Dineros antes que unidad

Por: Gabriel Contreras Velázquez

RECUENTO-DE-VOTOSZacatecas, Zac.-Pese al adelantado proselitismo vía redes sociales con el cual el senador Alejandro Tello invitaba a la población en general –no diferenciaba entre priistas y ciudadanía con militancia distinta o sin militancia- a participar en las mediciones que realizarán algunas casas encuestadoras, a petición de su partido –sin mencionar a este abiertamente – con la finalidad de conocer el nivel de positivos y negativos que la opinión pública percibe de cuatro aspirantes tricolores; deberá de mantener calma, pues en el Revolucionario Institucional estatal la prioridad es sólo una: el nuevo empréstito multimillonario.

Confiando en contar con la venia del presidente Peña Nieto para alcanzar la candidatura -mantra favorito de su equipo cercano- es cierto que sólo él y su contendiente en el Verde Ecologista, Carlos Puente, han tenido la oportunidad de entrevistarse con quien dará el veredicto final de la candidatura de la coalición PRI-PVEM al gobierno de Zacatecas.

En el aire queda pues el convencimiento con que ambos senadores se dicen amparados por la aprobación presidencial.

Sin embargo, la nueva designación del senador Puente Salas como Vocero Nacional del Partido Verde Ecologista de México -cargo que desempeña con funciones análogas a las de un dirigente, en este caso nacional- explica más el nutrido trabajo y tejido político que han realizado los ecologistas en las instancias federales, dando preponderancia a la célebre “aprobación presidencial” de este lado de la balanza.

La capacidad de negociación y decisión deberá de ser lo más pulida posible si es que Puente quiere darle plusvalía a la inigualable antesala en que se encuentra en estos momentos, a la espera también de concretar su candidatura.

La opinión pública y la opinión publicada, en Zacatecas, minimizaron el momento político por el que atraviesa el Verde Ecologista en la escena electoral, tanto local como nacional. Algunos periodistas argumentaban esta especie de lugar común, donde la designación de Puente debería ser leída como un tipo de “premio de consolación”, para “bajarse de la contienda”, y “renunciar” a sus aspiraciones.

Se insistió entonces que Puente se apartaba de la carrera a la gubernatura, con lo que la disputa por el espacio quedaría únicamente entre Tello y Carlos Peña, quien amagaba con pedir licencia ante el cabildo para dedicarse de lleno a generar el necesario proselitismo en municipios y que como presidente del ayuntamiento capitalino muy difícilmente podría realizar.

Adolfo Bonilla, en cambio, mantuvo discreción y continuó con la labor que le exige la Secretaría de Economía. Como hemos insistido en este espacio, el secretario ha hecho labor política en el Comité Ejecutivo Nacional, por lo que su cercanía con Manlio Fabio Beltrones ha sabido capitalizarla más en el sentido de medir sus posibilidades reales.

Cierto, ha alzado la mano en reiteradas ocasiones, pero si el escenario no le favorece ahora, no gastará importantes activos donde puede encontrar sólo pérdidas. Su actitud parece mostrar que la información que obtiene de la dirigencia nacional le auxilia a mantener los pies en la tierra. Con ello Beltrones entreteje la unidad priista local.

En cambio, donde la unidad sí flaquea es en dos aristas débiles, echadas a andar -por cierto- por el gobernador Miguel Alonso, en caso de que Tello no lograra el apoyo suficiente hacia 2016. Por un lado, el grupo de los “fantásticos” (que de fantásticos no tienen ni el nombre) empujando con impaciencia al ex secretario particular del gobernador, Carlos Peña. Por otro, el aspirante más cercano a la ruptura con el PRI (si es que la familia Alonso no lo impide): Pedro de León.

“Chema” González no ha reparado en despensas, cobijas, gasolina para operadores, y todo tipo de gratificaciones que la Secretaría de Desarrollo Social local otorgue en tiempos electorales, placeando en cabalgatas al aún alcalde capitalino en el municipio de Río Grande –de donde es oriundo- y zonas aledañas.

Los mentados “fantásticos” se enfilan en ruta a la colisión de intereses en el Revolucionario Institucional de Zacatecas. No conformes con no contar con identidad partidista, pavimentan el terreno para complicar y fracturar a la estructura de voto de la coalición PRI-PVEM.

El gobernador Alonso Reyes se mantiene en mutis, no previene ni resarce los daños. Lo importante para él, al final del día, siguen siendo los dineros, ahora en forma de nuevo empréstito. ¿De qué manera valoran esta situación en el círculo cercano de Alejandro Tello? La respuesta no sólo debería interesar a sus incondicionales, sino que también al priismo local y nacional.

Pedro de León entra a la recta final de su aspiración –en el PRI- asegurando fuego amigo. Las pintas en paredes con su nombre lo mantienen distraído del ejercicio demoscópico hasta ahora. En sus redes sociales ha promocionado su fotografía con el líder nacional, Beltrones. Muy lejos de ser contemplado y escuchado en Los Pinos, vuelve a la disyuntiva: sumisión o ruptura.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top