Solicitan priístas expulsión de militantes por considerarlos desleales al partido

Abanderados por Lilia Pérez Robles y Abdón Ávila Rodríguez un grupo de priístas zacatecanos exigió la expulsión del tricolor de varios de sus militantes, bajo el argumento de que operaron a favor de otros institutos políticos durante el pasado proceso electoral. Este fue el motivo, señalaron, por el que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió la elección en varios municipios.

En conferencia de prensa, sostuvieron los inconformes que algunos falsos líderes han pisoteado de manera denigrante la democracia en el ejercicio del voto en la entidad, por lo que solicitaron su expulsión.

Lo que permite contemplar la posibilidad de la expulsión, dijeron, de acuerdo a los estatutos, se basa en que pierde su militancia quien ingresa a otro partido, quien acepta ser candidato de otro partido, salvo que haya coalición, quien deje de formar parte del grupo parlamentario del PRI, y quien apoye públicamente o realice labores de proselitismo a favor de un candidato de otro partido político.

De acuerdo al Código de Justicia Partidaria, agregaron, la expulsión procede por atentar de manera grave contra la unidad ideológica y organizativa del PRI, sostener principios contrarios a los del PRI, de los órganos directivos u obstaculizar las campañas, además de manifestarse en contra de los candidatos del tricolor, entre otros actos similares contenidos en los artículos respectivos en el Código de Justicia Partidaria.

Para iniciar el procedimiento, advirtieron, se hace necesaria la denuncia por escrito de un militante o dirigente, y la Secretaría General de Acuerdos admite o desecha la demanda. Posteriormente se notifica a la subcomisión de los Derechos y obligaciones de los militantes y se notifica personalmente al denunciado.

Luego viene una audiencia de pruebas y la subcomisión elabora un proyecto de dictamen para que la Comisión Nacional lo apruebe y haga la declaratoria de expulsión.

“Con esta fundamentación, se nos da el derecho de exigir contundentemente al CDE y al CEN que limpie la casa y que eche fuera todos esos priístas que nos han hecho daño, que son aves de paso y que han utilizado al partido para su beneficio personal, que no son verdaderos priístas”, expusieron, porque hay que tener disciplina y lealtad.

Agregaron que “llegan al partido y ocupan puestos dentro del mismo; luego se van y se llevan información que debería de ser de nosotros, los militantes”. Es el momento para que no se cuelen personas que no tienen una identidad ni permanencia en el partido.

“Queremos que se dignifique el partido, y esa responsabilidad la tiene el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE), así como el dirigente nacional Ochoa”, añadieron. Se tuvo

un proceso electoral plagado de artimañas, “y fuimos víctimas de que entrometieron las manos varios líderes políticos para diferenciar el voto, para traicionar al PRI”.

La comisión de Honor y Justicia ya debe de dejar de simular, ya que hay momentos para definir principios y asumir responsabilidades, y debe ejercer sus funcionar para que haga cumplir el estatuto. Además, hablaron de que fueron agredidos, por lo que exigen respeto tanto a la institución política como a los militantes. Se perdieron municipios por la deslealtad y traición de algunos que “entregaron el partido”.

Entre los implicados en la solicitud de expulsión se encuentran Omar García, Silverio López García, Juan Pablo Borrego, Miguel Ángel Guerrero, Martín Gómez, Fernando Hernández, Hugo Puentes, Cuauhtémoc Rayas Escobedo (presidente de la UGRZ), Jaime Cortés Acuña, Wilfrido Hinojosa, Yolanda Patricia Rivera, Pedro Haro, Santa Haro Sánchez, Enrique Rayas, Gerardo Salas, Aurelio Rosales Trinidad, Jorge Landeros Carrillo, Josefina Hinojosa Herrera y Priscila Sánchez.

También proponen la expulsión de Ismael García Muro, Ruth Calderón, Jaime Buenrostro, Jonás Castro, Enrique Pérez Compeán, Roberto Galaviz, Sandra Andrade, Antonio de la Torre del Río, Chilo Murillo, Jesús Martín Horta y Pedro de León Mojarro, ex pre candidato a gobernador por el PRD, entre otros que contendieron por diversos partidos en las pasadas elecciones.

IMG_5670Por su parte, en entrevista, Adolfo Bonilla, presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Zacatecas, señaló que es la Comisión de Justicia Partidaria quien se encargaría de resolver sobre una posible expulsión de militantes, acción propuesta por algunos priístas hacia quienes, según ellos, fueron desleales durante el proceso electoral recién terminado.

Sin embargo, señaló que al momento no se ha recibido solicitud alguna para este procedimiento, aunque en los reglamentos señalan claramente las causas por las cuales se puede expulsar a un militante. Aseveró que se debe interponer una solicitud expresa y por escrito.

Así, solicitó a los inconformes que se atengan a los lineamientos que se establecen en la normatividad del partido, pero “tenemos muy claro quienes pudieran estar violando estatutos y el Código de Justicia Partidaria, es decir, quienes se registraron como candidatos por otros partidos y quienes siendo militantes del tricolor hayan hecho proselitismo a favor de otro instituto político, además de otras causales”.

Finalmente, dijo que al final de una administración siempre se da el caso de algunos trascendidos, pero que él sigue ejerciendo su cargo como presidente del PRI sosteniendo reuniones en municipios, y no ha recibido de manera formal invitación a formar parte del gabinete de gobierno de Alejandro Tello.

Top