Dedican académicas hasta 30 horas semanales en tareas del hogar

Sus pares varones apenas 10: estudio de la UNAM

Por: la Redacción

MaestrosCimacnoticias | México, DF.-Las académicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dedican hasta seis horas más a la semana, en comparación con sus compañeros varones, para preparar alimentos, arreglar y cuidar la ropa, o hacer limpieza en el hogar.

Las mujeres universitarias invierten más tiempo en actividades domésticas y de cuidado sin importar si son investigadoras, técnicas académicas, profesoras de carrera o de asignatura, según el reciente boletín estadístico del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG), de la UNAM.

Por ejemplo, una investigadora de la máxima casa de estudios puede ocupar seis horas a la semana en promedio para preparar los alimentos, mientras que un investigador dedicará sólo tres horas a la misma actividad.

El análisis, realizado con base en la “Encuesta sobre situación de mujeres y hombres en la UNAM”, realizada por el PUEG en 2009, destaca que una académica que vive con su cónyuge, hijas e hijos, dedica cerca de 30 horas a la semana para las tareas domésticas.

En tanto que las mujeres que trabajan en la universidad y además viven solas aportan entre 12 y 14 horas de su tiempo a labores en el hogar y de cuidado; asimismo, los varones que viven solos dedican menos tiempo a estas actividades.

El boletín estadístico indica que las brechas de género se amplían según el cargo, pues una profesora de asignatura llega a destinar 10 horas a la semana en promedio para preparar alimentos, mientras que un profesor invierte sólo cuatro.

Lo mismo sucede en actividades como la limpieza del hogar, donde una investigadora ocupa tres horas en promedio a la semana, y un varón dos; mientras que una docente de asignatura ocupa cinco horas y un profesor tres.

La actividad en la que las y los universitarios invierten más tiempo es en el cuidado de las personas, hijas, hijos, adultos mayores o personas enfermas, en la que una investigadora puede ocupar hasta 20 horas en promedio a la semana y un investigador 10.

La única actividad en la que hay igualdad es en el pago de servicios, ya que mujeres y hombres, sin importar su puesto de trabajo, invierten una hora a la semana.

Al respecto, la publicación del PUEG señala que la importancia de compartir el trabajo doméstico y de cuidados radica en el tiempo, porque éste puede ser invertido en otras actividades fuera del hogar y traducirse en beneficios personales y profesionales para las mujeres.

Top