Gobernador de Aguascalientes humilla a funcionario por no poner calentador solar

Zacatecas, Zac.- “Qué la chin… no pueden ponerlo en un día, qué tengo que venir a ponerlo yo”. Así se expresó Carlos Lozano de la Torre, gobernador del estado de Aguascalientes para reprender al secretario de Bienestar y Desarrollo Social, Juan Manuel Gómez Morales, luego de que una mujer de la tercera edad le reclamó que no le habían entregado el calentador solar que le habían prometido desde el pasado 2 de marzo.

El mandatario estatal regañó al funcionario delante de Rosario Robles Berlanga, secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), con quien realizó una supervisión de  los trabajos del programa Ciudades Seguras, en la colonia Benito Palomino Dena.

Acto seguido, el secretario de Bienestar y Desarrollo Social se colocó detrás de las habitantes de la zona y no contestó el reclamo.

El calentador solar fue prometido por el mandatario estatal ante cientos de personas de la misma colonia el pasado 2 de marzo, cuando la misma Rosario Robles visitó la entidad para realizar una caminata nocturna dentro del programa Ciudades Seguras para las mujeres, Derecho a la ciudad.

Tras el regaño, Emilia Guerrero Guerra, de 88 años, dijo esperar que el gobernador del estado esta vez sí cumpla con su palabra.

“Pues ojalá que sí me lo dieran (el calentador), porque el agua está bien fría”.

En tanto, el secretario de Bienestar y Desarrollo Social  de Aguascalientes señaló que  desde hace 15  días se hizo entrega del calentador a la mujer de la tercera edad.

“Ella fue con el secretario del Medio Ambiente, y ya se había entregado (el calentador) desde hace como 15 días”.

Explicó que por adecuaciones a su vivienda aún no se ha colocado el mismo, y mostró una fotografía de la mujer al lado del calentador.

Desde la llegada de Lozano de la Torre a la colonia se escucharon gritos en apoyo al  alcalde panista de la capital, Juan Antonio Martín del Campo, quien también acompañaba al jefe del Ejecutivo estatal en el recorrido.

Posteriormente, un grupo de mujeres comenzó a gritar “Lozano, Lozano”, hasta que una mujer corrigió: “Rosario, no Lozano”.

Goldcorp

Noticias relacionadas

Top