A ocho años, Vinos La Casona crece como espuma

Jesús Martínez // El Campirano

[email protected]

Zacatecas, Zac.-A ocho años de iniciar ventas al público, Vinos La Casona ha logrado colocarse entre el gusto de los consumidores gracias a la promoción que ha intensificado su gerente, Ana Rosa Aguirre de la Torre.

Es una empresa de tradición familiar ubicada en el municipio de Jerez, Zacatecas. Hace 50 años la familia se dedica a fabricar vino de mesa y licores para su consumo, y no fue hasta hace poco tiempo que comenzaron a deleitar el paladar de la gente sabedora de los buenos vinos.

Ana Rosa, de carrera contadora, dejó su profesión para seguir con el negocio que comenzó su madre, María Concepción de la Torre Valdez.

Comenta la empresaria que todo inició porque su madre, la señora Conchita recibió una invitación de la presidencia municipal de Jerez para que llevara una muestra del vino y el licor que elaboraba para su consumo familiar.

Y es que Conchita en su “casona” comenzó a fabricar vino de mesa porque contaba con una parra que daba una buena uva, por lo que decidió pedirle la receta del vino a una hermana, y así comenzó la historia de éxito.

El vino y licor que producía Conchita era para las hermanas, hermanos, sobrinos y familiares que cada fin de año se daban cita para festejar. Fue del agrado de todos el vino que comenzaron a encargar a doña Conchita.

Fabricaba una o dos rejas de uva, hasta que la demanda creció y se dieron cuenta que podría ser un buen negocio para la gasto de la familia, por lo que Ana Rosa que vivía en Texas desde hace varios años, decidió tomar las riendas del negocio y comenzar la odisea de la promoción de su producto.

“Si mi madre comenzó este sueño porque no seguir”, expresó Ana Rosa al explicar que para comenzar la venta tuvieron que darse de alta como sociedad y se creó como Vinos La Casona, nombre que se adoptó por la vivienda de doña Conchita.

Una vez con la marca y el registro Ana Rosa comenzó a asistir a todas las expos, ferias y demostraciones que se realizaban a nivel nacional. Poco a poco se fue dando a conocer el producto a tal grado que a la fecha ya han sido invitados a participar en la expo vinos que se realiza a nivel nacional, y donde asisten los mejores exponentes de la República.

Ha sido luchar contra marea, comenta la empresaria, pues la gente no está acostumbrada a consumir vinos de mesa. “La gente es cervecera, tequilera o mezcalera”.

Recuerda que en los años ochentas bajo el consumo de vino de mesa y aumentó el consumo de cerveza, y la fecha ha sido difícil introducir el vino nuevamente al gusto del consumidor.

Para la elaboración de su vino la uva se compra a productores de las comundades de El Salto y San José del Río, en Fresnillo. Son las variedades de Cariñena, Ruby Cariñera, San Emilión, Rosa del Perú.

Para la elaboración de sus licores la fruta como la ciruela se compra en Los Haro y el membrillo en El Cargadero, ambas comunidades de Jerez.

Su vino se comercializa en varios estados de la República, y actualmente se concretan los trámites para poder exportar a Guatemala, un mercado que la gerente Ana Rosa considera bueno.

Lo difícil para la pequeña empresa es la falta de capital, debido a lo que se logra captar durante el año es reinvertido para la producción, lo que limita poder tener recursos para ampliarse y poder producir más.

A pesar de sus limitaciones en cuanto al crecimiento, se espera que con apoyo del gobierno se logren algunos apoyos que les permitan seguir creciendo a favor de un buen vino zacatecano.

Contenido de la versión impresa del periódico El Campirano

http://www.periodicomirador.com/contenidos/sam-pro-images/sinaval.jpg

Noticias relacionadas

Top