Las periodistas alimentan la democracia, evidencian abusos y reivindican la vida y libertad de las mujeres

Por: Anayeli García Martínez

premio_LuciaLagunes01twitterunivmalagaCimacnoticias | México, DF.- “Cada vez que se asesina, se silencia o se intimida a un periodista, la sociedad se queda sin el derecho a la información”, dijo la periodista Lucía Lagunes Huerta al recibir el Premio Internacional de Libertad de Prensa 2015 que otorga la Universidad de Málaga (UMA) y la Cátedra UNESCO de Comunicación.

En la ceremonia, que se realizó en la sede de la UMA, en la Costa del Sol, en España, la también directora de Comunicación e Información de la Mujer A.C. (CIMAC) dedicó el reconocimiento a las reporteras mexicanas “que cada día alimentan la democracia evidenciando los abusos de poder y reivindicando la vida y libertad de las mujeres”.

Socióloga, reportera y columnista, Lagunes Huerta lleva 24 años ejerciendo el periodismo desde un enfoque de género, Derechos Humanos y sin sexismo, trinchera desde la cual comenzó a documentar la situación social de las mujeres y más tarde a hacer visible la violencia contra aquellas que reportaban las noticias.

Es por ello que al recibir este reconocimiento alertó sobre el riesgo que vive el gremio periodístico: “Desde 2005, México se repite año tras año como una de las naciones de Latinoamérica con mayor número de periodistas asesinados, y a la comunidad internacional le falta alzar la voz para detener lo que está ocurriendo”, dijo.

Hace cinco años Lagunes Huerta coordinó el informe diagnóstico “Violencia contra mujeres periodistas en México 2010-2011”, editado por CIMAC con el apoyo de la Fundación Heinrich Böll, la primera investigación en su tipo que demostró que las reporteras también son agredidas por realizar su labor informativa.

En ese primer diagnóstico se dijo que, aunque las estadísticas de violencia no incluyeran a las mujeres, en realidad había muchas agresiones contra ellas, tan sólo de 2002 a 2011 se documentaron 94 casos de violencia, el 85.4 por ciento directamente ligados el ejercicio de su oficio.

En seguimiento a esa investigación, en 2014 Lagunes Huerta dirigió el informe “Impunidad. Violencia contra Mujeres Periodistas. Análisis legal” que evidenció cómo las agresiones contra reporteras quedan impunes porque se minimizan, no se investigan o las indagatorias se realizan con estereotipos, mientras que las víctimas quedan a la deriva y sin medidas de seguridad para ejercer su trabajo.

La espiral de violencia no ha parado, durante el primer semestre de 2015, de enero a junio, el Programa de Libertad de Expresión de CIMAC ha documentado 55 casos de agresiones contra comunicadoras en 24 estados del país, de los cuales destacan seis en la Ciudad de México y ocho en Veracruz, lugares donde reportear es una actividad de alto riesgo.

Ante ello la galardonada destacó que aunque en México no hay conflicto armado está en situación de guerra, como ejempló los reportes de los medios que indican que en la última década desaparecieron 26 mil personas, historias que han sido contadas por las reporteras.

“Las mujeres periodistas fuimos las primeras voceras de estos andares, de estas historias y de estos dolores, pero no para hacer una gran tragedia en el papel, sino para poner voz de ciudadanas exigiendo justicia y a las autoridades que hagan lo que tienen que hacer, garantizar que la vida y la libertad de las personas esté dada por el simple hecho de ser personas”, resaltó.

La autora de la columna “Zona de Reflexión” ha trabajado por un periodismo social y comprometido –y a favor de la población femenina– que también ha sido blanco de agresiones. En julio de 2008 y mayo de 2011 las oficinas de CIMAC en la Ciudad de México fueron allanadas pero en ambos casos la investigación no tuvo resultados y no se supo quiénes fueron los responsables.

Al recibir el VI Premio Internacional de Libertad de Prensa, la también integrante de la Red Nacional de Periodistas y de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género se convirtió en la segunda mujer en ser reconocida por esta institución, después de la periodista congoleña Caddy Adzuba, quien desde 1996 ha denunciado las violaciones sexuales en África.

 

En este contexto, el jurado, integrado por los decanos de la Asociación Española de Universidades con Titulaciones de Información y Comunicación (ATIC), destacó el compromiso de las periodistas mexicanas y de América Latina que son discriminadas o trabajan en un ambiente donde se trata de impedir el ejercicio honesto de la libertad de expresión.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top