Elecciones de 2018 serán las más grandes y complejas de la historia: Lorenzo Córdova

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del Instituto Nacional electoral (INE), señaló durante su visita a Zacatecas, este viernes, realizada con el objetivo de llevar a cabo un diálogo con la estructura del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ) e INE, sobre el recién concluido proceso electoral del 5 de junio y de cara al de 2018, que las elecciones en puerta serán las más complejas realizadas hasta hoy; “estoy seguro”, dijo.

Como fundamento de su dicho, expuso que para ese entonces, como sucede elección tras elección, se tendrá el listado nominal más grande de la historia, estimado en el orden de los 87 millones de potenciales electores, esto, como proyección.

De manera objetiva, agregó que serán complejas por la cantidad de elecciones concurrentes que se van a tener,

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

pues no solamente el primero de julio de 2018 se celebrarán elecciones para renovar al presidente de la República y la Cámara de Diputados (federales), sino también habrá 29 elecciones locales.

Sólo las elecciones de Baja California, Coahuila y Tlaxcala no se realizarán en 2018, pero sí habrá en el resto del país. Esto, señaló el consejero presidente, implica que en 29 estados operará por primera vez, incluso en Zacatecas, la figura de la Casilla Única, es decir, un único centro de votación donde los ciudadanos emitirán sus votos para las elecciones federales pero también para las locales.

Sostuvo que la ley general dispone que estas casillas se integran al menos con seis funcionarios, o bien, siete, si eventualmente también se realizan consuntas populares. “Si asumimos que solamente son seis, y se asume también la proyección para el listado nominal, se instalarán en 2018, 154 mil casillas, es decir, 6 mil casillas más de las que se instalaron en 2015”.

Si esto es así, agregó, tomando en cuenta que en 29 estados habrá elecciones únicas, el número de ciudadanos que tendrán que fungir como funcionarios de casilla y operar ese domingo primero de julio las mesas receptoras del voto, estamos hablando de que necesitaremos convencer y capacitar alrededor de un millón 87 mil ciudadanos. Esto, para ciudadanos que van a ser funcionarios propietarios, sin hablar de los suplentes.

Así, para las próximas elecciones vamos a necesitar a un cuarto de millón de ciudadanos más que funjan como funcionarios de casilla que en 2015.

Además, en 2018 el número de cargos que va a estar en disputa nunca antes se había puesto en juego en una jornada electoral, pues en la elección en la que más cargos en disputa estuvieron fue la de 2015, en el orden de 2 mil 190 cargos, pero en 2018 se de 3 mil 620 cargos de elección popular en disputa, es decir, una tercera parte más.

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Foto: Misael Camarillo / MIRADOR

Solamente al pensar en estas cifras, se habla de la elección más grande y más compleja de toda la historia, de manera que las autoridades federales y locales deberán estar en coordinación en un trabajo acompasado de una manera perfecta, como nunca antes había ocurrido.

“Esto por no hablar de que la historia reciente nos enseña que hay una serie de complejidades que si bien no han impedido la realización de elecciones, vuelven, sin lugar a dudas, mucho más arduo el trabajo de organización electoral, y me refiero concretamente al tema de la inseguridad”, explicó Córdova Vianello.

También hay que considerar el tema de la conflictividad social, parte de la cotidianeidad de los grandes problemas nacionales que prevalecen en el país de pobreza, desigualdad, corrupción, impunidad y el señalado de inseguridad.

“Por eso es necesario comenzar a prepararnos ya, instrumentar las mejores prácticas y condiciones pensando en las elecciones de 2018. Para las autoridades electorales, enfatizó, la contienda política están establecidos en la ley, por lo que “no estamos dando aquí un banderazo de salida de las elecciones de 2018, pero para las autoridades electorales mal haríamos para enfrentar ese desafío si empezáramos a pensar ya en el código de 2018 desde ahora mismo”.

Top