Llaman a denunciar violencia contra zacatecanas dentro del hogar‏

violenciaZacatecas, Zac.- La Secretaría de las Mujeres (Semujer) llamó a visibilizar y denunciar la violencia en el hogar, ya que, acuerdo con estadísticas del INEGI, casi la mitad de las zacatecanas mayores de 15 años en relación de pareja la sufrió alguna vez.
A fin de enfrentar la problemática, Zacatecas cuenta con un conjunto de leyes progresistas para que una mujer víctima de violencia doméstica pueda disfrutar de la realización práctica del principio de igualdad entre mujeres y hombres.
La violencia familiar ya se persigue de oficio cuando: la víctima es menor de edad o mayor de 60 años; es mujer embarazada o en puerperio, se cometa por dos o más personas, se usen armas, se deje cicatriz permanente en el cuerpo o sea recurrente.
Son cuatro los tipos de violencia que las mujeres pueden sufrir en el hogar: física, sexual, económica y psicológica; manifestándose con diferentes matices y, en ocasiones, interrelacionados o recurrentes.
La encuesta Panorama de Violencia contra las Mujeres en Zacatecas, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), muestra que la violencia emocional es la que más frecuente, con un 88.3 por ciento.
El estudio define a la violencia que se ejerce contra las mujeres como todo acto, acción o conducta en función de su género, y que da como resultado, posible o real, su afectación física, sexual o psicológica y afecta su libertad, dignidad, seguridad e intimidad.
Las agresiones que se desarrollan en el hogar (también denominado ámbito privado) son una forma de violencia contra las mujeres, ya que la cometen personas con quien ellas tienen una interacción cotidiana de carácter íntimo.
Por lo anterior, para muchas mujeres el hogar es un lugar de dolor y humillación, porque la violencia por parte de su pareja es común, generalizada y dramática, y sus repercusiones pueden ser de graves consecuencias.
En las relaciones de pareja la violencia no se manifiesta solamente de manera física comprende también una gama de agresiones psicológicas, sexuales y económicas por parte del hombre.
La violencia física se determina por el uso intencional de la fuerza o un arma para atentar contra la integridad corporal, con el intento de intimidar o controlar a la mujer; puede ir desde una bofetada hasta lesiones que causan la muerte.
En el ámbito privado también se cometen agresiones de tipo sexual, como es la violación en la pareja, que es uno de los perjuicios contra las mujeres menos denunciados, debido a la cultura machista prevalente y a los roles de género tradicionalmente asignados.
Sin embargo, como resultado de las modificaciones al Código Penal de Zacatecas, aprobadas el 5 de mayo, ya se tipifica la violación dentro del matrimonio como un delito, que será perseguido a petición de parte, de acuerdo con el artículo 237.
Otra forma de violencia contra las mujeres es la económica, donde se les limita o niega el acceso al manejo o control de los recursos monetarios básicos, se les manipula, limita su capacidad para trabajar o son despojadas de sus bienes.
Asimismo, con las modificaciones al artículo 254 Bis, a partir de este mayo, se amplían las formas de violencia familiar para incluir la económica y patrimonial, las cuales ya se sancionan.
La reforma al artículo 253 Bis tipifica el “fraude familiar” y sanciona  con prisión “a quien en detrimento de la sociedad conyugal o patrimonio común generado durante el matrimonio o concubinato, oculte, transfiera o adquiera bienes a nombre de terceros”.
La violencia psicológica o emocional incide en el control de la mujer, con el fin de aislarla, negarle sus derechos y menoscabar su dignidad. Se manifiesta en insultos, menosprecios, intimidaciones, servidumbre y aislamiento.
Top