Víctimas presas, victimarios libres

 ZONA DE REFLEXIÓN

Por: Lucía Lagunes Huerta*

Imagen retomada de Twitter: @lauraalarcon104

Imagen retomada de Twitter: @lauraalarcon104

Cimacnoticias | Ciudad de México.- Las feministas han dicho durante años que la justicia es bastante injusta con las mujeres, porque cuando son víctimas suelen proteger a los victimarios y cuando ellas se defienden siempre se les castiga, se les sataniza y ahí sí, cae todo el peso de la ley.

Durante años, como suele pasar cuando se defiende el derecho de las mujeres, se dijo que era una exageración y que la ley era “neutra”. Costó muchísimos años para demostrar que nada de neutralidad tenía la ley, porque quienes la redactan y aplican son personas, hombres en su mayoría, que tienen prejuicios machistas.

Y no sólo eran (son) machistas, sino que incluso odiaban a las mujeres y que ante la oportunidad de “aplicar la ley”, ese odio lo vertían, y aún ahora lo hacen al momento de interpretar los argumentos jurídicos.

Dijeron que nada de eso, que eran inventos y muchos etcéteras. Las abogadas feministas fueron dando, cada día, evidencias que mostraban que la supuesta neutralidad en la aplicación de la ley era una falacia que dañaba a las mujeres, porque impedía mirar la injusticia y la criminalización que se estaba haciendo de ellas, cuando se defendían, entre otras razones. La confirmación de esto está aquí y ahora.

Los violadores de Dafne están libres. Dos ya dejaron el país y un tercero está a punto de irse, después de 15 meses de la denuncia hecha por la víctima.

¿Por qué están libres? Porque el fiscal de Veracruz, Luis Ángel Bravo, “está investigando” aun cuando se sabía que estaban preparando su salida del país para evadir la ley. El fiscal decidió que “era más fácil darles seguimiento cuando salen del país”.

Además, que pese a escuchar la confesión de los violadores en un video filmado por el padre de Dafne, decidió que ésta no era prueba de la violación ocurrida contra la joven.

Ése es el trato para los delincuentes cuando la víctima es una mujer. Pero cuando ella se defiende, cuando ella decide detener la violencia ante la pasividad o complicidad de la autoridad, entonces cae todo el peso de la ley.

Por ello, Reyna está sentenciada a 25 años de prisión en Quintana Roo, porque a sus 60 años de edad decidió defenderse, y buscó detener a su agresor con lo que tuviera a la mano, con los objetos cercanos y lo hirió con un cuchillo.

Pese a que llamó a la policía y pidió ayuda médica para su agresor, la tardanza ante la petición provocó el fallecimiento de su agresor y fue procesada por homicidio, esto en el extremo sur del país.

Al norte, en nuestro emblemático Chihuahua, Aleida, una joven de 19 años, enfrenta un proceso similar al de Reyna en Chetumal, Quintana Roo. La diferencia es que Aleida aún no está sentenciada, pero la autoridad de Chihuahua está haciendo todo para criminalizarla.

¿Por qué los victimarios están libres y por qué las víctimas encarceladas? Por lo mismo que hace 40 años dijeron las feministas: porque jueces, fiscales, policías, etcétera, que odian a las mujeres, cuando tienen la posibilidad de interpretar la ley, lo hacen para dañarlas.

Y sólo para refrescar la memoria, citemos dos casos más.

En 1996, Claudia Rodríguez Ferrando se defendió de su agresor que quería violarla, lo hirió, llamó a los servicios médicos que tardaron en llegar y su agresor murió. Fue procesada y salió libre bajo el cargo de “exceso de defensa”.

Yakiri Rubio Aupart, agredida sexualmente en la Ciudad de México en 2013, se defendió e hirió a su agresor, quien murió por falta de atención médica, fue juzgada y presa por ello. Salió libre en marzo de 2014.

Todas ellas recibieron el peso de la ley, todas ellas convertidas en victimarias por defenderse. Ellas son las caras públicas, las mujeres emblemáticas que muestran un patrón histórico en la procuración y aplicación  de la justicia, donde el machismo y el odio se manifiestan bajo interpretaciones legales.

Todas ellas son la confirmación de que aún la justicia sigue siendo injusta para las mujeres, y que debemos acelerar el paso para llegar a la modernidad, a la democracia donde mujeres y hombres vivamos en igualdad, y la justicia sea justa para todas las personas.

Twitter: @lagunes28

*Periodista y feminista, directora general de CIMAC.

Etiquetas
Goldcorp

Noticias relacionadas

Top