Confrontan a Procuradora familiares de víctima de accidente; exigen justicia

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.- Un grupo de alterados familiares y conocidos de la mujer que perdió la vida en el accidente carretero donde se vio implicado el alcalde de Nochistlán, Fernando González Sánchez, increpó a la procuradora de Justicia en la entidad, Leticia catalina Soto Acosta, exigiendo justicia para la víctima, acusando al presidente municipal de ir conduciendo su unidad en estado de ebriedad.

Con gritos como “haga su trabajo, y hágalo bien”, y “¿no le duele Zacatecas?”, pedían a la funcionaria que encarcelara al presidente municipal por ser el causante del accidente. Señalaron también que hay una menor de edad que se encuentra hospitalizada, debatiéndose entre la vida y la muerte.

Soto Acosta, por su parte, expresó sus condolencias por la muerte de la mujer, pero expresó que el peritaje que recibió fue de la Policía Federal, invitando a los familiares a pasar a la Procuraduría para mostrarles el expediente sobre las investigaciones.

“Yo no me hago responsable de lo que los periodistas ponen en mi boca; les enseño lo que yo he declarado”, dijo luego de ser acusada de una serie de declaraciones hechas, supuestamente a los medios de comunicación donde señala que fue la Policía Federal quien llegó primero al lugar de los hechos, siendo quien recabó la primera información y levantó el peritaje.

Manifestantes Procuraduria5 copiaPosteriormente, los inconformes señalaron que el peritaje no debía ser “maquillado”, acusando de nueva cuenta al alcalde de que “borracho se acercaba a los federales” para hablar con ellos. En respuesta la procuradora señaló categórica que “yo no estoy para proteger a nadie”, ofreciéndoles mostrarles con toda transparencia las actuaciones.

“Ya debería estar él detenido; él la mató, es un asesino, y hay un reportaje que dice que venía manejando a toda velocidad”, expresaron los dolientes luego de que aceptaran acudir, juntamente con soto Acosta, para verificar el estado que guardan las investigaciones.

Otra mujer de entre el grupo, expuso a Leticia Soto el caso de su hijo, denunciando que tres patrullas estaban bloqueando la calle de donde se llevaron a su hijo, “por orden de un abogado”. Sostuvo que “ya toqué todas las puertas y nunca me escucharon, y ni vivo ni muerto”.

Acto seguido, familiares y funcionaria se desplazaron a las oficinas de la instancia de procuración de justicia.

Una vez en la instancia, la procuradora reiteró su pesar por el acontecimiento, externando que de manera inmediata se dispuso a conocer la situación de los hechos. Solicitó su comprensión en el sentido de que se fueron dando las actuaciones, y reiteró que fue la Policía Federal quien en primer lugar llegó al sitio del percance.

Fueron los elementos de esa corporación quienes levantaron los indicios y presentaron un parte de hechos, con un croquis anexo. Posteriormente llegaron los policías investigadores y los criminalistas de la Procuraduría, los cuales recogen evidencias y el parte de hechos. Acto seguido se hace un peritaje para determinar las causas del incidente.

Señaló que de acuerdo a la ley, cuando se trata de un delito culposo donde no hubo intención de matar a una persona, como en el caso, pero que se produjo el fallecimiento, no se puede privar de la libertad al presunto delincuente. Refirió el hecho en donde un policía accionó su arma de manera accidental y privó de la vida a su compañero, y donde tampoco se detuvo al autor de la muerte.

Manifestantes Procuraduria6 copiaEl siguiente paso, agregó, refiriéndose la funcionaria en específico a varios de los presentes y que estuvieron en el accidente, es ir a la conciliación entre las partes involucradas, tratando de llegar a un acuerdo. Esto, enfatizó, de acuerdo a la ley, pero siempre y cuando las dos partes estén conformes en celebrar un acuerdo reparatorio. “Si ustedes no están de acuerdo, no habrá acuerdo”, expuso.

En ese momento fue interrumpida por los familiares para señalar que “en ningún momento el alcalde nos ha dado la cara para darnos las condolencias por la pérdida de nuestra hermana”, añadiendo que no ha tenido el valor de acercarse a ellos”, pero en respuesta la procuradora señaló que “lo tendrá qué hacer.

“Se preocupa más por su camioneta de más de 200 mil pesos”, insistieron los inconformes, ante lo cual expuso la procuradora que se trata de llegar a un acuerdo, ya que la vida de la fallecida no se puede recuperar.

“Lo que sí vamos a hacer, es pedirle al alcalde que se presente a declarar, y posteriormente hay que aplicar la justicia restaurativa”, dijo Soto Acosta. Si no quieren el acuerdo, insistió, vamos a integrar la carpeta y la vamos a pasar a un juez, quien determinará quién tiene la culpa y cuál es la sanción que le corresponde, incluida la reparación del daño, cosa que no define la Procuraduría. Además, ofreció que no se hiciera en la Agencia del Ministerio Público de Villanueva, sino que se hiciera en la propia Procuraduría, de manera rápida, y ella misma estaría al pendiente de los avances.

Además, se citará a los testigos de ambas partes para que declaren, siendo muy escrupulosos en la revisión de los peritajes. Si se tienen duda sobre las actuaciones de la Policía federal, se solicitará a sus autoridades que se haga una revisión de las actuaciones. El Ministerio Público es aliado de las víctimas, y propuso poner a disposición de los dolientes un abogado victimal para que los defienda directamente en todo el proceso.

Por otro lado, estaría al pendiente la comisión de Atención a Víctimas, quien tiene la obligación de estar al pendiente de lo que se vaya presentando. Remarcó Soto Acosta que “en la Procuraduría no protegemos a nadie, y ese es el compromiso que hago con ustedes, de que los resultados científicos que se arrojen es lo que le vamos a llevar al juez”.

En la reunión también estuvo el secretario de Seguridad, Jesús Pinto Ortiz, así como Osvaldo Cerrillo, sub procurador de Procesos.

“Sabemos que tenemos que ser justos, pues a cualquiera puede suceder un accidente y ser víctima de un borracho. Ustedes son servidores y no se deben servir de uno”. Agregaron que funcionarios del ayuntamiento se toparon con familiares de la víctima y tenían “una cara de burla”.

Las actuaciones serían solicitadas en Villanueva y estarían este mismo miércoles en la Procuraduría, señaló la procuraduría.

Manifestantes Procuraduria1 copiaActo seguido, Leticia Soto procedió a mostrar la documentación y el material de fotografía que se levantó en el lugar de los hechos y que conforman la carpeta de investigación, argumentando que se realizaría, incluso, una reconstrucción de hechos para conocer con mayor precisión lo que sucedió.

Por otro lado, sostuvieron los familiares que tanto la policía municipal como la ambulancia llegaron mucho rato después del accidente, y más aún la Policía Federal, la cual hizo acto de presencia dos horas después y se limitó a tomar fotografías. “Durante todo ese lapso el alcalde estuvo escondido, pero cuando llegaron los policías se arrimó con ellos y estuvo platicando”. Concluyen que la unidad del presidente municipal iba a exceso de velocidad, aun cuando metros atrás hay reductores de velocidad.

“Hay reportes de varias policías que la camioneta del alcalde venía zigzagueando y a exceso de velocidad, añadieron, además de que el alcalde proporcionó un nombre falso de la persona que venía conduciendo, cuando él venía manejando”.

Asimismo, ofreció la procuradora solicitar informes a la policía municipal de Villanueva, quien también estuvo en el sitio, sobre cuáles fueron los elementos que atendieron el asunto, lo mismo para los policías ministeriales, a cargo del comandante Gustavo Domínguez, de manera que se integren a la carpeta de investigación. Posteriormente “revisaremos el expediente todos juntos para que no se nos pase algún detalle”.

En complemento, otro de los asistentes señaló una fotografía en la que se aprecia que horas antes del accidente el alcalde estuvo ingiriendo bebidas alcohólicas, material que se integraría al legajo. Otro dato importante es que iban dos camionetas con la familia, y que la víctima iba en la cabina, y no en la caja, como se había manejado. Incluso, señalaron los presentes que algún ministerial señaló que “ese tipo venía muy rápido”, y primero llegaron los municipales, no los federales.

Además, dijeron desconocer si al alcalde se le hizo la prueba del alcoholímetro, y pidieron un antidoping, prueba que se haría, dijeron, en presencia del abogado de los familiares, Félix Carrillo, y la prensa.

Jesús Pinto Ortiz propuso hacer una reunión entre los elementos de la Policía Municipal de Villanueva, la Ministerial y la Federal.

Externaron los familiares su temor por represalias de parte del alcalde y su gente para exigirle el respeto a la familia y a la pérdida de quien perdió la vida, ofreciendo la procuradora hablar con él y pidió que se le reporte cualquier incidente que pudiera haber. “El general pinto y yo estaremos atentos a que nada suceda”.

Finalmente, llegó el sub procurador de Atención a Víctimas, José Manuel Contreras, a quien la procuradora solicitó brindarles ayuda a los dolientes.

Top