene que apurar el paso.

¿Mensaje o distractor?

A inicio de semana, el Delegado de la Cuauhtémoc Ricardo Monreal Ávila, aparentemente, desnudó un posible acto de corrupción, al ventilar ante los medios, que a su oficina llegó una mochila con millón y medio de pesos.

El mensajero lanzó el mensaje.

Finalmente, la poderosa empresaria inmobiliaria mexicana María Asunción Aramburuzabala ratificó la denuncia por extorsión contra Teresa Adriana Pérez Romo, esposa del periodista de Televisa Joaquín López Dóriga. La mensajera no teme.

El mensaje es claro.

No son pocas las voces, que señalan que los días del influyente periodista están contados en Televisa, no sólo por la pérdida de credibilidad que ha venido abajo, sino porque Emilio Azcárraga no quiere que se le vea como cómplice del pleito entre dos.

Duelo de mensajes.

¿Y en lo estatal?

Confirmo lo que he dicho: la relación entre poderes es tirante, compleja, en especial, entre el Ejecutivo y Legislativo. La glosa del quinto informe sólo exhibió sus diferencias. Sólo queda el tiempo suficiente como para salir a mano.

Mensajeros y mensajes.

Mientras se acercan los tiempos para que los partidos políticos emitan sus convocatorias para elegir a los candidatos a puestos de elección popular, los aspirantes, con y sin permiso lanzan el mensaje de que van por la candidatura, es especial para gobernador.

Mensajeros conocidos.

En el PRI, las últimas encuestas señalan que Alejandro Tello y Adolfo Bonilla parejean. El primero es el candidato del gobernador; el segundo, es el candidato del tricolor. Queda claro, que el mensajero será el CEN. Y luego…

Carlos Puente tranquilo espera.

En las izquierdas, los escenarios cambiaron con el relevo de la dirigencia en MORENA y la negación al PT como partido estatal. El PRD sigue buscando a un abanderado fuerte que no existe. El MC sólo espera saber a dónde se sumará.

Demasiados mensajes.

En el PAN, los mensajeros dicen que Pepe “Pasteles” y Lupita Medina Padilla tendrán que medirse, de hecho, es público que el aún alcalde de Jerez sale muy adelante. Hasta lo que conozco, la posibilidad de una alianza con el Sol Azteca sigue firme.

¿Quién pone el candidato?

En suma, dependiendo del contexto, el mensaje se vuelve más importante que el propio mensajero. Quién no lo entienda así, poco o nada podrá resolver. Los sucesos nacionales y estatales siempre estarán sujetos al contexto actual. Siempre.

Atiendan más el mensaje.

Del archivo personal:

En la sucesión que vivirá la UAZ para elegir rector, los aspirantes tienen que tener claridad sobre el rosario de problemas que aquejan a la institución, así como la posible solución, pero sobre todo, deben tener un proyecto sobre el modelo de una nueva universidad. Candidatos: si no hay claridad para qué aspirar…

Es tan sólo una opinión.

(*) Periodista

Maestro en ciencia política

[email protected]

Goldcorp

Noticias relacionadas

Top