Alerta organización ante posible reducción al gasto en salud

Reportaje Especial / SemMéxico

  • Coalición por la Salud de las Mujeres dice que se afectará más a mujeres
  • Al suelo promesas de garantizar derechos en salud y en Salud sexual y reproductiva

Sophia d´Verdi

Foto: Frida Hartz

Foto: Frida Hartz

SemMéxico. D.F.- La Coalición por la Salud de las Mujeres alertó sobre la reducción del gasto en salud para el próximo año, lo que perjudica en especial a las mujeres.

De acuerdo con su análisis del proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016, el Sistema de Protección Social en Salud —la principal fuente de financiamiento para los 32 servicios estatales de salud—presenta una reducción de un 5.43 por ciento respecto al 2015.

Indican que el Seguro Popular presenta un decremento de un 2.17 por ciento; mientras que el gasto etiquetado en salud materna, sexual y reproductiva se propone reducirlo 7.41 por ciento en relación al 2015, y el presupuesto del Ramo 12 Salud muestra una tasa de decrecimiento del 6.73 por ciento.

“Al revisar el proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 (PEF), las promesas del discurso gubernamental de garantizar derechos en salud y en Salud sexual y reproductiva prácticamente se van al suelo”, advierten las organizaciones civiles que integran la Coalición, entre ellas, Balance, Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, Comité Promotor por una Maternidad Segura en México, Fundar: Centro de Análisis e Investigación.

En el documento que fue entregado a quienes integran las comisiones de Salud, Igualdad y Presupuesto de la Cámara de Diputados, las organizaciones advierten que estas reducciones afectan la ejecución de programas sustantivos y el cumplimiento de metas institucionales, como la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente.

De acuerdo con los datos oficiales entre 2006 y 2014 se incrementó la tasa de fecundidad de las adolescentes de 15 a 19 años, pasando de 66 nacimientos por cada mil mujeres en ese grupo de edad a 77 nacimientos, aunque la tasa de fecundidad de las mujeres en el país bajó.

“Todos nos han dicho que la batalla es que el presupuesto quede igual en este tema, porque hay una afectación directa para la salud de las mujeres”, aseguró Orfe Castillo, integrante de la Coalición.

La Coalición advierte que el recorte presupuestal contraviene a la propia Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, que indica en su artículo 58 fracción tercera que no se podrán realizar reducciones a los programas presupuestarios ni a las inversiones dirigidas a la atención de la Igualdad entre Mujeres y Hombres, al Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación; las erogaciones correspondientes al Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas y Comunidades Indígenas y la Atención a Grupos Vulnerables.

Indican que entre las principales afectaciones por el recorte presupuestal destaca la fusión de dos Programas Presupuestarios el de “Atención de la Salud Reproductiva y la Igualdad de Género en Salud” y el de “Reducción de la mortalidad materna y calidad en la atención obstétrica, hay una reducción del 7.41 por ciento.

En tanto, de acuerdo con cifras del Banco Mundial en el país la tasa de muerte materna es de 49 por cada 100 mil nacidos vivos, cifra que si bien se ha reducido en las últimas décadas, el Gobierno federal carece de una meta para disminuir el indicador y salvar la vida de las mujeres, expresó Castillo.

En su análisis, la Coalición señala que en el 2015 ambos programas contaron con dos mil 277 millones 547 mil 120 pesos, y al fusionarlos, en el marco del Presupuesto Base Cero, quedaría en dos mil 108 millones de pesos, una reducción de 168 millones de pesos, respecto a lo aprobado ese año.

“Además de la afectación financiera, el fusionar la “Atención de la Salud Reproductiva y la Igualdad de Género en Salud” (P017) con la “Reducción de la mortalidad materna y calidad en la atención obstétrica” (U007), implica un profundo retroceso conceptual.

“Ambas esferas son tratadas en capítulos separados, con metas y estrategias específicas desde el Programa de Acción de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo de 1994 y reafirmado 20 años después en el Consenso de Montevideo (2013), así como en la recién aprobada Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, por lo que debería mantenerse la separación de los Programas Presupuestarios”, expresa la Coalición por la Salud de las Mujeres.

De manera adicional, explican que la fusión de ambos Programas es una acción contraria a la promoción de la transparencia y seguimiento presupuestal establecida en el artículo 87 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria que señala la obligación de publicar información presupuestaria accesible y transparente para la ciudadanía.

“En aras de permitir la transparencia y rendición de cuentas, es necesario fortalecer el desglose presupuestario de cada Programa (P020 y P016) por Unidad Responsable, así como asociar el gasto con el cumplimiento de cada una de las metas propuestas y mejorar éstas”, expresa.

Castillo consideró que el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2016, como lo envió el Ejecutivo a la Cámara de Diputados revela que la protección a la salud de las mujeres no es una prioridad.

“Esto implica que la vida de las mujeres no es una prioridad, y a pesar de que hay una estrategia nacional de prevención del embarazo adolescente con metas muy altas, y en contraste no haya una meta para muerte materna.

“Esto no se ve reflejado en el presupuesto”, expresó Castillo.

En materia de Prevención y atención del VIH/Sida, advierten que no se desglosan los recursos por unidad responsable por lo que no es posible saber cuánto presupuesto se está destinando a CENSIDA y cada uno de los Institutos Nacionales.

Señalan que el presupuesto asignado a CENSIDA no cuenta con recursos adicionales para implementar acciones afirmativas en mujeres, se le etiqueta el 66 por ciento de su mismo presupuesto de operación en el Anexo de Igualdad Mujeres y Hombres que se incluyen cada año en los Informes Trimestrales sobre la situación económica, las finanzas y la deuda pública.

“A lo anterior se suma que dentro del Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 al CENSIDA se le están asignando 306 millones 655 mil 470 millones de pesos, 26.14 millones de pesos menos que lo asignado en 2015”, señala.

Las organizaciones civiles proponen separación los Programas Presupuestarios fusionados, incrementar los recursos; desglosar las acciones para el ejercicio del gasto de los programas presupuestarios P020 (Planificación familiar y anticoncepción; Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes, Prevención y Atención de la Violencia Familiar y de Género) y el P016 (Prevención y atención de VIH/SIDA y otras ITS).

Demandar que se destinen recursos adicionales y específicos al Centro Nacional para la Prevención y control del VIH/Sida (CENSIDA) para acciones enfocadas a la prevención del VIH en mujeres; fortalecer los recursos presupuestales para acciones específicas en salud con  población indígena; etiquetar recursos específicos para el levantamiento de una Encuesta de Análisis para  la población de 10 a 15 años como parte  de la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), único instrumento que permitirá evaluar la aplicación de esa política pública en ese grupo de edad, de acuerdo al Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES).

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top