¡Sea quien sea!

Referente periodístico…

Por Gerardo DE ÁVILA (*)

gerardo-de-avila1Zacatecas, Zac.- Sea quien sea el próximo gobernador de Zacatecas sabe desde ahora que las necesidades más sentidas de la sociedad son las mismas desde varios años atrás: inseguridad, desempleo, pobreza, desigualdad, corrupción, impunidad y desconfianza. Sólo por citar algunas.

Hay otras igual de preocupantes.

Sea quien sea el gobernador debe entender que la percepción ciudadana sobre el estado de cosas se encuentra en su punto más crítico. Dicho con propiedad: la realidad supera al discurso oficial. En seis meses y 12 días ya no cambia la percepción social.

Sea quien sea el próximo gobernador sabe que tendrá poco tiempo (sólo 5 años) para dar soluciones claras a problemas concretos. Llegará con un presupuesto histórico, aunque con un estado endeudado que ya debe como 7 mil 500 millones de pesos.

No será fácil gobernar.

Sea quien sea el próximo gobernador debe llegar con un proyecto de gobierno que pueda cumplir, acompañado con los mejores hombres y mujeres que le ayuden a gobernar para sacar a Zacatecas del atraso en que se encuentra, no de ahora.

Complicada misión.

Sea quien sea el próximo gobernador sabe que las comparaciones siempre serán incómodas aunque necesarias para entender el Zacatecas de antes, de ahora y del que se supone que viene. Es cualquier escenario el reto es mayúsculo y hasta titánico.

La sociedad observa.

Sea quien sea el próximo gobernador debe entender que en campaña sólo tiene que prometer lo que se pueda cumplir. Ser un buen gestor de recursos públicos ante la Federación se vuelve indispensable. Un gobierno incluyente le podría ayudar.

Amén de otras cualidades.

Retos y desafíos…

Sea quien sea el próximo gobernador debe tener en su agenda y con mayúsculas que los retos y desafíos son complejos y de toda naturaleza. Gobernar hoy Zacatecas no es sólo de sueños y anhelos, hay que tener claro el presente y futuro del Estado.

Sin romanticismos.

Sea quien sea el próximo gobernador debe conocer que la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), tiene graves problemas financieros que ningún rector ha podido solucionar. Y contra lo que se pueda decir, a nivel gobernadores, Amalia fue la que más ayudó.

Ni modo hay que decirlo.

Sea quien sea el próximo gobernador sabe que no sólo la UAZ tiene problemas financieros, hay otras instituciones educativas de nivel medio y superior que también requieren de un rescate financiero. El reto no sólo será solucionar el caos sino que ya no vuelva a ocurrir.

La historia de siempre.

Sea quien sea el próximo gobernador tiene que saber que varios sectores productivos del Estado atraviesan por momentos críticos, y que si no es con la intervención y respaldo del propio gobierno, irremediablemente, desaparecerán.

Cuidado. Mucho cuidado.

Sea quien sea el próximo gobernador debe entender que el problema financiero de una buena parte de los 58 municipios los tiene al borde del colapso, situación que impide un progreso y desarrollo sostenido. El reto es mayúsculo y de urgente solución.

Otra vez cuidado.

En suma, sea quien sea el próximo gobernador, desde ahora, debe razonar con seriedad sobre cómo pretende gobernar Zacatecas. Los discursos ya no llenan la conciencia de una sociedad cada vez más crítica, reflexiva e informada. Obtener votos es importante pero no lo único.

Se acercan las campañas.

Del archivo personal:

Que ahora sí, en esta semana, la alianza PAN-PRD tendrá candidato a gobernador. ¿O Rafael o Pedro? Quien sea, llega tarde.

Es tan sólo una opinión.

(*) Periodista

Maestro en ciencia política

Goldcorp

Noticias relacionadas

Top