Alumnos fresnillenses de Medicina toman el Campus Siglo XXI, ante inminente cierre de plantel

Zacatecas, Zac.- Erick Acosta cabrera, alumno del octavo semestre de Medicina Humana, extensión Fresnillo, señaló que la toma de instalaciones en el Campus siglo XXI es debido a la inminente desaparición de la institución en El Mineral. “Estamos aquí porque tenemos un año tratando de que la extensión no se cierre, esto, por falta de infraestructura”, aseveró.

Dijo que las autoridades competentes no nos han apoyado de manera conveniente, y decidimos ejercer presión. Añadió que “estamos a expensas en el futuro de 150 alumnos y 250 más que se trajeron a Zacatecas, de manera que están debilitando la Unidad en Fresnillo, en lugar de que crezca”.

El problema se deriva de que no se han puesto unos laboratorios, por lo poner infraestructura, lo que evita que Fresnillo crezca y que Medicina no sea una potencia para el norte del estado, ya que se cubre toda la zona.

Con ello se ve la discriminación que las autoridades tienen hacia Fresnillo, “nos ven como algo menos, y los alumnos de Zacatecas tienen los mismos derechos que los de Fresnillo”, aseveró. Tenemos desde noviembre del año pasado con este movimiento y no nos apoyan.

Tratamos de hacer las cosas desde el aspecto oficial por medio de juntas y no se ve el apoyo, agregó, ya que el doctor Ortega Monjarás tiene una idea muy cerrada, ya que es un “médico antiguo que no acepta diálogo y no lo podemos hacer entrar en razón; contesta de una forma grosera cuando intentamos platicar con él”.

Informó que desde el semestre pasado “nos aplacaron diciendo que se tenía el terreno, pero no era de la UAZ, sino que fue una donación del ejido, quien no puede hacer una donación a una institución”, y debía comenzar un proceso jurídico por cuenta de la Universidad.

Hace más de un mes, señaló, sostuvo el estudiante un diálogo con el Rector, quien le comentó que no se preocupara, pues ya se tenían las escrituras y se iba a comenzar a trabajar. Sin embargo, no se ha iniciado.

Era lo que se esperaba para que el municipio de Fresnillo diera el millón de pesos y se trabajara conjuntamente para la construcción de los tres laboratorios. También se contará con el apoyo de la minera Fresnillo, quien se ha comprometido para el equipamiento de los laboratorios, pero no pueden dar dinero si no hay ni siquiera un presupuesto por parte de las autoridades de Medicina Humana.

En enero debería entrar una nueva generación de estudiantes a Fresnillo, pero en la convocatoria no se menciona que se aperturen cursos en Fresnillo, sino en el siglo XXI. “No podemos esperar hasta que vengan las autoridades de evaluación por parte del Comaem, pues dirán que desde hace un año que hicieron la visita de inspección no hay ningún avance”.

Advirtió que los estudiantes seguirán en la toma de las instalaciones hasta que se establezca una mesa de negociación, “pero ni siquiera se ha presentado una comisión de parte del doctor ortega para ver qué es lo que pedimos”, expuso el estudiante. Sólo el jurídico de Rectoría se llevó el pliego petitorio, pero no dijo que volvería. El director de Ciencias Químicas y ofreció su apoyo.

Ya se les dieron las oportunidades y hemos sido pacientes, máxime que ahora se quedarán sólo dos grupos el siguiente semestre, a los cuales se les quiere unificar, cuando se pudieran tener hasta cinco grupos con A y B. La matrícula que se tiene son 160 alumnos, pero están aquí alumnos de segundo semestre, que son alrededor de 120, y la matrícula estándar de Fresnillo, antes del conflicto, era de poco más de 420 alumnos.

El venir a Zacatecas es un gasto, y por eso no se inscriben muchos alumnos en Zacatecas. Además, no se tienen tampoco los espacios para atender a los alumnos de Fresnillo, y los tienen en espacios acondicionados, sin pintarrones, con problemas en los cañones de proyecciones y muchos inconvenientes. Están en un estado de dar pena, pero son doctores que meten miedo. En Fresnillo se cuenta con una planta docente de 45 elementos, los cuales quedarían perdidos en el momento que cierre la institución.

Por su parte, el maestro Ernesto Alvarado, docente de la unidad en Fresnillo, expuso que “se ve una cerrazón de la actual administración, la cual quiere mermar los espacios, contrario a una función universitaria”. Sostuvo que “deberían de ampliarse las oportunidades, agregó, de manera que nosotros pedimos una renuncia del director para poder generar nuevas esperanzas con una nueva directiva”.

Esta es una administración adversa para Fresnillo, ya que se han tenido pláticas y no se ha definido la ayuda, agregó, y si intención es desaparecer la unidad en Fresnillo.

“La directiva de la Unidad piensa que se abrió la extensión en Fresnillo por una decisión política, pero fue por una necesidad y la lucha de padres de familia y jóvenes de varias generaciones”.

Hay hospitales que requieren estudiantes y es ilógica la determinación de los directivos. Debemos crecer, no disminuir las oportunidades para los jóvenes, concluyó.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top